Xataka – En 2023 se capturaron solo en Andalucía 50.000 mosquitos transmisores del virus del Nilo. Es un problema

Los mosquitos son, por las enfermedades que transmiten, los animales más letales del planeta. Y algunas de las especies que más riesgo presentan pueden convertirse en parte de nuestro día a día. Si no los controlamos antes.

50.000 mosquitos. La Consejería de Salud y Consumo de la Junta de Andalucía ha hecho balance de su campaña de vigilancia del virus del Nilo Occdental (VNO) durante la temporada de 2023. Uno de los datos que más llamativos es el del total de mosquitos pertenecientes a especies transmisoras de este virus capturados en la comunidad autónoma: 49.629 hembras.

Lo ha hecho a través de trampas instaladas en 26 localizaciones situadas en municipios catalogados como de riesgo bajo, medio o alto.

Campaña de vigilancia. Todo esto se circunscribe a la campaña de vigilancia puesta en marcha por las autoridades para mantener bajo control la incidencia del VNO, el virus causante de la fiebre del Nilo Occidental.

Durante la campaña de la temporada 2023, las autoridades identificaron 42 instancias de circulación de este virus. La primera de las detecciones del virus se produjo a mediados del mes de junio y la última de la temporada el 10 de noviembre. En ambas ocasiones el virus fue hallado en municipios de la provincia de Cádiz.

De las aves a los humanos. Si bien puede “saltar” y afectar a los seres humanos y otros mamíferos, el VNO es un virus que afecta principalmente a aves. En 2023 se detectaron 16 focos de infección en equinos y otros siete en aves, cuatro de ellos en águilas imperiales y el resto en un águila perdicera, un búho chico y un milano real.

Sin embargo las infecciones más considerables fueron en humanos: dos en Andalucía. Uno de ellos se saldó con la muerte del paciente, una mujer de edad avanzada y con patologías previas que falleció en agosto.

Qué es el VNO. El VNO es un virus perteneciente al género de los Flavivirus, al que también pertenecen los virus que causan el dengue, el zika o la fiebre amarilla. La inmensa mayoría (cerca del 80%) de las infecciones en humanos es asintomática, pero la fiebre del Nilo Occidental es potencialmente mortal en el resto de los casos.

En los casos graves, los síntomas derivados de la infección abarcan dolores de cabeza, fiebre, desorientación, convulsiones, estupor y temblores, entre otros. El nombre del virus no hace referencia al río Nilo sino al distrito del Nilo Occitental, en Uganda, donde el virus fue identificado por primera vez en el año 1937.

Mosquitos vectores. El virus tiene un ciclo vital enzoótico (es decir, que se transmite entre animales) y se transmite entre mosquitos (especialmente los del género Culex)y aves, que son consideradas como reservorio de la enfermedad.

Sin embargo este virus puede transmitirse a mamíferos, especialmente a humanos y a caballos. Se habla en estos casos de “hospedadores accidentales” o de “huéspedes finales”, ya que la transmisión no se prolonga una vez alcanzado este eslabón de los mamíferos.

En Xataka | La ‘Era de las Epidemias’ ya ha comenzado: ¿Estamos preparados para enfrentarnos a ellas?

Imagen | CDC/Cynthia Goldsmith / CDC/James Gathany


La noticia

En 2023 se capturaron solo en Andalucía 50.000 mosquitos transmisores del virus del Nilo. Es un problema

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Pablo Martínez-Juarez

.