Xataka – Sony A7C R, análisis: la joya económica para la élite de la fotografía

La Sony A7C R tiene exactamente el mismo sensor de formato completo y el procesador de la Sony A7R V. Comparte el mismo sistema de autoenfoque con una unidad de procesamiento de IA para mejorar los resultados día tras día.

¿Para qué hacer las cosas sencillas si se pueden complicar para que el usuario no sepa por dónde tirar? En Sony, dentro de la gama de formato completo, tenemos ahora mismo tres familias. Y la última con subdivisiones. Sin embargo, algunas comparten el mismo corazón, el mismo sensor. El lío es mayúsculo para quien se acerca por primera vez al mundo del gigante japonés.

En primer lugar, tenemos la serie 1 (Sony A1), la serie 9 (Sony A9 II) y por último la 7 (Sony A7R V). Esta última familia está dividida en tres: la 7 a secas, la R y la C. Pero falta lo mejor, la serie C está también subdividida en dos, la normal y la R.

Y en esta última es donde nos encontramos este modelo, que como hemos dicho, tiene exactamente el mismo corazón que la 7R V -con limitaciones importantes- y el cuerpo de una APS-C, como la 6700.

Para ofrecer un precio más ajustado, hay que prescindir de varias cosas que convierten a la nueva cámara en una versión reducida. Un modelo con un sensor de gama alta con algunas prestaciones de gama media. ¿Es una buena idea? Personalmente pienso que sí. Solo tienes que ver lo que necesitas para tu día a día.

El mejor resumen que se puede hacer es que estamos ante una Sony A7RV capada. Cada uno tendrá que decidir si esas limitaciones las puede superar.

Ficha técnica de la Sony A7C R

Sony A7C R

Sony A7R V

Sensor

Sensor CMOS Exmor R full frame de 35 mm (35,7 x 23,8 mm)

Sensor CMOS Exmor R full-frame de 35 mm (35,7 x 23,8 mm)

Resolución

Aprox. 61 MP

Aprox. 61 MP

Procesador

BIONZ XR

BIONZ XR

Sensibilidad ISO

ISO 100-32000 (ampliable a ISO 50-102400)

ISO 100-32000 (ampliable a ISO 50-102400)

OBTURADOR

Obturador mecánico/Obturador electrónico

Obturador mecánico/Obturador electrónico

Velocidad de disparo

8,0 fps

10 fps con seguimiento AF/AE completo

Enfoque

Enfoque automático híbrido rápido (enfoque automático con detección de  fases/enfoque automático con detección de contraste) 693 puntos

Enfoque automático híbrido rápido (enfoque automático con detección de  fases/enfoque automático con detección de contraste) 693 puntos

Visor

XGA OLED de 1,0 cm de 2,36 mp

OLED Quad-XGA de 1,6 cm y 9 437 184 puntos

Pantalla

3″, TFT de 1 036 800 puntos, táctil y de ángulo variable

3″, de 2.095.104 puntos, táctil y abatible y con ángulo ajustable

Estabilizador

5 ejes (hasta 7 pasos)

5 ejes (hasta 8 pasos)

Vídeo

XAVC HS 4K: 3840 x 2160 (4:2:0, 10 bits)

XAVC HS 8K: 7680 x 4320 (4:2:0, 10 bits) XAVC HS 4K: 3840 x 2160 (4:2:0, 10 bits)

Almacenamiento

Una ranura para tarjeta de memoria SD (compatible con UHS-I/II)

Doble ranura SD, CFexpress tipo A

Batería

NP-FZ100, hasta 440 disparos aprox. (visor)/530 disparos aprox. (monitor LCD)

NP-FZ100, hasta 440 disparos aprox. (visor)/530 disparos aprox. (monitor LCD)

Dimensiones

Aprox. 124 x 71,1 x 63,4 mm

Aprox. 131,3 x 96,9 x 82,4 mm

Peso (gramos)

515 g ((con batería y tarjeta)

723 g (con batería y tarjeta)

Precio (euros)

3700 €

4500 €

Cámara Evil Sony Alpha 7CR Cuerpo Negra

Como podéis ver, son casi almas gemelas. Lo único que cambia es el tamaño y el peso. Prescinde del fabuloso visor (quizás el talón de Aquiles de este modelo), de la resolución de pantalla, la velocidad de disparo, la grabación a 8K… ¿Es algo imprescindible para el fotógrafo al que va dirigida esta cámara? Quizás lo más importante que echará de menos ese fotógrafo es algo que casi no se señala, que es la sincronización con flash a solo 1/160.

