Xataka – Privacidad en Android 13: cómo configurarlo para proteger al máximo la privacidad de tu móvil

Vamos a explicarte cómo configurar tu móvil para que proteja al máximo tu privacidad en Android 13, repasando todas las opciones que te ofrece el sistema operativo para que lo consigas. De esta manera, tendrás una noción de todas las opciones y posibilidades disponibles, y podrás decidir cuál de ellas quieres utilizar.

Porque aquí, es importante que sepas que no te estamos diciendo que debes hacerlo todo, ya que cada uno tenemos nuestras preferencias a la hora de valorar cuánta privacidad queremos tener y qué funciones queremos sacrificar. Porque algunos ajustes de privacidad repercuten directamente en las aplicaciones que tengas instaladas en el móvil. En algunos casos, limitar el acceso a determinados datos a una aplicación hará que funcione peor, porque necesita este acceso para poder realizar una u otra acción.


Además, también debes tener claro que la privacidad total no existe en la mayoría de sistemas operativos, ya que en gran parte hay cosas que no depende directamente de ellos sino de cómo utilices Internet. Por eso, nosotros te damos todas las herramientas que puedes utilizar para que luego seas tú quien decida.

Otra de las cosas que debes tener en cuenta es que en la familia Android hay una gran cantidad de capas de personalización con opciones extra o diferentes. Nosotros, en este artículo vamos a centrarnos en las opciones que vienen de serie por Android en su versión limpia, esa que utiliza en los móviles Pixel.

Y por último, antes de empezar recordarte que en Xataka Basics siempre nos gusta saber la opinión y los conocimientos de nuestros lectores. Por eso, si crees que nos hemos dejado fuera alguna opción importante o algún truco que tú conoces, te invitamos a compartirlo con todos los demás en la sección de comentarios.

Revisa el panel de privacidad

Lo primero que vamos a hacer es hacer una revisión general de cómo usan tus aplicaciones sus permisos, y que así puedas detectar esas que puedan estar abusando demasiado de ellos. El hasta qué punto este comportamiento es normal depende de cada app y tipo de permiso. Es normal que una red social acceda a tu cámara o ubicación, pero si es la app de calculadora la que lo hace quizá tengas un problema. Para este primer paso, pulsa en la sección de Privacidad de los ajustes del móvil.

Dentro de la sección de privacidad vas a encontrarte con varias opciones y ajustes de los que hablaremos un poco después. Para lo que queremos mirar ahora, tienes que pulsar en la opción de Panel de privacidad que debería aparecerte arriba del todo.

Entrarás en una pantalla donde vas a poder ver los permisos que han utilizado tus aplicaciones en las últimas 24 horas. Se te va a mostrar en una gráfica para que veas qué permisos se ven más, y podrás pulsar en cualquiera de ellos para ver cuáles son las aplicaciones que más están accediendo a ellos.

Cuando entres a uno de los permisos desde el panel de privacidad, podrás ver la lista cronológica de las apps que han hecho uso de él. De esta manera, tendrás toda la información para detectar si hay alguna aplicación que esté accediendo más de lo debido. Si ves algo así, puedes pulsar en Gestionar permiso para ir a las opciones de gestión de este permiso que verás a continuación.

Gestiona los permisos de tus aplicaciones

El siguiente paso tras detectar posibles abusos notables es el de configurar el acceso a los permisos de todas las aplicaciones, revisando cuáles acceden a cada uno de ellos. Aquí, recuerda que algunas apps pueden dejar de funcionar correctamente si les faltan determinados permisos necesarios para algunas de sus funciones. Para revisar los permisos, pulsa en la sección de Privacidad de los ajustes de Android.

Una vez dentro de la sección de privacidad, tienes que pulsar en la opción de Gestor de permisos. Como su nombre indica, esto te llevará a la sección donde puedes gestionar y controlar el acceso de las aplicaciones a los permisos del móvil y sus datos.

