Xataka – Portugal quiere que todo el mundo declare sus facturas. Para conseguirlo sortea un premio: 35.000 euros

La recaudación tributaria se ha convertido en un reto para los gobiernos de todo el mundo. Según datos de la organización Tax Justice Network, el fraude fiscal aumenta cada año a un ritmo del 1,7%, alcanzando una estimación de 480.000 millones de dólares anuales a nivel global y de 374.000 para los países de la OCDE.

Estas cifras hacen que resulte especialmente importante el control de las grandes fortunas, pero también incentivar la extinción de la economía sumergida en impuestos al consumo como es el IVA.

Para conseguirlo, en Portugal – y en otros países del mundo—, han creado un sistema que convierte las facturas de más de 10 euros en participaciones para una lotería estatal con premios semanales de 35.000 euros y un sorteo especial anual con tres premios especiales de 35.000 y 50.000 euros al año. Para participar, solo tienes que registrar las facturas de los productos y servicios que consumas.

Una idea con más de medio siglo de historia. Aunque es uno de los países que mejor ha implementado esta idea de ‘facturas de la suerte’, la idea no ha sido suya. En 1951 el gobierno de Taiwán creó Fāpiào oFactura unificada. Esta lotería todavía se mantiene vigente y los ganadores pueden consultar los resultados en una página del gobierno.

Taiwán era un país muy dado a pagar en efectivo, por lo que el porcentaje de economía sumergida en el pequeño comercio era muy elevado. El sistema de lotería fiscal consiguió incrementar un 75% la recaudación fiscal del IVA en su primer año de implantación, lo cual se considera un éxito rotundo.

Visto el buen resultado de la iniciativa, otros países con una gran brecha de recaudación intentaron recaudar la medida. En 2002 se instauró en China, integrando un “rasca y gana” en las facturas para conseguir premios.

En Europa la medida se ha probado en distintos países, siendo los más longevos los modelos de Malta (1997), Eslovaquia (2013) Rumanía (2015) y Portugal (2014). Países como Grecia o Italia, con una alta tasa de fraude fiscal en el IVA también optaron por implementar estas “loterías fiscales” a partir de 2018.

‘Fatura da sorte’: pedir la factura tiene premio. El caso de “lotería fiscal” más cercano a España es el de Portugal. Desde 2014, el país vecino añade un número identificativo a cada tique o factura electrónica que se emite con un valor superior a 10 euros. Cada una de esas facturas es una participación para conseguir un premio semanal de 35.000 euros. Cuantas más facturas y tiques se registren, más opciones de ganar el premio.

Además, se realiza un sorteo extraordinario en diciembre a modo de “Lotería de Navidad” en versión fiscal. En este sorteo se ponen en juego tres premios especiales de 35.000 euros y tres más de 50.000 euros.

El registro de las facturas se hace mediante una app disponible para móviles Android y iPhone, por lo que se facilita la participación para el usuario y los números ganadores se dan a conocer a través de una web de la Agencia de Finanzas portuguesa.

¿Está siendo una medida eficaz? La eficacia de la medida depende mucho de la cultura y la idiosincrasia de cada país en la que se implanta. Si bien es cierto que en Taiwán tuvo un éxito rotundo, en otros países como Malta, su uso fue residual durante casi dos décadas con una brecha del IVA que superaba el 29%.

Sin embargo, las cifras de participación dieron un vuelco cuando la medida se acompañó de la posibilidad de deducirse parte de esos gastos, lo cual sí incentivó a solicitar los tiques y facturas y ya que estaban, a participar en los sorteos.

Brecha de IVA de 2020 y 2021 en Europa. Fuente: Comisión Europea

Portugal tomó prestado el modelo de Malta, incluyendo la deducción de los gastos, con lo cual se incentivaba doblemente a pedir una factura para desgravar en la declaración del IRPF. De eso se desprende que el 31% de las facturas que se han emitido corresponden a restaurantes y hostelería, y el 45% en servicios sanitarios. Gracias a ambas medidas la brecha del IVA de Portugal se redujo hasta el 3,6%.

Fraude fiscal del IVA en España. Años de campañas de concienciación y políticas fiscales orientadas a controlar las pequeñas transacciones han hecho que en nuestro país caiga considerablemente el fraude fiscal en la declaración del IVA.

Según los últimos datos actualizados en 2023 por la Comisión Europea, la brecha del IVA de España, que mide la pérdida de ingresos del IVA debido al fraude, la evasión y elusión de este impuesto es de solo el 0,8%, lo cual supuso una pérdida de recaudación de unos 662 millones de euros en 2021. El porcentaje contrasta con los 14.600 millones que perdió Italia, los 8.996 de Rumanía o los 7.460 millones de euros que defraudaron los alemanes en sus facturas.

Importe de la brecha del IVA en Europa en 2021. Fuente: Comisión Europea

Esa incidencia tan baja hace que la implantación de estas las políticas antifraude vayan en otra dirección, y se opte por ampliar la lista de productos y servicios que se acogen a tasas de IVA reducido y monitorizar las transferencias de pequeñas cantidades de efectivo para desincentivar la economía sumergida.

En Xataka | Hacienda pide tener geolocalizados a los contribuyentes a través del móvil: por qué es legal que nos espíen así

Imagen | Pexels (cottonbro studio)


La noticia

Portugal quiere que todo el mundo declare sus facturas. Para conseguirlo sortea un premio: 35.000 euros

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Rubén Andrés

.