Xataka – La industria y los compradores del coche eléctrico están repitiendo cinco errores. Esto es lo que opina General Motors

Nada de planes radicales. El salto al coche eléctrico para General Motors será un camino tranquilo en el que combustión y electrificación convivirán durante los próximos años, cogiendo o ganando peso cada lado de la balanza en función de las necesidades y exigencias de los clientes.


Al menos es lo que se desprende de las declaraciones que Mark Reuss, presidente del conglomerado de automóviles ha expresado a Business Insider. El directivo ha señalado algunos errores que, según su visión de negocio, están incurriendo algunos fabricantes y otros en los que están cayendo los consumidores.

Lo hacemos (y lo hacen) mal

El coche eléctrico está cambiando nuestra forma de movernos. Quienes saltamos de un coche de combustión a uno eléctrico asiduamente comprobamos estamos habituados a un cambio de chip que es más acusado cuando tenemos que rellenar las baterías de nuestros vehículos.

Según Reuss, la mayor parte de los consumidores se centran en los tiempos de carga para hablar de la conveniencia o no de los coches eléctricos, lo que el presidente de General Motors considera «frustrante». El directivo apunta a que la infraestructura todavía tiene mucho camino por recorrer y que los coches eléctricos no tendrán problemas en ir tan lejos como un gasolina.

En relación a esto, el máximo mandatario de General Motors también ha querido tranquilizar a quienes dudan dude las capacidades de la red eléctrica actual. Según sus planes, General Motors está trabajando en sistemas bidireccionales que pueden devolver parte de la carga no utilizada para que la red cuente con un apoyo durante las horas punta.

Este último problema se ha repetido en Estados Unidos este verano, cuando se ha pedido a los usuarios de Tesla que no utilizaran sus Superchargers en horas de máxima demanda energética e, incluso, se ha abierto la posibilidad a sus clientes de que devolvieran parte de la energía que tenían acumulada en sus baterías. Con la llegada de las cargas bidireccionales, cada vez más frecuentes en la industria, las opciones de utilizar el coche como una batería de apoyo a la red aumentan.

Lo que sí señala es que, hasta que esta situación llegue, los híbridos son parte fundamental de la estrategia de la compañía, pues es una parte sustancial de los productos que reclaman los clientes. Además, Reuss también asegura que son claves para garantizar la rentabilidad de sus coches eléctricos, algo que se dará a partir de 2025.

Según General Motors, la estrategia que están siguiendo Ford o Renault de separar sus divisiones de combustión y coches eléctricos es equivocada, pues lastrará la rentabilidad de su división cero emisiones. El plan de la compañía, por tanto, es la de que sus productos convivan y vayan aumentando y reduciendo su oferta conforme los clientes los demanden.

Por último, Mark Reuss se ha enfrentado a quienes opinan que las fusiones y colaboraciones entre empresas son un mal endémico que llegará con la consolidación del coche eléctrico. «No creo que sea poco saludable. No todo el mundo debería ser capaz de ganar dinero así como así”, señalaba al respecto.

Lo cierto es que hace tiempo que el mercado se está estandarizando. El acuerdo entre Volkswagen y Ford para desarrollar vehículos eléctricos compartiendo plataformas y baterías es solo un ejemplo más. Por eso los fabricantes están optando por utilizar el software como el siguiente gran motivo de compra al elegir coche.


La noticia

La industria y los compradores del coche eléctrico están repitiendo cinco errores. Esto es lo que opina General Motors

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Alberto de la Torre

.