Xataka – Roborock S8 MaxV Ultra, análisis: el mejor robot aspirador que he probado es también el que más me abruma

Aunque pudiera parecer que el de los robots aspiradores es un segmento maduro en el que hace tiempo que no hay grandes innovaciones, nuestra experiencia probando los mejores Roborock de los últimos dice lo contrario. Así, el Roborock S6 MaxV se estrenaba con unos ojos combinando el LiDAR para navegar mejor reconociendo objetos, el Roborock S7 MaxV Ultra subía la apuesta añadiendo además una colosal base de autolimpieza para mantenimiento mínimo.

Pero es que la ficha técnica de este Roborock S8 MaxV Ultra suma y sigue: más potencia que nunca, limpieza en caliente del robot y un novedoso brazo robótico para llegar a espacios difíciles que promete mucho. Hemos probado el nuevo este Roborock S8 MaxV Ultra que se postula a ser no solo el mejor de la marca, sino también del mercado, y estas han sido nuestras impresiones.


Índice de Contenidos (9)

Ficha técnica del Roborock S8 MaxV Ultra

ROBOROCK S8 MAXV ULTRA

DIMENSIONES

Robot: 353 x 350 x 103 mm

Base de carga: 419 x 409 x 470 mm

POTENCIA

10.000 Pa

SEGUIMIENTO

ReactiveAI 2.0

Limpieza

DuoRollerRiser Brush

NAVEGACIÓN

LDS

Obstáculos hasta 2 cm

FREGADO

VibraRise 3.0

185 RPM

60ºC

CAPACIDAD

Polvo: 2,5 litros

Agua limpia: 4 litros

Agua sucia: 3,5 litros

Batería

5.200 mAh

180 minutos

(300 metros cuadrados)

Tiempo de carga (<4h)

Compatibilidad

Android / iOS

Matter

NIVEL DE RUIDO

67 dB

FILTRACIÓN

E12

PRECIO

1.499 euros

roborock S8 MaxV Ultra Robot Aspirador Base de Carga Todo en uno, FlexiArm Design, Aspiradora y friegasuelo 10.000 Pa, DuoRoller Riser, VibraRise 3.0, HyperForce, Reactive Al 2.0, Blanco

Tablets, móviles, videoconsolas, portátiles… En Back Market, el marketplace líder en tecnología reacondicionada, encontrarás todo tipo de dispositivos con un descuento de hasta el 60%. Todo renovado por expertos, con 30 días de prueba  y 2 años de garantía.

Consejo ofrecido por la marca


Diseño: no vale con ser premium, también hay que parecerlo

En este apartado de diseño distinguimos dos partes: una para la base y otra para el robot, ya que los cambios en ambos componentes son dispares. Así, mientras que la base sí que ha sufrido una remodelación importante en cuanto a compartimentos y dimensiones, en el robot los cambios son mínimos pero significativos.

En cualquier caso, tanto base como robot aspirador tienen un diseño práctico y funcional que, si bien resulta actual y neutro a los ojos, cabría esperar más habida cuenta de su precio. Sí, es de un plástico robusto y de calidad, como puede apreciarse a la vista y tras semanas de uso donde se ha llevado algún que otro golpe, pero es que eso no es un problema para lucir premium: hemos visto líneas más estilizadas y minimalistas, jugar más con los acabados e incluso simular otros materiales más de gama alta como el metal o la madera. Parece que más allá de buscar la practicidad (que no es poco), tener una apariencia premium no es una de las prioridades de la marca.

Tener una apariencia premium no es una de las prioridades de la marca

En el robot pocas novedades: diseño de cilindro achatado, tres botones para el control (enviar a casa, limpieza localizada y apagado/encendido), la txapela donde alberga el láser (apunte: aquí sí que hay un mínimo intento de buscar lo chic con un acabado que emula el metal), una tapa para acceder al depósito y el botón de reset y la cámara de la parte frontal. Vamos a la parte inferior que es donde están las sorpresas.