Esto te va a llevar a una pantalla con la lista de todos los tipos de permisos que puede dar tu móvil a las aplicaciones instaladas. En esta pantalla, tienes que pulsar sobre el permiso que quieras configurar para ver las apps que acceden a ellos. Si quieres, puedes configurar primero uno, luego volver y seguir configurando otros. Esta es la lista de todos los permisos que puedes configurar:

Actividad física: El móvil va recopilando tu actividad física, y estos datos los puedes compartir con aplicaciones propias de Google como Google Fit u otras apps de terceros que te ayuden en tus entrenamientos.
Archivos y contenido multimedia: Permiso para acceder al disco duro de tu móvil para poder mirar qué archivos tienes en determinadas carpetas y utilizarlos. Por ejemplo, para obtener las fotos que tienes.
Calendario: Permiso para acceder al calendario de tu cuenta del móvil, y así poder ver todas las citas que tengas y poder añadir nuevas a él.
Cámara: Permiso para poder utilizar la cámara de tu móvil, como por ejemplo cuando vas a sacar una foto utilizando el menú interno de una aplicación de mensajería o una red social.
Contactos: Permiso para poder ver los contactos que tienes en tu agenda y poder interactuar con sus datos. Por ejemplo, cuando en una red social le das a la opción de buscar personas que ya conozcas, utilizará los datos de tus contactos como su móvil para saber si están en ella.
Dispositivos cercanos: Permiso para poder detectar los dispositivos que tienes cerca del tuyo para comunicarte con ellos de forma inalámbrica.
Fotos y vídeo: En Android 13 se han separado los permisos para acceso a contenido multimedia. En este, vas a poder controlar qué apps acceden a las fotografías y los vídeos de tu dispositivo.
Micrófono: Permiso para utilizar el micrófono de tu móvil para hacer grabaciones. Por ejemplo, para que el asistente escuche cuando le hables o puedas enviar mensajes de voz en una aplicación de mensajería.
Música y audio: El segundo control de contenido multimedia. Podrás decidir qué aplicaciones entran a los archivos multimedia que sean de música o de audio.
Notificaciones: Permiso para poder acceder a las notificaciones del móvil y el contenido que haya en ellas. Cuando pulses en una app de la lista, irás a su gestión de notificaciones.
Registro de llamadas: Permiso para poder entrar en tu aplicación de teléfono y ver las llamadas que has realizado.
Sensores corporales: Permiso para acceder a los sensores biométricos de tu móvil, como por ejemplo el escáner de huellas dactilares en el caso de que una aplicación te pida utilizarlo para verificar tu identidad.
SMS: Permiso para leer los SMS que lleguen a tu móvil. Por ejemplo, cuando una aplicación te envía un código de verificación, puede pedirte este permiso para que no tengas que escribirlo a mano y lo detecte automáticamente.
Teléfono: Permiso para poder acceder a la aplicación de teléfono y poder realizar llamadas por ti.
Ubicación: Permiso para acceder a los datos del GPS de tu móvil. Tranquilo, porque ahora entramos en más detalle en este permiso.
Permisos adicionales: Otra serie de permisos que pueda haber introducido el fabricante de tu móvil o que estén sujetos a otro tipo de herramientas menos comunes, como la información sobre tu coche si tienes Android en uno.

Cuando pulses en cada uno de los permisos, vas a ver una lista con todas las apps que acceden a sus datos. Estas apps estarán organizadas entre grupos para los que tienen el permiso concedido y los que no lo tienen. Cuando pulses en una de las aplicaciones podrás configurar su permiso para acceder a este contenido, otorgándoselo o denegándoselo.

A la hora de gestionar los permisos de las apps, tendrás diferentes opciones dependiendo del tipo de permiso. En algunos casos podrás permitir o no permitir acceder a estos datos, pero también habrá permisos que te permitan configurar que Android te pregunte siempre que la app necesite ese permiso concreto, o hacer que pueda acceder a estos datos solo mientras estás usando activamente la app, y no cuando la tengas en segundo plano o uses otra.

También debes saber que la primera vez que abras una app en Android, se te va a pedir que le des los permisos que la aplicación necesite. Dependerá de ti dárselo, pero a partir de hacerlo o no podrás ir al menú que te hemos dicho para configurar o cambiar la configuración de los permisos que quieras.

