Xataka – La vida en la Tierra vivió un espectacular cambio hace 540 millones de años. Tenemos una nueva explicación del porqué

Debemos la vida en la Tierra tal y como la conocemos al campo magnético del planeta. Es este elemento el que nos protege de parte de la radiación emanada por nuestra estrella y de los vientos solares y. Unos vientos que habrían hecho desaparecer el agua de nuestros océanos como ocurriera en Marte.

Pero también podríamos deber la vida y como la conocemos a su debilitamiento.

Hace 591 millones de años. La explosión cámbrica podría haber tenido este paradójico origen. Según una nueva investigación, el debilitamiento del campo magnético de la Tierra hace unos 591 millones de años podría haber resultado instrumental para el aumento del nivel de oxígeno ocurrido al final del periodo Ediacarano.

Explosión de la vida. El periodo Ediacarano es la última de las fases del Precámbrico y precedió a una era de notoria expansión de la vida en la Tierra, la llamada “explosión cámbrica”. Se estima qu la vida en la Tierra había comenzado miles de millones de años antes, pero este fue el periodo en el que se diversificó.

Fue en este periodo en el que la vida compleja evolucionó y en el que los distintos filos taxonómicos en los que clasificamos las especies de animales que conocemos hoy comenzaron a diferenciarse entre sí. Esta explosión ha sido convencionalmente asociada a un aumento de los niveles de oxígeno en nuestro planeta.

Procesos ineficientes. Ahora el equipo responsable del último estudio ha puesto el foco de este evento en el campo magnético de la Tierra. Lo hicieron partiendo de los análisis sobre la intensidad del campo a lo largo de la historia geológica.

Distintos estudios habían señalado ya que hace entre 591 y 565 millones de años el campo magnético de nuestro planeta. Este último calculó que al comienzo de este intervalo el campo era 30 veces más débil de lo que es ahora. También más débil de lo que era 2.000 millones de años atrás.

Hipótesis complementarias. Este periodo de debilitamiento magnético coincidió con el periodo en el que los niveles de oxígeno en el planeta crecieron y los investigadores consideran que esta coincidencia alberga una relación de causalidad. Es decir, que el debilitamiento magnético hizo que los niveles de oxígeno crecieran y esto a su vez causó una explosión de biodiversidad en el planeta.

¿Cómo exactamente? La hipótesis propuesta por el equipo se basa en la posibilidad de que los vientos magnéticos podrían haber incidido en los iones de hidrógeno de la atmósfera, arrastrándolos consigo y dejando así sitio a las moléculas de oxígeno.

Esta posibilidad no es contradictoria con la hipótesis dominante hasta ahora, sino complementaria. Hasta ahora habíamos considerado que fue el trabajo de las cianobacterias el responsable de este periodo de oxigenación. El equipo publicó los detalles de su estudio en la revista Communications Earth & Environment.

De la Tierra a Marte. Este descubrimiento tiene un curioso paralelismo, el de Marte. Hasta donde sabemos, el planeta vecino es un desierto despoblado de vida. Marte habría tenido océanos de agua líquida al comienzo de su existencia pero los habría perdido, posiblemente después de haber perdido su campo magnético (o la mayor parte de él).

Quién sabe qué había podido pasar si el campo magnético de nuestro planeta no se hubiera recuperado de su “bache”. Quizás la pregunta más interesante sería la de qué habría sido de Marte si su campo protector se hubiera reanimado.

En Xataka | Estos fósiles tienen 500 millones de años y son justo lo que necesitábamos para entender uno de los eventos evolutivos más extraños de la historia

Imagen | PaleoEquii


La noticia

La vida en la Tierra vivió un espectacular cambio hace 540 millones de años. Tenemos una nueva explicación del porqué

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Pablo Martínez-Juarez

.