Diseño y ergonomía, una cámara bien diseñada

La serie 7C se vende como modelos compactos con los mismos sensores que la serie 7. El problema es cuando queremos aprovechar la enorme calidad de sus sensores y equiparlas con objetivos de la serie GM. Ahí es donde pierde todo su sentido el tamaño comedido por el volumen de dichos objetivos.

Pero si le ponemos, por poner un ejemplo, un Sonnar T* FE 35 mm F2,8 ZA, estamos ante un modelo realmente pequeño para el día a día. Más tarde veremos la necesidad, o no, de trabajar con objetivos punteros.

El cuerpo es mucho más pequeño. En algún momento me ha venido a la cabeza los cuerpos de la antigua serie NEX, aunque es un calco de la Sony A6700.

Es muy difícil de sujetar con seguridad, sobre todo si trabajas con objetivos voluminosos.

El problema que nos encontramos con estos tamaños es que es muy difícil de sujetar con seguridad, sobre todo si trabajas con objetivos voluminosos. Si tienes las manos grandes, se te pierde la cámara entre ellas. Y aunque el acceso a la botonera es similar a los modelos más grandes, tienes que adaptar los dedos para alcanzarlos (parece ser que ahora incluyen un accesorio para sujetarla mejor).

Y eso que la empuñadura es rotunda, incluso un poco más grande que la Sony A7C. La pantalla no tiene tantos movimientos como otros modelos contemporáneos de la marca, pero si no queremos encarecer el precio, es una de las cosas de las que nos tenemos que olvidar. Por cierto, ¿algún fotógrafo necesita más movimientos de pantalla?

Lo que sí podemos echar de menos es la ausencia del joystick para controlar el punto de enfoque. Cuesta olvidarse de lo bueno. Y tampoco se entiende que no haya hueco para meter una segunda tarjeta de respaldo (porque espacio hay… ¿o estamos ante la novedad de la futurible 7CR II?)

No hay sitio para una segunda tarjeta

Para terminar con el tema de la ergonomía, hablamos del visor. Su posición en el extremo izquierdo del cuerpo recuerda al de las cámaras telemétricas para reportaje. Y es un gusto ver con el ojo libre lo que está pasando en la realidad.

Pantalla, visor y autonomía: una pequeña decepción

Los diseñadores e ingenieros tenían clara su misión. Una cámara con sensor de formato completo y cuerpo de APS-C. Y que sea más económica que su hermana mayor.

Una cámara con sensor FF profesional y cuerpo de APS-C. 

Esto supone olvidarnos de ciertas cosas. Las resoluciones del visor y de la pantalla son inferiores a los que nos habíamos acostumbrado en la gama alta de Sony. Por ejemplo, el visor es idéntico al de la ya antigua Sony A7 III, y por supuesto al de la Sony A6700, con la que vemos cada vez más parecido.

Pantalla y visor

Supone volver a los tiempos pasados, y sabemos todos que nos acostumbramos fácilmente a lo bueno. Es un paso atrás. Pero, por otro lado, tengo que reconocer que la mayoría de las veces lo he utilizado con el trípode, porque es una cámara de paisaje y estudio, así que a muchos les puede interesar más la pantalla de ángulo abatible.

En este caso vuelve a ser la misma que la del modelo APS-C, y en situaciones de mucha luz es difícil ver con claridad. Pero la verdad es que he podido trabajar bien con ella en la mayoría de las situaciones, incluso en días de lluvia sin problema. Y la movilidad que tiene permite jugar con cualquier punto de vista.

La autonomía que se anuncia vuelve a ser conservadora, apenas 530 disparos. Pero durante el tiempo que la he estado probando, con continuas revisiones, clases en la naturaleza y trabajo en la ciudad, he alcanzado con una sola carga más de 700 disparos.

Batería de la cámara

Y es que la batería NP-FZ100, que se presentó hace tiempo ya, sigue ofreciendo una capacidad impresionante en comparación con las de otras marcas. En principio debería aguantar más por la menor resolución de la pantalla y el visor, pero entre que tenía un firmware original y las continuas pruebas a las que se ha visto sometida, solo he podido hacer esos 700 disparos. Eso sí, ha dado mejor resultado que con la Sony A7RV.

El reconocido sistema de enfoque por IA

Hace poco, por cuestiones que no vienen a cuento, he tenido que trabajar con una Canon EOS 6D. Entonces es cuando te das cuenta del verdadero alcance de los sistemas de autoenfoque actuales. Y más si lo comparas con un modelo como el que tenemos entre manos.

ISO 400 f5.6 1/4000

El sistema de enfoque de la Sony A7CR es el mismo que el de la Sony A7RV. Y los 693 puntos de detección de fase consiguen que el foco no sea un problema cuando nos enfrentamos a las situaciones fotográficas a las que está destinada esta cámara.