Oculta tu ubicación precisa

Uno de los permisos que hemos mencionado que tiene una configuración un poco diferente es la de la ubicación. Cuando configuras este permiso en una app, puedes desactivar la opción de Usar ubicación precisa, de forma que la información que obtenga la app sobre el sitio en el que estás solo sea genérico.

Por ejemplo, la aplicación sabrá en qué ciudad o barrio estás, por lo que podrá mostrarte información relacionada con esa zona. Sin embargo, no va a poder saber exactamente la calle y el número. Esto es una gran ayuda para proteger la privacidad, aunque también puede ser un problema si lo configuras en una app de mapas o que necesite esa dirección exacta.

Aquí, mi consejo sería que sólo le des acceso a tu ubicación precisa a las apps que sabes que realmente la van a necesitar para ofrecerte el servicio que necesitas. Para todas las demás, la inmensa mayoría de ellas, es un dato que puedes ocultar.

Desactiva totalmente el acceso a tu cámara y micrófono

Vamos ahora con las opciones que hay dentro de la sección de Privacidad, y que puedes activar o desactivar desde ella misma. Hay dos que son muy rotundas para cuidar de tu privacidad, y que te permiten desactivar el acceso total a la cámara y el micrófono de tu móvil. Esto quiere decir que ninguna aplicación que tengas instalada podrán acceder a ellos.

Esto no es algo tan pensado como para usar en tu día a día, sino más bien para que puedas despreocuparte y saber que no van a espiarte a escondidas cuando estés en una ubicación sensible o en una reunión muy privada. Ninguna app podrá grabar sin que lo sepas, porque simplemente el acceso a la cámara y micrófono estará cortado de raíz.

Oculta las contraseñas según las vas escribiendo

Como medida de seguridad, en Android se van ocultando los dígitos de las contraseñas que escribes. Sin embargo, se se muestra brevemente cada uno al momento de escribirlo, algo que puede ser peligroso en casos extremos, como cuando un malware graba lo que haces en pantalla. Por eso, si quieres un extra de privacidad puedes desactivar el que se muestren brevemente los caracteres cuando estás escribiendo una contraseña.

Para esto tienes que entrar en la sección Privacidad de los ajustes de Android. En ella, desactiva la opción de Mostrar contraseñas que te aparecerá activada por defecto. Si tras hacer este cambio tienes problemas por no tener claro si estás escribiendo bien las contraseñas, podrás activarla de nuevo cuando quieras.

Controla el contenido de las notificaciones

Cuando te llega una notificación, y tienes la pantalla del móvil apagada se te va a mostrar su contenido en la pantalla de bloqueo para que puedas saber qué es lo que ha pasado sin tener que entrar en el móvil. Pero cuando estás con otras personas o te alejas un poco del móvil, que se muestren cosas ahí puede no ser lo mejor para la privacidad. Si quieres cambiarlo, entra en la sección Privacidad de la configuración de Android, y pulsa en la opción Notificaciones en pantalla de bloqueo.

Esto abrirá una pequeña ventana donde vas a poder elegir la opción de *No mostrar ninguna notificación en la pantalla de bloqueo***. De esta manera, evitarás que ojos indiscretos vean que te ha llegado una notificación o el contenido que pueda haber en ella.

Limita los datos que le mandas a Google

Android es un sistema operativo creado por Google, por lo que esta empresa recibe en sus servidores una buena cantidad de datos sobre todo lo que haces en él. Pero si esto te preocupa, puedes decidir qué datos le envías a Google, tanto de ubicaciones como de tus actividades. Para hacerlo, tienes que entrar en la sección Privacidad de los ajustes de Android.

Una vez dentro, si pulsas en la opción de Historial de ubicaciones de Google irás a los ajustes de tu cuenta de Google, donde puedes desactivar el envío de información sobre los sitios a los que vas a Google. Además de desactivar el envío de estos datos, abajo del todo en la página también podrás forzar el borrado de los datos en los servidores para que no se conserven.