Al margen de los clásicos sensores y ruedas donde no merece la pena detenerse demasiado, teniendo delante la review de la generación anterior,  observamos la primera gran diferencia: no tiene cepillo de goma sino dos. Por un lado la goma es un material más resistente al paso del tiempo y a la exposición a los cabellos, resultando más fácil atraparlos y soltarlos después sin deteriorar el rodillo.  Por otro y al duplicar elementos, en una sola pasada permite recoger más suciedad. Resumiendo: este es un fantástico candidato para hogares con mascota, ya que ya te anticipo que anda sobrado de potencia.

La otra gran diferencia está en el cepillo lateral: sigue siendo uno, pero viene integrado en un brazo robótico. Uno de los grandes problemas de los aspiradores es que obviamente no limpian por donde no caben y este modelo supera los 30 cm de diámetro, pero gracias a esta pequeña extensión es capaz de ganar unos centímetros para meterse y pasar esa mini escoba para atraerla a la zona de succión. Asimismo, también cuenta con una minifregona rotatoria en un lateral. En pocas palabras: por fin llega a las esquinas, lugares pequeños y otras rendijas.  Según la marca, con una cobertura de las esquinas por encima del 99%. Finalmente, lleva integrada una mopa de paño rugoso para fregar mejorando el contacto con el suelo.

Terminamos con la base. La de la generación anterior era colosal en todos los sentidos, es decir, por funciones y por tamaño. Este último punto para mí, que tengo un piso de 55 metros cuadrados, era un hándicap. Esta base renovada no solo mantiene las funciones sino que las aumenta y lo hace limando algunos centímetros aunque igualmente sigue siendo un armatoste.

Antes tenía tres compartimentos dispuestos en paralelo al estilo papelera de reciclaje y ahora a la vista solo hay dos: uno para el agua limpia y otro para el agua sucia, ligeramente más grande. Se identifican claramente con el icono serigrafiado en la tapa y vienen con un asa para facilitar la extracción. Un poco más abajo, un LED que informa del estado de la base (errores y desconexiones en rojo, en azul si está todo bien) y una especie de cajón que al abrir deja a la vista la bolsa que almacena la suciedad sólida y un pequeño compartimento para añadir limpiador. Abajo del todo hay una especie de alfombra donde descansa el robot, que impedirá por un lado mojar y ensuciar el suelo y por otro, posibilita su carga y limpieza.

Navegación: era buena, ahora es todavía mejor

Este Roborock S8 MaxV Ultra conserva los elementos de su navegación del modelo anterior, que ya rozaban el sobresaliente: se trata de ReactiveAI 2.0, una combinación de cámara RGB y visor láser con CPU que le ayuda orientarse, navegar y reconocer objetos. La idea es que cuando tiene algo delante, sepa lo que hacer y además recomiende patrones de limpieza.

El algoritmo de navegación está tan depurado que aunque el espacio sea pequeño, si físicamente cabe, se mete

Hay pocas pegas que ponerle a esa navegación, que mantiene sus bazas y minimiza defectos respecto al S7 MaxV Ultra. Es uno de los robots aspiradores que más rápido limpia mi casa requiriendo menos de media hora y además lo hace siguiendo trayectorias lógicas para optimizar pasadas y recorridos, algo que puede verse en el mapa que traza en la app tras las primeras limpiezas. El algoritmo está tan depurado que aunque el espacio sea pequeño, si físicamente cabe, se mete (por ejemplo, en el espacio que hay tras la silla de mi escritorio y las camas de debajo de la cama) y esto lo hacen pocos modelos.  Como tiene iluminación LED frontal, funciona igual de bien de día que cuando hay poca luz.

En ese mapa podemos ver no solo la arquitectura doméstica, sino también obstáculos y su reconocimiento: acierta de pleno con el WC, el sofá, la mesa del comedor y las camas y también con otros más complicados como el cableado o zapatillas, para todo lo demás: un cono genérico. El reconocimiento de objetos le ayuda a poder entender mejor la distribución de la casa y asignar habitaciones con gran acierto.

