Xataka – LG Ultra 15 (2021), análisis: lo diferente sigue siendo la máxima de LG en portátiles

LG no es un fabricante que tenga un catálogo de portátiles variado y su estrategia va más encaminada a ofrecer productos muy concretos que cuesta encontrar bajo otras marcas y destinados a un público muy concreto. Así ha sido desde sus inicios y así se mantiene.

El LG Ultra 15 cumple a la perfección esa máxima: es un portátil único que casi parece de otro tiempo pero perfectamente puesto al día entre otros componentes con los últimos procesadores de Intel. Lo hemos puesto a prueba para conocerlo a fondo.


Ficha técnica del LG Ultra 15 (2021)

LG Ultra 15 (2021)

DIMENSIONES Y PESO

362.2 x 246 x 19.9 mm
1,9 kilos

PANTALLA

IPS 15,6″ FHD (1920×1080 px) // 300 nits

PROCESADOR

Intel Core i7-1165G7

GPU

Nvidia GeForce GTX 1650 Ti

MEMORIA RAM

16 GB DDR4 a 3.200 MHz

ALMACENAMIENTO

512 GB SSD (NVMe)

SISTEMA OPERATIVO

Windows 10 Home 64

BATERÍA

80 WHr (carga propietaria)

CONECTIVIDAD

WiFi 6
Bluetooth 5.1

PUERTOS

1 x USB Type-C (Thunderbolt 4 / Displayport)
3xUSB-A (3.2 Gen2)
1 x HDMI
1 x RJ45
1 x microSD
1 x Audio Combo Jack

OTROS

Altavoces estéreo DTS: X Ultra

PRECIO

Desde 1199 euros

LG Ultra 15U70P-J.AA78B Intel Core i7-1165G7/16GB/512GB SSD/GTX 1650 Ti/15.6″

Un diseño que busca ser práctico ante todo

Aunque el LG Gram es el portátil más conocido del gigante asiático, no es el único en su cortísimo catálogo. El LG Ultra 15 es su segundo pilar, basado en la misma idea: ofrecer algo que no tengan el resto de marcas.

LG solo tiene dos modelos de portátiles. El LG Ultra es el menos conocido pero también tiene su segmento concreto de mercado

Efectivamente, basta echar un vistazo rápido al LG Ultra 15 para darse cuenta de que no es un portátil al uso. No al menos a nivel de diseño si observamos su apariencia demasiado sobria y buscando sobre todo la robustez. Apenas hay licencias más allá de la muesca en los laterales para mostrar su alianza con Nvidia para la parte gráfica. Todo lo demás es sobriedad al máximo, incluidos los colores disponibles.

El LG Ultra 15 es la versión intermedia de la gama, que cuenta también con modelos de 13 y 17 pulgadas. Como portátil todoterreno para casa o la oficina encaja bastante bien, pero no te enamorará a primera vista.

Pese a lo robusto del LG Ultra 15 y su considerable grosor de 2 cm, el peso del equipo no es excesivo. Hablamos de 1.9 kg para un portátil con buenos acabados (aluminio mecanizado de alta resistencia) y una diagonal de pantalla de 15.6 pulgadas.

El diseño, más sobrio imposible

Conectividad muy variada

El grosor de 2 cm se agradece mucho cuando hablamos de conectividad. Es uno de los puntos destacados de este portátil de LG.

Sin salidas de refrigeración en los laterales, toda su longitud queda liberada para dotar de conectividad a este equipo. En el lado derecho disponemos de un cierre de tipo Kensington, un puerto Ethernet, dos puertos USB-A 3.2 y una ranura para tarjetas microSD.

La conectividad incluye incluso un puerto Ethernet

Ya en el lateral izquierdo no encontramos las principales salidas de vídeo representadas por un puerto HDMI y un USB-C (Thunderbolt 4/DisplayPort) además del conector propietario para la carga, el puerto de auriculares y un tercer puerto USB-A. También encontramos en este lateral los LEDs de indicación del estado de portátil, tanto de funcionamiento como de carga y batería.

Un puerto USB-C extra ni hubiera venido mal

Del apartado inalámbrico hay que mencionar que este LG Ultra 15 ofrece conectividad WiFi 6 (AX201 de doble banda) y Bluetooth 5.1.