Otro de los cambios que puedes hacer es pulsar en la opción de Controles de actividad dentro de la sección de Privacidad. Aquí podrás ver la configuración de tu cuenta de Google, donde puedes limitar los datos que la empresa recopila sobre lo que haces en las apps y las webs que visitas. También puedes desactivar solo cosas concretas como la actividad de lo que haces en tus apps o las grabaciones de audio, consultar todos estos datos o eliminarlos.

Otro de los ajustes que puedes cambiar en la sección de Privacidad es la opción de Uso y diagnóstico. Esto te va a llevar a una pantalla en la que puedes desactivar el envío de datos de uso y diagnóstico a Google. Estos datos contienen información sobre los fallos que tiene Android y lo que estabas haciendo cuando suceden, y Google los utiliza para poder solucionar errores.

Desactiva personalizaciones con tus datos

Las aplicaciones de Android también pueden enviarle tus datos a Google para personalizar sus contenidos. Si no quieres que se comporten así y no te importa sacrificar personalización, desactiva la opción de Personalizar usando datos de aplicaciones dentro de la sección de Privacidad.

Puedes entrar en la sección Inteligencia del Sistema Android o Android System Intelligence. Aquí puedes evitar que tu móvil aprenda de ti para hacerte sugerencias relacionadas con las apps que usa, o para autocompletar palabras en el teclado dependiendo de cómo suelas escribir. Puedes gestionar aquí las recomendaciones de las respuestas inteligentes, o directamente borrar todos los datos que se hayan recopilado.

También puedes entrar en la sección Autocompletar con Google para gestionar la información personal que Android tiene sobre ti para autocompletarla en aplicaciones o webs. Esta información son direcciones, métodos de pago, información personal o contraseñas. En este apartado podrás configurar estos datos pulsando en cada tipo o cómo se sincronizan también dentro de las opciones de esta sección, incluyendo la necesidad de verificar tu identidad con datos biométricos.

Y por último, tienes una sección de Anuncios en la que vas a poder gestionar tu ID de publicidad. Google genera un identificador sin tus datos personales, pero con tus gustos personales para usarlos para servirte publicidad personalizada. Esto es algo que vas a poder gestionar aquí, evitando que las aplicaciones reciban esta información o eliminando tu ID de publicidad para reiniciar los datos.

Revisa los servicios nativos de Google

También vas a tener la opción de revisar y configurar el acceso a tus datos de los servicios nativos de Google. Así, controlarás más aspectos relacionados con funciones de Google dentro de Android. Para ello, tienes que entrar en los ajustes de Android, y bajar hasta pulsar en la sección de Google que te aparecerá casi abajo del todo.

Esto te llevará a una pantalla con una lista de todos los servicios de Google que pueden utilizarse en Android. Muchos de ellos pueden ayudarte a gestionar mejor tu privacidad, pero hay otros que son bastante más secundarios y menos necesarios. Estos son los que tienes disponibles:

Ajustes de aplicaciones de Google: Podrás gestionar todo lo relacionado con las aplicaciones de Google como su buscador o asistente, así como Google Fit y otros servicios, además de las aplicaciones de terceros vinculadas a tu cuenta.
Anuncios: Puedes desactivar la personalización de anuncios, diciéndole a las apps que no utilicen tu ID de publicidad para crear perfiles y mostrar anuncios acorde a ellos. Es lo que hemos configurado en el punto anterior.
Autocompletar: Por defecto está desactivado, pero si lo activas, harás que cuando te llegue un SMS con un código de verificación, este se autocomplete en la aplicación que estés utilizando y para la que lo hayas solicitado.
Configurar y restaurar: Opciones para configurar dispositivos cercanos con los datos de tu móvil Android, restaurar tus contactos o configurar un perfil de trabajo.
Controles parentales: Configura el control parental de Android mediante Family Link.
Datos móviles y mensajes: Tienes opciones para gestionar los archivos de apps compatibles con Drive o el número de teléfono de tu dispositivo.
Dispositivo y uso compartido: Puedes configurar las opciones de servicios o dispositivos que usan los datos compartidos de tu Android, como pueden ser los Chromebooks, Google Cast y otros.
Emergencias : Gestiona el modo de conducción para silenciar notificaciones mientras conduces.
Encontrar mi dispositivo: Te lleva a las opciones relacionadas con poder encontrar tu dispositivo en el caso de que lo pierdas.
Hacer copia de seguridad: Te permite hacer una copia de seguridad de tu dispositivo, y de datos como las aplicaciones, el historial de llamadas, los contactos, los ajustes, las fotos o incluso los SMS para poder restaurarlo después de resetear el móvil o cambiarte a otro.
Panel de juego: Te permite desactivar el panel de juego que aparece cuando inicias algún juego en Android. También puedes hacer que cuando estés jugando no te molesten elementos del móvil.
Personalizar con datos compartidos: Permite que las aplicaciones de Google usen tus datos almacenados del dispositivo compartidos por otras apps para mejorar la experiencia de Android y las sugerencias.