No es tan rápida como una Sony A1 o una Canon EOS R3, pero para paisaje, arquitectónica, estudio e incluso callejera es perfecta. No la he podido probar en algún evento deportivo, pero cuando quise fotografiar a un perro tras las rejas de su hogar con poca luz, no hubo manera (y tampoco quise enfadar más al perro).

ISO 100 f2.8 1/500

La clave es el procesador específico para la detección de sujetos mediante IA, que permite reconocer el movimiento del ser humano y una gran variedad de sujetos, como insectos o vehículos de todo tipo.

ISO 250 f11 1/250

¿Y en qué se traduce esto para el fotógrafo? Que con solo pulsar el disparador hasta la mitad, todo está perfectamente enfocado siempre que la situación no sea excesivamente rápida.

Es una locura hacer uso del motor, por la cantidad de espacio que supone en la tarjeta, pero el autoenfoque continuo permite seguir a una persona o un vehículo sin perder el foco, tal como estamos acostumbrados en la actualidad.

Secuencia

Pero insisto, esta cámara es perfecta para trabajar con tranquilidad, en paisajes o en estudio. Es increíble cómo enfoca a la perfección al ojo del modelo o al árbol que quieres destacar en situaciones controladas.

La calidad de imagen de la Sony A7CR

Y llegamos al punto más importante de cualquier cámara. Da igual todo lo demás. Lo que queremos los fotógrafos que soñamos con una cámara semejante es la calidad de imagen a la altura de lo que hemos pagado. Y no olvidemos que este modelo nos ofrece lo mismo que la Sony A7R V por mucho menos.

En primer lugar, hay que recordar un par  de cosas que a muchos se les olvida. Cuando tienes un sensor con tantos millones de píxeles necesitas un objetivo que sea capaz de registrar todos y cada uno de ellos. Hay que invertir en objetivos de gama alta si quieres aprovecharlo al 100%.

ISO 640 f8 1/30

En segundo lugar, necesitas disparar siempre con velocidades un punto o dos más rápidas para evitar la trepidación, a pesar del siempre acertado sistema de estabilización. Con estas resoluciones se nota mucho más. Si quieres, puedes hacer la prueba de ver una fotografía levemente trepidada a 1920 px o a la resolución original de tu cámara.

He tenido la fortuna de poder trabajar con objetivos de la serie GM de Sony, como el FE 16-35 f2,8 GM o el FE 50 mm f1,2 GM. Y la calidad de imagen es impresionante al 100%. Cada rama, cada pequeño objeto, se ve a la perfección siempre y cuando hayas enfocado en el lugar adecuado con el diafragma preciso.

FE 50 mm f1,2 GM vs. ZEISS FE 55 mm f1,8 ZA

El problema es el precio. No solo tienes que comprar la cámara, también objetivos a la altura, por lo que es difícil encontrar una ganga. Sin embargo, he decidido probarla con otros objetivos que tenía a mano, más económicos, como el ZEISS FE 35 mm F2,8 ZA, el ZEISS FE 55 mm F1,8 ZA o el Samyang AF 14 mm F2,8.

FE 16-35 mm f2,8 GM vs. Samyang AF 14 mm f2,8

Y salvo por el Samyang (que no está actualizado a su última versión de firmware), tengo que decir que con objetivos de gama media alta, la respuesta es prácticamente perfecta. Los objetivos más económicos no sacan todo el potencial de este sensor de 61 MP.

Estamos ante un sensor apilado CMOS, el mismo que lleva la Sony A7R V. Además, tiene los mismos procesadores, el BIONZ XR y el dedicado al enfoque que hemos comentado más arriba.

Prueba sensor ISO less

Según las pruebas que he realizado, y como no podía ser menos, es un sensor ISO less. ¿Qué quiere decir? Que podemos disparar sin miedo al ruido por la subexposición, por decirlo con pocas palabras. En la fotografía de ejemplo se puede entender mejor. Da igual disparar con una subexposición de 5 pasos que no tienes ruido.

Con las nuevas herramientas de software ya no tiene sentido preocuparse por el ruido. Además, con este reconocido sensor la calidad del color y el rango dinámico se mantienen casi sin variación. Y como podéis comprobar, podemos llegar a 25600 ISO sin grandes aspavientos.

Prueba ISO

Respecto al rango dinámico, a la posibilidad de representar con detalle luces y sombras, el resultado es inmejorable. Como podéis ver en la fotografía de ejemplo, el detalle en ambos extremos es perfecto, sin necesidad de acudir a técnicas de HDR.