Algo que sorprende de este LG Ultra 15 y que me parece un fallo importante es la ausencia de un lector de huellas que nos permita identificarnos con seguridad y comodidad. Es algo ya demasiado habitual en la mayoría de portátiles que analizamos en Xataka como para que su ausencia pase desapercibida o no penalice a un equipo que justo en estos detalles es donde debe destacar.

Amplia pantalla reforzada con sonido inmersivo

Si cuando nos planteamos la compra de un nuevo portátil, la portabilidad máxima no entra en la ecuación ni tiene demasiado poder de decisión, contar con una buena diagonal es un extra cotizado y que cuesta encontrar en equipos básicos.

El LG Ultra 15 no hace una apuesta por una pantalla de alta resolución y se queda en un panel 1080p demasiado estándar para el mercado profesional

Este LG Ultra 15 ofrece una diagonal de pantalla clásica entre las clásicas: 15.6 pulgadas. Con un panel IPS y resolución de 1080p, no hay nada más destacable en la pantalla del LG Ultra 15 excepto el buen equilibrio y calidad global de la misma.

El panel es brillante, con el consiguiente sufrimiento con los reflejos, pero la reproducción de contenido y labores de trabajo y ocio se realizan con comodidad, estando el brillo máximo fijado en 300 nits y con un buen contraste. La fidelidad del panel, NTSC 72%, no da para grandes alardes para tareas específicas pero ofrece una correcta calibración de fábrica.

La pantalla, más allá de la diagonal, no es lo más destacable de este LG Ultra 15

En el apartado de sonido LG presume de tecnología Dts:Ultra X para conseguir una experiencia sonora más inmersiva. Pero se ha quedado a medias debido a que el sistema de altavoces, aunque es suficientemente potente, ofrece un sonido demasiado plano y centrado en las frecuencias medias, sin que destaquen ni los tonos agudos ni tampoco los graves.

Si pasamos a los auriculares, para los que tenemos un puerto de 3.5 mm, la experiencia de sonido envolvente mejora, pudiendo en las opciones de la aplicación correspondiente personalizar y ajustar el efecto.

Lo último de Intel con un pequeño extra de Nvidia

Si con el exterior del LG Ultra 15 podríamos dudar sobre lo actual del equipo, el interior nos saca bastante de dudas. LG ha actualizado el modelo del año pasado con la inclusión de los procesadores Intel de 11ª generación, algo que en el sector supone la puesta al día de un equipo aunque no haya otras novedades.

El LG Ultra 15 suma una gráfica dedicada a los Intel Core i7 para conseguir un mejor rendimiento en tareas creativas

En este LG Ultra 15 2021 contamos con una sola configuración basada en el procesador Intel Core i7-1165G7 (hasta 4.7 GHz, Cache 12MB) combinada con la gráfica Nvidia GeForce GTX 1650Ti (VRAM GDDR6 de 4 GB dedicados) y 16 GB de memoria RAM. Con esta base, el LG Ultra 15 se posiciona tanto para el mercado de consumo generalista como el profesional básico que no requiere de una gran capacidad de procesamiento a nivel de gráficos pero sí cierta solvencia garantizada por la gráfica dedicada de la gama de entrada.

El equipo, sin permitir una ampliación clásica, sí que admite variar la memoria RAM de una de las dos ranuras que trae (8 GB van soldados a placa y los otros dos 8 GB podemos sustituirlos) así como alcanzar hasta 4 TB de memoria interna usando la segunda ranura M.2 (2280), la cual viene vacía. La primera, también M.2 está ocupada por un SSD de 512 GB de capacidad que nos ha ofrece un buen rendimiento:

La potencia bruta del LG Ultra 15 no ha resultado sorprendente en los test sintéticos habituales de nuestras pruebas con este tipo de equipos. En Cinebench R23 supera los 1500 puntos en la prueba de un solo núcleo y los 4500 puntos en el test MultiCore. En PCMark, este LG Ultra 15 alcanza los casi 25000 puntos en Night Raid y los 5000 y 5800 en Home y Work respectivamente.

En el apartado gráfico, este LG Ultra 15 cuenta con una básica Nvidia GeForce GTX 1650 Ti que le permite un desempeño solvente en tareas gráficas. En 3DMark Time Spy alcanzó los 3650 puntos.