Al encontrar un obstáculo, se queda delante a unos dos centímetros sin tocarlo y cambia de trayectoria. Lo bueno es que en estas semanas de prueba no me lo he encontrado atrapado bajo la cama tras tragarse cordones y cables, con la faena que supone ante el potencial deterioro de estos o simplemente, que se quede la casa sin limpiar. Asimismo, tampoco se ha subido sobre nuestra báscula con superficie de cristal, lo que podría rayarla. Pero no todo ha sido perfecto: la cortina translúcida roja que cae hasta el suelo se la traga siempre, lo que tras varias pruebas ha terminado con tener que anudarla para evitar el desastre. Asimismo, hay un pequeño desnivel entre las baldosas de la cocina y el pasillo al que le cuesta un poco encaramarse, pero nada grave que entorpezca su recorrido.

Limpieza: cada vez echo menos de menos al aspirador de trineo y la fregona

Ya sabemos su configuración de cepillos y mopas y esa particularidad en forma de refuerzo en miniatura para fregar y del brazo robótico, pero no se acaban aquí las armas del Roborock S8 MaxV Ultra: remata la propuesta una capacidad de succión de 10.000 Pascales (prácticamente el doble que su antecesor) y Vibrarise 3.0, es decir, el sistema de fregado sónico que consiste en un elevado número de vibraciones por segundo de la mopa para facilitar el roce.

En cuanto a opciones de limpieza, ofrece la posibilidad de aspirar y fregar a la vez, solo aspirar, solo fregar, elegir por habitaciones y un Smartplan en el que el robot elige por ti, optimizando sus recursos en función de la suciedad. Centrándonos en el apartado manual, las intensidades que permite regular son:

Aspiración. Silencioso, Normal, Turbo, Máximo y Max +.
Fregado. intensidad frotado y flujo agua: leve, moderado, intenso y extremo.

Nota: en aspiración y fregado se combinan ambos ajustes.

Además en ambos casos es posible configurar pasadas y rutas, que básicamente se traduce en la incidencia de la limpieza (por ejemplo lo normal es la rápida y si vamos a la profunda del fregado, se mueve menos para incidir más). Como ves, hay opciones para aburrir y eso es bueno para una experiencia personalizada, pero también para lidiar con esos percances que pasan de vez en cuando.

Voy a ser sincera: en una casa normal, donde se nos cae el pelo, las migas o la arenilla del pádel, mi sensación es que ese aumento de succión no se nota demasiado en la práctica. Acostumbro a probarlos al máximo posible, modo silencioso y modo normal y según mi experiencia con lo normal es suficiente para limpiezas de mantenimiento en una casa «normal» (vamos, una pareja, una familia o un hogar con mascota).

La gran ventaja de alcanzar ese punto de succión es que he comprobado que es capaz de tragarse un copo entero de maíz y eso está genial para accidentes que suceden de ciento a viento, pero lo habitual será no tener que lidiar con sólidos tan grandes.

Es mucho mejor olvidarse de ajustar modos de forma manual y apostar por el Smartplan

Teniendo en cuenta la ingente cantidad de opciones, es mucho mejor olvidarse de ajustar modos de forma manual y apostar por el Smartplan y que sea el propio aspirador el que vaya variando todo sobre la marcha. Así por ejemplo puedes escuchar perfectamente cómo aumenta la capacidad de succión cuando pasa sobre una alfombra o si tiras un poco de harina en una zona determinada. Además, puede que alguna que otra vez se equivoque, pero suele merecer la pena por ahorrarte todos los pasos.

En general los resultados son buenos y sí, se nota ese bracito: las esquinas están más limpias y si dejamos el suelo despejado de objetos dentro de lo posible, nos va a evitar tener que sacar la escoba (obviamente si hay un espacio de 10 centímetros entre el sofá y la pared y tiene de profundo medio metro, por allí no hay brazo que valga).

