Xataka – La NASA ya tiene fecha para el debut de X-59, su nuevo avión supersónico silencioso: cuándo y cómo podrás verlo

No pudo ser en 2023, como se preveía, pero la NASA ya tiene fecha para el lanzamiento de su avión X-59, la aeronave con la que espera revolucionar los vuelos supersónicos y allanar el camino para una nueva «era Concorde«. La agencia espacial ha anunciado que en cuestión de días, el viernes 12 de enero, celebrará la puesta de largo de su flamante X-59, con lanzamiento incluido. La ceremonia se celebrará en el desierto de California, pero podrá seguirse en directo.

2024 arranca con fuerza en la NASA.

Un avión para abrir camino. El lanzamiento del X-59 se celebrará esta semana, pero el proyecto no es del todo nuevo. Su origen se remonta años atrás. Hace más de un lustro la NASA otorgó a Lockheed Martin un contrato de 247,5 millones de dólares para que diseñara, fabricara y le entregada una nave capaz de atajar uno de los grandes hándicaps de los vuelos supersónicos: el ruido. «Será significativamente más silencioso que el Concorde o cualquier otro avión supersónico que existe», presumía en 2022 Craig Nickol, de la NASA.

Desde entonces la agencia ha ido desgranando información cada cierto tiempo sobre los avances del proyecto, como su ensamblaje en los hangares de Lockheed Martin Skunk Works, el montaje de su motor F414-GE-1000 o su traslado a finales del año pasado a una nave de Palmdale para pintarlo de azul, rojo y blanco. Uno de los últimos comunicados compartidos por la NASA sobre el X-59 data de octubre, cuando la agencia reconoció que se vería obligada a «ajustar» el cronograma y el primer vuelo, esperado para 2023, tendría que posponerse a 2024.

Gráfico con las medidas del X-59.

Una fecha en el calendario. A pesar de ese reajuste de calendario no tendremos que esperar demasiado para ver el X-59 en acción. La NASA ha confirmado que el avión supersónico saldrá del hangar Skunk Works de Palmdale para «su debut público» a finales de esta misma semana, el viernes 12 de enero. El comunicado en el que anuncia tanto la fecha como la hora —4 p.m. EST— habla de una «ceremonia y lanzamiento» desde el desierto de California.

No habrá que desplazarse hasta allí para ver al X-59 en acción. La NASA ha querido sacar pecho de su prototipo luciéndolo dentro y fuera de EEUU. Quienes quieran seguir la ceremonia en directo podrán hacerlo a través de la aplicación de la NASA, YouTube o la web de la agencia, que incluso ha elaborado «invitaciones imprimibles» y anima a los museos, colegios, centros educativos y demás entidades que vayan a organizar «fiestas» por el lanzamiento a informar a la propia NASA para que pueda recogerlo en el mapa que ha creado sobre el evento.

Un paso clave, pero no el último. El lanzamiento del X-59 marca un hito importante en su desarrollo, pero no será ni mucho menos el último. El prototipo se enmarca de hecho en un programa más amplio de la agencia espacial conocido como misión QueSST, siglas en inglés de «Transporte Supersónico Silencioso». Un nombre que muestra con claridad su objetivo: demostrar cómo el X-59 puede volar a velocidades supersónicas de forma «silenciosa», minimizando los estampidos sónicos. Con ese propósito ha decidido organizar sus esfuerzos en tres fases.

De los hangares al cielo de EEUU. La primera fase del programa, que se despliega desde 2018 y finalizará este mismo año, consiste en el desarrollo del X-59 y su puesta a punto. La NASA calcula que los vuelos iniciales para demostrar el rendimiento y seguridad del prototipo exigirán alrededor de nueve meses. Una vez esas pruebas hayan finalizado con éxito, el fabricante del avión, la compañía Locheed Martin, lo entregará de forma oficial a la agencia espacial.

La segunda fase se prevé para 2025 y prevé que el X-59 vuele «en el rango de prueba supersónica» sobre el Centro de Investigación de Vuelo Armstrong de la NASA y la base de la US Air Force Edwards, en California, para demostrar que es seguro, muestra un buen rendimiento e —igual o más importante— la nave puede alcanzar velocidades supersónicas minimizando su ruido. La tercera y última etapa se desplegará entre 2026 y 2027, cuando el X-59 sobrevuele ciudades de EEUU y luego la NASA consulte a sus vecinos sobre cómo percibieron el ruido.

Más allá del X-59. El X-59 es un avión fascinante y se espera que sea capaz de alcanzar velocidades de Mach 1,4, equivalentes a unos 1.700 km/h, y volar a una altitud de 55.000 pies, casi 16,8 km. Según la información que ha ido desgranando la NASA, incorpora el tren de aterrizaje de un caza F-16 de la Air Force, la cubierta de la cabina es la de un T-38 y su sistema de propulsión es el de un avión espía U-2. El objetivo del X-59 es sin embargo ir más allá y mostrar que pueden realizarse vuelos supersónicos emitiendo un sonido tolerable, un factor clave, ya que —como recuerda Space.com— ahora la normativa prohíbe los vuelos supersónicos sobre áreas pobladas debido a las perturbaciones que causan los estampidos sónicos.

«El X-59 está diseñado para que cualquier estampido que llegue al suelo sea tan silencioso que apenas se pueda escuchar, si es que se escucha. Esa es la novedad», reconoce Nickol: «Mientras impulsamos la tecnología en términos de la forma y configuración general del X-59 podemos aprovechar el uso de sistemas fiables de aviones que conocemos o con los que tenemos experiencia». Space.com apunta que el objetivo es alcanzar velocidades supersónicas reduciendo su sonido a un simple «golpe» no muy distinto al que se percibe al cerrar la puerta de un coche.

Imágenes y vídeo: NASA, Lockheed Martin y NASA Video

En Xataka: Boeing 2707: cuando el gigante estadounidense quería ganarle al Concorde con su propio avión supersónico de pasajeros


La noticia

La NASA ya tiene fecha para el debut de X-59, su nuevo avión supersónico silencioso: cuándo y cómo podrás verlo

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Carlos Prego

.