Xataka – Microsoft ha sido extremadamente insistente para que usemos Edge. Su cuota de mercado solo ha subido dos puntos

2023 arrancó, entre otras cosas, con un enorme salto por parte de Edge, el navegador de Microsoft, fruto del acuerdo con OpenAI. Integró una versión de ChatGPT a su buscador para cambiar un viejo paradigma: en lugar de introducir palabras clave en una caja de texto, pasaríamos a hacer preguntas en lenguaje natural al buscador. Luego pasó a ser un copiloto para la navegación.

Y llegaron más funciones como la multiventana en una misma pestaña para diferenciarse cada vez más y ganar cuota en un mercado que sigue dominado, de largo, por Chrome, con Safari, Firefox, Opera y la propia Edge recogiendo los restos.

Sin embargo, la cuota de mercado de Edge no ha crecido significativamente, teniendo en cuenta el potencial de sus novedades… y teniendo en cuenta todas las estrategias que Microsoft ha empleado para forzar a sus usuarios a mantenerse en Edge.

12% a costa de…

Veamos cómo ha evolucionado el mercado de navegadores de escritorio en el último lustro, según los datos de StatCounter. Una gráfica en la que se refleja bien lo que decíamos antes: dominio de Chrome, reparto del resto para los demás.

Para entender bien lo que ha ocurrido con esas alternativas, vamos a eliminar a Chrome de la gráfica. Así ha evolucionado esa competencia entre minorías:

Edge, efectivamente, ha crecido. Del 10% de cuota que tenía hace un año al 12% con el que llega a 2024, el cual le permite, gracias a la caída de Safari, ser la segunda opción del mercado. Ahora bien, no deja de formar parte del grupo de navegadores minoritarios y su crecimiento no está, como decíamos, alineado con lo mucho y bueno que ha incorporado en 2023. Como tampoco con los esfuerzos poco sutiles de Microsoft por mantener en él a los usuarios de Windows en particular.

Quédese en Edge y cuénteselo a sus amistades

Por ejemplo, el mensaje disuasorio que ha estado mostrando Bing cuando buscamos en Edge «descargar Chrome». Un banner con el texto «no es necesario descargar un nuevo navegador web. Microsoft recomienda usar Edge para una experiencia web rápida, segura y moderna que puede ayudarle a ahorrar tiempo y dinero».

Imagen: The Verge.

Una vez descargado Chrome, aparecía otro mensaje pidiendo completar una encuesta sobre el motivo por el que hemos querido descargar otro navegador distinto a Edge.

Imagen: The Verge.

Son mensajes que, como explica XDA Developers en un análisis sobre este tipo de avisos, dañan la reputación del navegador, que busca forzar demasiado a permanecer en él, rozando la intrusión. Y no son solo esos, también hay otros en la misma línea, y uno en concreto tiene mucho que rascar. Es el que advierte a sus usuarios de que Edge se ejecuta «con la misma tecnología que Chrome, con la confianza que añade Microsoft».

Ese es un mensaje completamente cierto: Edge, desde hace mucho, optó por usar Chromium, algo que le supuso mejoras inmediatas en rendimiento y compatibilidad, pero a costa de perder varias cosas, como capacidad de control sobre su propio navegador, quedando a expensas de las actualizaciones realizadas por Google, o capacidad de diferenciación frente al resto de navegadores basados en Chromium, que son casi todos a excepción de Safari, Firefox y poco más.

Manifest V3, su última gran actualización, llegó envuelta en polémica por incompatibilidades con extensiones y bloqueadores de anuncios, el ejemplo perfecto de la pérdida de control que supuso el paso a Chromium. No es que aquella decisión fuese incorrecta, simplemente es que aseguraba beneficios pero también acarreaba unos riesgos y unos peajes.

Hay más ejemplos, como la persistencia de Windows considerando a Edge como navegador por defecto para abrir enlaces directamente desde el sistema aunque hayamos escogido otra opción como navegador por defecto. Ya sea una búsqueda en Windows Search o el widget de noticias.

Así y todo, la incorporación de novedades basadas en el acuerdo con OpenAI de principios del año pasado ha hecho que Edge sea un navegador mucho más completo e interesante, con potencial de sobra para que muchos lo valoren incluso por encima de Chrome, algo que parecía una entelequia no hace tanto.

Sin embargo, esa mezcla de buenas propuestas e insistencia excesiva solo se ha traducido en una subida de dos puntos porcentuales en la cuota de mercado.

Imagen destacada | Microsoft, Mockuuups Studio.

En Xataka | Firefox contra todos: el mundo de los navegadores está conquistado por Chromium.


La noticia

Microsoft ha sido extremadamente insistente para que usemos Edge. Su cuota de mercado solo ha subido dos puntos

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Javier Lacort

.