¿Y las alfombras? La configuración por defecto activa el modo Turbo, algo que se aprecia con el incremento de ruido al pasar por encima de ellas, si bien es posible cambiarlo para que las evite, ignore, atraviese sin limpiar o poner otros modos de limpieza. Nuestra pequeña alfombrilla del baño ha quedado notablemente más limpiar con la potencia y las pasadas con las que la ha aspirado.

También me ha sorprendido gratamente su fregado. No va a poder sustituir a la fregona si se te cae un plato de puré, pero si lo que hay es un poco de agua de la salida de la ducha o unas gotas de refresco que caen al suelo dejando una mancha seca, puede con ellas gracias a la combinación de agua con líquido limpiador, la textura de la mopa y las vibraciones de alta frecuencia (hasta 4.000 veces por minuto).

Desde luego, ha conseguido que no freguemos a mano nuestro piso en las semanas de prueba simplemente porque no hacía falta: tanto los suelos de parquet como los de baldosas se han quedado limpios de las típicas manchas del día a día.

Autonomía: una batería muy bien optimizada

Esa tremenda capacidad de succión una cara B que resulta interesante en este apartado: va a ser raro ponerlo a los modos más potentes, que a su vez son los que más energía consumen. Como resultado, en la práctica al exigirle menos es más fácil acercarnos más a esos 180 minutos de autonomía prometida.

No obstante, esa autonomía teórica habitualmente se hace en el modo de limpieza más favorecedor para obtener una cifra más alta. A modo de orientación, lo he puesto en modo aspiración a Max+ (el tope) y ha sido capaz de limpiar mi piso de 55 metros cuadrados tres veces y media, es decir, que en ese escenario más desfavorable de solo aspiración ronda queda ligeramente por debajo de los 100 minutos.

Dejando que sea el propio aspirador quien elija la intensidad en función de la suciedad detectada, no malgastaremos batería

Pero el auténtico as en la manga de la batería es el Smartplan. Dejando que sea el propio aspirador quien elija la intensidad en función de la suciedad detectada, no malgastaremos batería poniéndolo a más potencia de la estrictamente necesaria. Así, puede subir la potencia para lidiar con una cocina sucia y rebajarla para un hall que no está especialmente sucio.

En resumen, que aunque tuvieras un piso de 150 metros cuadrados extremadamente sucio, podrías aspirarlo con una sola carga de batería. Vamos, que sirve sin problema para casas de tamaño medio y grande. Teniendo en cuenta además que recuerda dónde se ha quedado limpiando si no tiene batería, con una casa más grande o multiplanta tampoco habría problema.

Cómo es la app: a prueba de techies

A lo largo de esta review ya hemos mencionado varias veces que el Roborock S8 MaxV Ultra es probablemente el robot aspirador más avanzado que hemos probado y eso queda patente en su aplicación. Con un diseño bastante familiar entre el segmento, ni siquiera los colores evitan que en ocasiones haya que leer con atención cada paso por la cantidad de opciones.

Incluso para una persona tecnológica y experta, la app es tan completa que resulta densa

Es cierto que una vez tienes la app de Roborock (disponible gratis en Google Play Store y en App Store), instalada y configurada, tras la primera pasada lo normal será encontrarse con el mapa de nuestra casa y el atemporal botón de ‘play’ para ponerlo en marcha, pero al final no tienes un aspirador tan completo para usar el programa que viene por defecto: podemos elegir cómo queremos que aspire y friegue, activar el Smartplan, ver qué obstáculos ha detectado y cuál es su comportamiento, activar rutinas, modificar los ajustes de limpieza de suelo y los de la base de carga, ver el historial de recargas, elegir qué queremos que haga cuando se encuentra con alfombras, ver en remoto, configurar el asistente de voz, acceder a estadísticas de mantenimiento, gestionar los mapas… incluso para una persona tecnológica y experta la aplicación es tan completa que resulta densa.

La asignatura pendiente de este Roborock es plasmarlo todo en una interfaz más sencilla y aunque se entiende el desafío de plasmar tantas opciones en algo más intuitivo, la realidad es que se echa en falta una resolución más ágil (hay palabras cortadas que no se entienden) y más natual e incluso que pueda configurarse una versión simplificada. Pero si te gusta la tecnología y no te da miedo experimentar, tienes bastante para explorar.