Sobre estas opciones, algunos apuntes. Entrando en Personalizar con datos compartidos puedes desactivar las aplicaciones que no quieras que le envíen datos a otros servicios de Google para personalizar sugerencias y recomendaciones. Vamos, que puedes hacer que estas apps no le envíen a Google tus datos.

Además, entrando en Ajustes de aplicaciones de Google, dentro tienes una opción llamada Aplicaciones conectadas. En ella, tendrás una lista de aplicaciones vinculadas a tu cuenta de Google, pudiendo ver los datos concretos a los que pueden acceder y desvincular las que quieras que dejen de poder hacerlo.

Mira también las búsquedas y el asistente de Google

Dentro de la sección de Google, en Ajustes de aplicaciones de Google también vas a poder entrar en la opción de Buscador, Asistente y Voice. Esto te llevará a una pantalla donde puedes controlar todo lo relacionado con los comandos de voz y el asistente de Google. Aquí tienes todo lo que puedes cambiar en cada una de las opciones de este menú:

Si pulsas en la opción General, podrás desactivar varias opciones como la de guardar las páginas recientes que visitas, desactivar los resultados personales relacionados con otras apps de terceros, o la de autocompletar con tendencias de búsqueda, que recopila las búsquedas que sueles hacer.
Si pulsas en la opción Notificaciones, podrás desactivar todas las notificaciones que te envía Google. Desde las proactivas hasta los recordatorios deportivos o las relacionadas con la meteorología o los desplazamientos frecuentes.
Si pulsas en la opción Ocultar resultados explícitos puedes activar un filtro de búsqueda segura para evitar resultados adultos o inapropiados para menores.
Si pulsas en la opción Resultados personajes puedes hacer que la búsqueda de Google arroje resultados relacionados con la información de tu cuenta de Google.
Si pulsas en la opción Gestionar tus intereses, puedes gestionar las cosas que te interesan para que Google las tenga en cuenta a la hora de ofrecerte sugerencias o noticias.
Si pulsas en la opción Asistente de Google podrás configurar Google Assistant, desde sus rutinas hasta los resultados personales o los recordatorios.
Si pulsas en la opción Voz, podrás gestionar tus idiomas, aplicar filtros para palabras malsonantes o desactivar el poder grabar audio a través de dispositivos Bluetooth. También podrás desactivar la detección del comando OK Google con el que invocar al asistente, de forma que el móvil no esté escuchando hasta oírtelo decir.
Si pulsas en la opción Ubicación precisa, podrás gestionar si quieres que la aplicación de Google tenga tu ubicación precisa.
Si pulsas en la opción Idioma y región, podrás configurar el idioma de tus búsquedas y la región. Por defecto Google detectará tu región cuando le pidas cosas con comandos de voz, pero esto lo puedes cambiar para poner cualquier otra.
Si pulsas en la opción Información, verás la información de las condiciones de servicio, política de privacidad, avisos legales y las licencias de código abierto.

La opción de Asistente de Google merece que nos detengamos un poco más en ella. Dentro de ella podrás controlar todo lo relacionado con el asistente, como la manera en la que quieres que te llame o las listas de compras o unidades de tiempo. Aquí, es importante que pulses en Tus datos en el asistente.

