Xataka – Las chimeneas de Netflix arrasan en audiencias. Qué hay detrás del éxito más repetido del streaming en cada Navidad

Algunos usuarios de Netflix se han topado (y lo han expresado en redes sociales, como es el caso de la popular escritora y periodista Pilar Eyre) con la ‘Chimenea en tu hogar’ de Netflix copando el número uno de las «series» más vistas en España. Por chocante que suene, tiene sentido: muchos usuarios pondrían la chimenea para acompañar la cena de Navidad. Al fin y al cabo, entre eso y ‘Telepasión’, muchos espectadores preferirían el suave crepitar del hogar en 4K, que se prolonga durante 60 minutos.

En Netflix hay tres contenidos de este tipo: ‘Chimenea en tu hogar’, la variante ‘Chimenea en tu hogar: Los chisporroteos de la madera de abedul’ y ‘Chimenea para tu casa’ (que tiene música incluida, de tono levemente navideño aunque no son estrictamente villancicos). A ellos se le suma la chimenea de ‘The Witcher’, una excentricidad que no deja de ser una chimenea más, pero en una especie de inmenso brasero de metal, al estilo de la ambientación mágico-medieval de la serie y con banda sonora ad hoc. Netflix tiene incluso, para promover el cachondeo, un falso tráiler y un falso making of.

La prueba de que las chimeneas son un éxito no hay que buscarla en la multiplicidad de chimeneas en Netflix, sino por una parte, en los imitadores que les han salido. HBO Max tiene las suyas propias: las tuneadas ‘Tu chimenea en Hogwarts’ y ‘Tu chimenea en Poniente’, ambas haciendo referencia a dos de las propiedades estrella de Warner, ‘Harry Potter’ y ‘Juego de Tronos’. Quien riza el rizo es Disney+, que tiene dos chimeneas inspiradas en ‘Frozen’, una animada y otra con estética de recortable. Es una pena que Netflix no haya caído en que tenía en su haber para este año una chimenea potencialmente inolvidable: ‘Miércoles‘.

No son las únicas plataformas: en Youtube las propias chimeneas abundan, con variantes que solo se puede permitir la plataforma, como vídeos de 10 horas ininterrumpidas en 4K. Canales como el recientísimo Fobos Planet están consagrados a las chimeneas, con emisiones en directo que garantizan troncos chisporroteando las veinticuatro horas del día. El canal está especializado en vídeos relajantes, y hay fogatas en bosques, arroyos, cascadas, y paisajes lluviosos entre muchas otras variantes. Incluso tiene making ofs de cómo se graban estos vídeos (que nadie espere dramáticas revelaciones: no tienen mucho misterio).

Chimenea: Origins

Netflix no ha inventado. De hecho, hay un inventor muy concreto: la cadena de televisión neoyorquina WPIX-TV arrancó en 1970 con una emisión el 24 de diciembre como una especie de tarjeta de felicitación para los espectadores. Duró tres horas y tenía este aspecto: en realidad se trataba de un loop de 17 segundos y estaba rodada nada menos que en la casa de un alcalde, con acompañamiento musical de distintas canciones navideñas de Nat King Cole.

La emisión fue un éxito y además tuvo una repercusión muy bienvenida: los trabajadores del canal pudieron descansar y pasar la Nochebuena con sus familias. La chimenea desapareció en los noventa, pero volvió a las pantallas de WPIX-TV debido a la insistencia de los espectadores. Los imitadores proliferaron y a partir de los ochenta se pudieron alquilar VHS y, más tarde, DVD-ROMs con chimeneas para las televisiones y ordenadores (¿alguien recuerda la de 1985 para promocionar la tarjeta gráfica EGA?). Toda una industria en torno al que sin duda es el vídeo de culto más extrañamente navideño de todos los tiempos.

Cabecera: Netflix

En Xataka | Así es la chimenea de Ekibastuz GRES-2, la más alta del mundo: 420 metros de largo y 60.000 toneladas de peso


La noticia

Las chimeneas de Netflix arrasan en audiencias. Qué hay detrás del éxito más repetido del streaming en cada Navidad

fue publicada originalmente en

Xataka

por
John Tones

.