Mantenimiento: cada vez menor y más cómoda

Aunque según mi experiencia los resultados del fregado todavía no están a la altura de la aspiración, no está de más que combine ambas funciones porque así no solo retiramos la mayor parte de sólidos que manchan el suelo, sino también suciedad pegada. Lo malo al combinar sólidos y líquidos es que las mopas de fregar huelen mal, se ensucian rápido y toca meterlas a la lavadora con frecuencia.

Pero el Roborock S8 MaxV Ultra tiene la solución: lava la mopa con agua caliente, consiguiendo que quede moderadamente limpia (no tanto como a la vieja usanza) y sin olores. Esto lo hace gracias a los dos tanques que tiene de agua limpia (que sirve para la limpieza y también para el fregado) y la de agua sucia.

Así pues con su Rockdock (que así se llama oficialmente), nos evitamos lavar la mopa tan a menudo, llenar el depósito de agua con cada fregado y también vaciar el depósito de sólidos, una operación bastante frecuente y que aparte de no ser agradable, puede ser una molestia a nivel de salud si tenemos alergia al polvo, ácaros o mascotas.

Con esta base el mantenimiento es cómodo y mínimo

En estas dos semanas largas de análisis he tenido que vaciar el depósito de agua sucia y llenar el de agua limpia un par de veces por lo que aunque la periodicidad es menor frente a llenar el pequeño depósito del robot, sigue siendo una operación frecuente y desde luego, mucho más cómoda. En cuanto al depósito de sólidos, normalmente habrá que cambiar la bolsa cada trimestre, aunque depende de factores como el grado de suciedad de nuestra casa o lo a menudo que ponemos el aspirador. Resumiendo: con esta base el mantenimiento es cómodo y mínimo.

A partir de aquí, como el resto: desde la app veremos el historial de desgaste de las piezas para poder sustituirlas, están los manuales para saber cómo poder extraer los rodillos de goma (aunque no tiene mucho misterio) o limpiar los sensores.

Roborock S8 MaxV Ultra, la opinión de Xataka

Llevo años diciendo que me costaría mucho gastarme más de 300 euros en un robot aspirador y lo decía con conocimiento de causa: sí, por un lado mi piso es pequeño y no tengo mascotas, por otro por ese precio se puede aspirar a un modelo que navegue bastante bien, que sea potente y versátil.

Dicho esto, la gama alta ha terminado haciéndome cambiar de idea. Independientemente del presupuesto, cada vez más aspiradores demuestran que tiene sentido gastar más e incluso sobrepasar la barrera de los mil euros. Este aspirador es raro que se pierda, tampoco va a causarte estragos en casa y en cuanto a aspiración y fregado, cada vez tiene menos que envidiar al clásico aspirador y la fregona incluso en escenarios difíciles como suelos con baldosas o mascotas.

Si además tenemos en cuenta extras que agradecerán las personas más techies como las rutinas o la adaptación inteligente en función del escenario y sus obstáculos, o la conveniencia de una base que ha conseguido reducir el mantenimiento a tener que quitar y poner un par de cubos cada semana, la realidad es que si quieres tener el suelo limpio con el mínimo esfuerzo y puedes permitírtelo, el Roborock S8 MaxV Ultra tiene todo lo necesario para conseguirlo.

roborock S8 MaxV Ultra Robot Aspirador Base de Carga Todo en uno, FlexiArm Design, Aspiradora y friegasuelo 10.000 Pa, DuoRoller Riser, VibraRise 3.0, HyperForce, Reactive Al 2.0, Blanco

En Xataka | Mejores robots aspirador en calidad precio: cuál comprar en función del uso y seis modelos recomendados

Este producto ha sido cedido para la prueba por parte de Roborock. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas.


La noticia

Roborock S8 MaxV Ultra, análisis: el mejor robot aspirador que he probado es también el que más me abruma

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Eva Rodríguez de Luis

.