Entrarás en una página donde puedes ver los datos que ha estado utilizando tu asistente, y también la información que Google ha estado recopilando sobre ti. Son dos tipos de actividad con botones independientes, que te permitirán gestionar o eliminar esta información, o configurar el borrado automático de estos datos cada determinado tiempo.

Desactiva la opción de encontrar dispositivo

En tu móvil tienes una opción de Encontrar dispositivo que sirve para poder localizar dónde está tu móvil en el caso de que lo hayas perdido. Pero claro, para funcionar necesita enviarle de forma constante a Google tu ubicación, algo que quizá no te apetezca. Si no quieres enviarle estos datos a Google, entra en el apartado de Seguridad de los ajustes de Android, y pulsa en la opción de Encontrar mi dispositivo.

Entrarás en una pantalla que te permite entrar en la app o la web de búsqueda de dispositivos. Aquí, puedes desactivar la opción Usar Encontrar mi dispositivo si no quieres que Google siga recibiendo su ubicación, aunque recuerda que al hacerlo la función dejará de estar operativa, y si lo pierdes no podrás saber dónde está para recuperarlo.

Desactivar envió de muestras en Google Play Protect

Lo que vamos a hacer ahora es peligroso. La tienda de apps de Android tiene una especie de antivirus, y para que funcione recopila muestras de las apps que tienes instaladas para encontrar malware. Si tienes otro antivirus y no quieres enviarle estos datos a Google, puedes desactivar la opción, aunque dejando más desprotegido el móvil. Para ello, abre Google Play y pulsa en tu imagen de perfil para abrir el menú, donde tienes que pulsar en la opción de Play Protect.

Esto te lleva a la pantalla del sistema de seguridad de Google Play. En él, verás si todo está correcto o si ha encontrado alguna amenaza. También te informa de su funcionamiento. Para desactivar los análisis periódicos, pulsa en el botón de configuración arriba a la derecha, el que tiene el icono de la rueda dentada.

Irás a una pantalla con dos opciones. Primero desactiva la opción Analizar aplicaciones con Play Protect para dejar de permitir que la aplicación analice tu móvil. Y luego, si quieres también puedes desactivar el envío de aplicaciones desconocidas para que Google tampoco sepa lo que instalas más allá de su tienda oficial. Te repito, a cambio perderás una capa de seguridad.

Cifrado del móvil y ajustes específicos de tu fabricante

También es importante que compruebes si está activo el cifrado de tu móvil. Esto es algo que suele venir activado por defecto en la mayoría de dispositivos, aunque por si acaso, no está de más echarle una ojeada. Lo tienes en la sección Seguridad de los ajustes de Android, pulsando en Avanzado y luego a Cifrado y credenciales. Aquí, asegúrate que el móvil esté siempre cifrado.

Y por último, también debes saber que cada fabricante de móviles puede tener sus propios ajustes específicos de privacidad, ya sea para complementar esos de los que te hemos hablado en este artículo como para sustituirlos por otros. Por eso, conviene que también los revises, ya que puede haber opciones como la de desactivar el envío de estadísticas de uso al fabricante, así como el envío de datos de lo que haces con los que luego mejoran la asistencia del dispositivo.

Considera usar DNS o VPN

Si quieres maximizar al máximo tu privacidad a la hora de conectarte a Internet desde el móvil, hay dos aspectos que pueden ayudarte en Android: configurar una VPN y el bloqueo por DNS. Las redes VPN ayudan a ocultar tu dirección IP real cuando te conectas a Internet, pudiendo incluso fingir que estás conectado desde otro sitio.

Mientras, utilizar una DNS diferente a la de tu operadora ayuda a maximizar la privacidad, aumentar la seguridad ante ataques o evitar los bloqueos de tu operadora puede interesarte. En Xataka Basics ya te hemos propuesto una lista con las mejores DNS de 2019 para que elijas la que más te convenza.

Para utilizar cualquiera de estas dos opciones, tienes que entrar en la opción Redes e Internet de los ajustes de tu Android. Aquí podrás pulsar sobre las opciones VPN o DNS privado, y pasar a configurar esa sobre la que hayas pulsado.