ISO 100 f11 1/80

No ha perdido la posibilidad de hacer Pixel Shift, en el caso de que necesitemos el máximo detalle posible. El resultado, de 4 o 16 imágenes, es perfecto, aunque se recomienda trabajar con trípode. Y no queda más remedio que acudir, para lograr el archivo final, a los programas nativos de Sony. Menos mal que son gratuitos.

El vídeo de la Sony A7CR

Para algunos le puede parecer imperdonable este punto. Otros pensamos que no necesitamos más calidad porque sobre todo hacemos fotografía. Y si quedarnos sin prestaciones videográficas supone una rebaja de precio importante, bienvenidas sean.

Esta cámara se olvida de la grabación 8K, pero ofrece grabación 4K a 60 y 50p con un recorte de 1,2x; un perfil S-Cinetone para trabajar posteriormente el color en postproducción; y por supuesto las famosas curvas LOG que permiten sacar adelante los 14 pasos de latitud.

Si lo que te gusta es la imagen fija, ¿para qué queremos tantas posibilidades de vídeo?

No podía faltar ni la estabilización de imagen durante la grabación y el enfoque continuo… Pero si quieres trabajar profesionalmente con el vídeo, existen otras opciones.

Si lo que te gusta es la imagen fija, ¿para qué queremos tantas posibilidades de vídeo en una cámara que solo vamos a utilizar para la fotografía? Esta cámara da lo justo y necesario para los que queremos un poco más de calidad que un teléfono móvil en este aspecto.

Sony A7CR, la opinión de Xataka

Si quieres tener lo mejor para la fotografía de paisaje y pagar menos por ello, esta es tu cámara. Salvo por las diferencias que hemos visto —calidad del visor, espacio para una única tarjeta y la ausencia del joystick— estamos ante una Sony A7R V en escala reducida.

Nos ahorramos 800€ que podemos invertir en un objetivo a la altura. Y encima llevaremos menos peso, casi 200 g que en la montaña se pueden llegar a notar. Para un fotógrafo todo son ventajas.

ISO 100 f10 1/250

Como venimos haciendo últimamente, apuntamos los parámetros con los que hemos trabajado para conseguir los mejores resultados posibles:

Formato de archivo: RAW
Tipo de archivo RAW: Sin comprimir
Rango color: Adobe RGB
Modo de enfoque: AF continuo
Ajuste prior en AF-S y en AF-C: Énfasis balanceada
Área de enfoque: Ancho o Punto Flex. expandid.
Sens Seguim. AF: 3 (estándar)
Sistema AF: Detección de fase AF
ISO: ISO AUTO
Modo medición: Multi
Prior cara mltmedic: Activar
DRO/HDR automát: Desactivar
Estilo creativo: Neutral
Perfil de imagen: Desactivar
Asistencia MF: Desactivar
e-PRim. cortin. obtur. : Desactivar
Liberar sin objetivo: Inhabilitar
Liberar sin tarj. mem.: Inhabilitar
Obt cuando APAGA: Activar
SteadyShot: Activar
Visualiz. en directo: Efecto ajustes activ.

Es un modelo perfecto para los fotógrafos de estudio y de paisaje. Pero tenemos que hacer acopio de tarjetas rápidas y mejorar enormemente nuestro ordenador. A lo mejor, lo que nos ahorramos lo gastaremos en memorias RAM, tarjetas gráficas y discos duros. Pero si buscas hacer grandes ampliaciones, con el detalle más fino, es el sacrificio que tenemos que hacer.

ISO 160 f11 1/40

Es un modelo perfecto para los fotógrafos de estudio y de paisaje.

Probablemente, estemos ante uno de los modelos que serán pasado muy pronto, pues la IA nos dirá —como hacen en los móviles— los colores, el ruido, el contraste y la composición que son buenos. Y puede que nos cueste hacerlo a nosotros mismos.

La verdad es que ya no encuentro que más pueden hacer las cámaras por nosotros, que no sea tomar decisiones. El apartado técnico es muy alto, el rendimiento en cualquier situación es perfecto. Ha estado en un mercado bullicioso, en medio de la lluvia, la niebla y el calor más insoportable. Y siempre ha respondido con creces.

Es una cámara que no me esperaba encontrar. Si pudiera, la metía para siempre en mi mochila y me olvidaba de todas las novedades durante mucho tiempo. Hay pocas cosas más que un fotógrafo clásico necesite… Lo demás hay que aprenderlo.

Cámara Evil Sony Alpha 7CR Cuerpo Negra

El dispositivo ha sido cedido para la prueba por parte de Sony España. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas.


La noticia

Sony A7C R, análisis: la joya económica para la élite de la fotografía

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Fernando Sánchez

.