En funcionamiento, el LG Ultra 15 se mantiene casi todo el tiempo en silencio. Incluso cuando los ventiladores hacen acto de presencia, su es esporádico y todo ello con una sonoridad bastante reducida. Tampoco el calor generado, muy poco incluso en sesiones de trabajo intensas, supone problema alguno en este LG Ultra 15 analizado.

Aunque ya puede actualizarse a Windows 11, el modelo que hemos analizado se mantenía con Windows 10 Home y una buena carga de aplicaciones asociadas a LG y centradas tanto en la reproducción de contenido (PowerDVD, PhotoDirector, PowerDirector …) como en la gestión del equipo.

En este campo nos encontramos con el LG Control Center, que aglutina aspectos de gestión del equipo tal como la energía, seguridad/actualizaciones, pantalla, configuración de algunas funciones del ordenador o información del sistema.

Batería como razón de ser del portátil

El LG Ultra 15 cuenta con una batería de 80 Wh que se carga vía conector propietario. Es de grandes dimensiones y pesado, nada adecuado para llevar de un lado a otro. Pese a ello, este portátil de LG tiene a la autonomía como uno de sus puntos destacados sobre el papel.

Aunque la marca asegura una autonomía de hasta 14 horas en condiciones ideales, nuestras pruebas se han quedado algo alejadas de esas cifras pero por otro lado ha sido en unas condiciones de uso más realistas y acordes con los usos del equipo. Con la conectividad todo el tiempo en uso, pantalla alrededor del 40% de brillo y tareas tanto de navegación web como de ofimática, reproducción de contenido y algo de edición de foto y creación de imágenes vectoriales, el LG Ultra 15 ha promediado entre 7 y 9 horas de autonomía.

Teclado completo … a medias

Que estemos ante un portátil con pantalla de 15.6 pulgadas nos permite disfrutar de un teclado completo, algo que tampoco es sencillo de encontrar en equipos de menos diagonal o tipo ultrabook.

Del teclado del LG Ultra 15 esperábamos algo más que la inclusión de la parte numérica

Sin embargo, todo el espacio disponible no ha sido especialmente bien aprovechado, resultado en teclas ligeramente más pequeñas de lo esperado y sobre todo una distribución y ausencia de teclas específicas que creemos que podría haberse resuelto de otra manera. Llaman especialmente la atención el Enter tan reducido o el cambio de situación de funciones.

Si obviamos la distribución, el teclado, una vez acostumbrados a él, resulta cómodo, contando con un recorrido correcto, sonoridad reducida aunque la respuesta me ha resultado demasiado brusca.

El teclado sí que incluye una buena retroiluminación con dos niveles de intensidad y que permiten una visualización adecuada cuando hay poca luz. En cuanto al touchpad, su superficie permite un manejo muy preciso de los movimientos, gestos y clics, aunque esperábamos algo más de tamaño por las dimensiones del portátil.

LG Ultra 15 (2021), la opinión y nota de Xataka

LG no ha defraudado en su apuesta de este año con la renovación de su modelo menos conocido en el mercado: el LG Ultra 15. El diseño básico, sin ninguna concesión más allá de buscar mucha robustez, no lo convierte en un equipo atractivo visualmente ni manejable para transportar día a día.

El LG Ultra 15 se centra en ofrecer un equilibrio en casi todas sus facetas, especialmente en autonomía, conectividad y rendimiento, aunque tiene margen de mejora el teclado, grande pero menos aprovechable por espacio del que hubiéramos esperado. Como todo el catálogo de LG, estamos ante un equipo muy específico tanto en comportamiento como en el objetivo de cliente.

8,3

Diseño8
Pantalla
8,25
Rendimiento8,75
Teclado/trackpad8
Software8,75
Autonomía8,75

A favor

Conectividad amplia y variada
Autonomía correcta
Buen equilibrio entre potencia y características

En contra

Había espacio para ofrecer algo más que un teclado numérico
Sonido plano para un equipo de estas dimensiones
Diseño básico

LG Ultra 15U70P-J.AA78B Intel Core i7-1165G7/16GB/512GB SSD/GTX 1650 Ti/15.6″

El ordenador ha sido cedido para la prueba por parte de LG. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas


La noticia

LG Ultra 15 (2021), análisis: lo diferente sigue siendo la máxima de LG en portátiles

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Javier Penalva

.