Xataka – Hyundai sabe que la autonomía de los coches eléctricos es un problema. Su solución: baterías de estado sólido

Hyundai ya trabaja en su propia batería de estado sólido. Países como Japón y Corea del Sur están en la carrera por su desarrollo. La densidad energética de este tipo de baterías es prometedora para la mejora del gran reto de los coches eléctricos: su autonomía.

La compañía coreana ha patentado en Estados Unidos lo que denomina como «un sistema de batería de estado sólido con dispositivo de presurización». En lugar de utilizar los clásicos electrolitos líquidos de las baterías de ion litio tradicionales, Hyundai vislumbra un futuro con baterías de estado sólido presurizadas, en las que la presión se mantiene constante en cada celda.

El beneficio del estado sólido. Las baterías de estado sólido son la gran promesa para el coche eléctrico. Estas son la evolución de las baterías de ion litio que acostumbramos a ver en coches eléctricos, y la clave de sus avances reside en su electrolito.

En lugar de ser líquido, estas baterías apuestan por un material sólido. El principal problema del litio es que su material líquido se acaba solidificando con el tiempo, deteriorándose la separación entre los electrodos. Las baterías de estado sólido solventan esta problemática, además de permitir mayor densidad energética en un mismo tamaño.

Hyundai tiene un plan para estas baterías. Hyundai quiere superar algunos de los retos que plantean este tipo de baterías. El sistema que han patentado plantea un escenario en el que las células de la batería están dispuestas en una cámara presurizada por fluido.

Un dispositivo de presurización se encarga de controlar el suministro de líquido, mientras que un grupo de sensores monitoriza presión y temperatura. El objetivo de este sistema es mantener una temperatura de funcionamiento óptima en todo el rango de funcionamiento de la batería.

El reto del material sólido. La patente de Hyundai no detalla el punto clave y principal reto de las baterías de estado sólido: el electrolito que emplea. La elección de este material es el mayor reto que hasta el momento nadie parece resolver. Dar con un material para el electrolito sólido, con conductividad adecuada y facilidades para la producción a gran escala no es sencillo.

La carrera tiene cada vez más candidatos al podio. Nissan fue una de las primeras compañías en hablar de esta tecnología. De hecho, se alió con la NASA para lograr un primer prototipo en 2024 y el primer coche comercial con este tipo de batería en 2028.

El fabricante chino NIO ya ha hecho pruebas con baterías de estado semisólido, y Toyota nos habla de 2027 como fecha objetivo para lanzar su primer vehículo con batería de estado sólido. Nikkei afirmaba con contundencia que «hablamos de baterías con autonomías de unos 1.200 kilómetros».

Imagen | Xataka

En Xataka | Los coches eléctricos con más autonomía que se pueden comprar en 2023


La noticia

Hyundai sabe que la autonomía de los coches eléctricos es un problema. Su solución: baterías de estado sólido

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Ricardo Aguilar

.