Xataka – La sonda Juno de la NASA envía seis fotos de su paso por Ío, la luna más inhóspita del sistema solar

La NASA ha conseguido cerrar el año con seis fotos en primer plano de Ío, la luna más próxima a Júpiter y la más volcánica de todo el sistema solar.

La sonda Juno sobrevoló Ío el sábado 30 diciembre. Pasó a 11.000 kilómetros de distancia, lo más cerca que una nave espacial haya estado del satélite en más de 20 años. Hoy la NASA ha recibido las primeras imágenes del sobrevuelo, y con ellas, un primer vistazo de los polos norte y sur del satélite.

Un vistazo sin precedentes de Ío

Ío es uno de los satélites galineanos, las cuatro lunas más grandes de Júpiter. Fue descubierta por Galileo Galilei en 1610 junto con Europa, Ganímedes y Calisto. Es la cuarta por tamaño y tiene un diámetro de 3.600 kilómetros.

Su composición es similar a la luna de la Tierra, pero con una diferencia importante: es muy activa geológicamente. Ío es, de hecho, el cuerpo con más actividad volcánica del sistema solar. Está llena de volcanes que emiten azufre, lo que le da ese color amarillo-rojizo tan distintivo.

Se cree que esta intensa actividad es resultado de las fuerzas de marea generadas por la proximidad de Júpiter y la interacción gravitatoria con Europa y Ganímedes. Estas fuerzas agitan y calientan su interior.

Ío tiene una atmósfera tenue compuesta de dióxido de azufre. Sus partículas ionizadas quedan atrapadas por el campo magnético de Júpiter, creando un intenso cinturón de radiación a su alrededor.

No es un lugar agradable para visitar. Es más, se cree que tiene la menor cantidad de agua de todos los objetos conocidos del sistema solar.

Las observaciones de Juno ayudarán a saber con qué frecuencia entran en erupción sus volcanes, qué tan brillantes y calientes son, cómo cambia el flujo de lava que emiten y cómo se relaciona su actividad con el flujo de partículas cargadas de la magnetosfera de Júpiter.

La misión extendida de la sonda Juno

Juno fue lanzada el 5 de agosto de 2011 a bordo de un cohete Atlas V desde Cabo Cañaveral. Propulsada por energía solar, la sonda entró en órbita polar alrededor de Júpiter el 4 de julio de 2016.

La misión ha ayudado a la NASA a saber más sobre la composición, la gravedad, el campo magnético y la magnetosfera del planeta más grande del sistema solar. También ha revelado detalles sorprendentes sobre sus auroras, su atmósfera (incluidos esos famosos cinturones) y su estructura interna, más compleja y turbulenta de lo que se pensaba inicialmente.

La misión de Juno iba a finalizar en 2018, pero ha sido extendida varias veces. La sonda lleva 56 sobrevuelos alrededor de Júpiter y ha registrado encuentros cercanos con tres de las cuatro lunas más grandes del gigante gaseoso.

Hay un nuevo sobrevuelo de Ío programado para el 3 de febrero de 2024. Esta vez, Juno pasará a apenas 1.500 kilómetros de la superficie del satélite.

La misión extendida terminará a finales de 2025. Debido a la intensa radiación que está obligada a atravesar, la sonda ha comenzado a mostrar signos de deterioro en sus instrumentos, incluida la cámara con la que hizo estas fotos, la JunoCam.

Imagen | NASA / SwRI / MSSS

En Xataka | El tráiler más trepidante de 2024 hasta ahora no es de una peli, es de la NASA


La noticia

La sonda Juno de la NASA envía seis fotos de su paso por Ío, la luna más inhóspita del sistema solar

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Matías S. Zavia

.