Para momentos puntuales en los que no quieres que se sepa nada sobre ti ni que tu móvil envíe ninguna señal, también tienes la opción de activar el modo avión. Este modo hará que no tengas Internet, pero puede ayudarte en momentos puntuales, aunque recuerda que cuando lo reactives es posible que tu móvil le cuente a Google lo que has ido haciendo mientras lo tenías con este modo. Lo tendrás en la pantalla de acciones rápidas de Android, o en las avanzadas de Redes e Internet junto a la VPN y DNS.

Configura el bloqueo de tu móvil

Y por último, uno de los aspectos de seguridad más importantes y básicos del móvil, que también es importante para mantener tu privacidad. Es importante elegir un método de bloqueo del móvil, para que cualquiera que coja tu móvil de la mesa no pueda entrar en el sistema operativo y mirarlo todo. Para esto, entra en la sección de Seguridad de los ajustes de Android, y dentro pulsa en la opción de Bloqueo de pantalla para acceder a métodos para bloquearla con determinados tipos de clave o patrón.

Aquí tendrás diferentes opciones. Deslizar es el peor bloqueo que puedes hacer, y no es nada recomendado porque no bloquea nada, sólo tienes que deslizar el dedo para entrar al móvil. **Lo mejor es que **pulses en las opciones de Patrón, PIN o *Contraseña*****, y que sigas los pasos para configurar el método que más te convenza de ellos. Así por lo menos, si alguien tiene tu móvil tendrá que adivinar lo que hayas puesto para entrar. Si eliges contraseña, recuerda nuestros consejos para hacer una contraseña fuerte.

También verás que vas a tener la posibilidad de bloquear el móvil con Huella digital o Desbloqueo facial. Aquí, en el caso del desbloqueo facial es importante que tu móvil tenga opción de detección de ojos abiertos, para que alguien no pueda utilizar una foto tuya o desbloquear el móvil con tu cara mientras duermes.

Más allá de Android, cosas a tener en cuenta

Con todos estos pasos y consejos que te hemos dado vas a poder hacer que tu móvil recopile y difunda la mínima información posible sobre ti. Pero esto no convertirá tu móvil en completamente privado, ya que no evitará que otros servicios o aplicaciones recopilen y difundan estos datos o muchos otros. Por ejemplo, cuando navegas en Internet o a la hora de utilizar una aplicación concreta.

Por ejemplo, a la hora de navegar es importante tener un navegador que cuide de tu privacidad. Puedes intentar configurar Chrome para que intente respetar más tu privacidad, o probar algún navegador alternativo. Son especialmente interesantes algunos navegadores creados para proteger tu privacidad, como puede ser el caso de alternativas como Firefox Focus.

Otro aspecto a tener en cuenta es el de los buscadores que utilizas en Internet. Google le manda tus datos de búsqueda a Google, Bing se los manda a Microsoft, y así la mayoría de los principales puede comprometer tu privacidad. Sin embargo, existen algunas alternativas que sí que intentan cuidar al máximo el que no se te rastree en Internet.

Además, también es importante tener cuidado con las aplicaciones que te instalas. Ya no sólo por los permisos que se les pueda dar, ya te hemos explicado cómo gestionarlos, sino porque algunas podrían hacer más de lo que te dicen e incluir algún tipo de sistema que rastrea lo que haces. Fíjate bien en la descripción de cada una y en los comentarios que pueda tener en la tienda de aplicaciones, y si ves algo sospechoso busca alternativas.

Pero siempre hay algunas aplicaciones de las que no puedes prescindir, y en esos casos lo mejor es que revises las configuraciones de privacidad individuales de cada app. Por ejemplo, nosotros ya te hemos explicado cómo evitar que Google Maps guarde un historial con todas tus ubicaciones, cómo mejorar tu privacidad en YouTube, o cómo hacer más privada tu cuenta de Instagram. Pero con el resto de aplicaciones, tendrás que ir revisando sus configuraciones.


La noticia

Privacidad en Android 13: cómo configurarlo para proteger al máximo la privacidad de tu móvil

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Yúbal Fernández

.