Xataka – Unos paleontólogos han descubierto algo en el norte de Groenlandia: los enormes gusanos «Timorebestia»

El nombre Timorebestia, con el que han sido bautizados unos nuevos gusanos prehistóricos hace referencia al hecho de que en sus tiempos estaban entre los mayores depredadores de la Tierra. Algo que sin duda nos sorprendería hoy si tenemos en cuenta que medían unos 30 centímetros.

Nueva categoría de depredadores. Un equipo internacional de paleontólogos acaba de dar con un grupo hasta ahora desconocido de depredadores prehistóricos al que han denominado Timorebestia. El nombre puede traducirse a algo así como “bestia terrorífica”, y hace referencia a que se trataría de feroces depredadores de la era geológica en la que habitaron, el Cámbrico.

Estos gusanos recién descubiertos habitaron los océanos de la Tierra hace unos 518 millones de años. Con sus poco más de 30 centímetros de longitud estuvieron entre los mayores animales conocidos del Cámbrico temprano.

Los fósiles de este animal extinto fueron hallados en el yacimiento de Sirius Passet, situado en el norte de Groenlandia. Gracias al buen estado de conservación de estos fósiles, los investigadores han conseguido observar partes específicas de su anatomía, como su musculatura o sistema nervioso. También su sistema digestivo, donde se encontraron con algo poco frecuente: una presa, concretamente un artrópodo del género Isoxys.

Ganglio ventral. Además de la importancia de lo que los investigadores encontraron en su sistema digestivo, hay otros elementos relevantes que pueden ser observados en este fósil. Como el ganglio ventral. Los detalles de este análisis realizado sobre el fósil fueron publicados en un artículo en la revista Science Advances.

Este es un elemento anatómico no muy común, pero que permite por ejemplo situar a Timorebestia como un pariente cercano de los quetognatos (Chaetognatha), con quienes comparte esta característica.

Parientes vivos. Los quetognatos, a los que también se los conoce como gusanos flecha, están entre los animales más antiguos de los que se tiene registro: algunos de sus fósiles tienen más de 538 millones de años (como contraste los fósiles más antiguos de artrópodos tienen entre 521 y 529 millones de años).

Ambos grupos difieren en aspectos relevantes como el tamaño (los quetognatos de mayor tamaño suelen rondar el centímetro de longitud), o su posición en la cadena trófica.

En ambos casos estamos hablando de especies depredadoras, pero si los quetognatos son depredadores secundarios que se alimentan de zooplancton, mientras Timorebestia se encontraba cerca de la cúspide de la pirámide trófica.

Un ecosistema complejo. Todo esto nos enseña que el cámbrico, la era en la que los animales comenzaron a diversificarse, fue complejo en términos de ecosistema. “Nuestra investigación muestra que estos antiguo ecosistemas oceánicos eran bastante complejos, con una cadena trófica que contaba con diversos niveles de depredadores”, señalaba en una nota de prensa Jakob Vinther, uno de los autores del trabajo.

“[Los] Timorebestia eran gigantes de su época y habrían estado cerca de la cima de la cadena alimenticia. Esto los hace equivalentes en importancia a algunos de los carnívoros de los océanos modernos, como tiburones o focas atrás en el periodo Cámbrico”, sentencia  Vinther.

En Xataka | Hemos encontrado dos fósiles de la especie de tortugas más grandes del mundo. Llevábamos 20 años creyendo que eran plantas

Imagen | Bob Nicholls/BobNichollsArt


La noticia

Unos paleontólogos han descubierto algo en el norte de Groenlandia: los enormes gusanos «Timorebestia»

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Pablo Martínez-Juarez

.