Xataka – Identifican la especie de caracol terrestre más pequeña del mundo: ronda 0,5 mm de alto y sus descubridores necesitaron pinceles y microscopio

¿Tienes un céntimo a mano? Si es así —además del primer paso para hacerte multimillonario— puedes crear tu propia colonia de Angustopila psammion, la especie de caracol terrestre más pequeña conocida hasta la fecha. Sus descubridores lo han encontrado en los sedimentos de una cueva situada al norte de Vietnam y acaban de publicar un artículo en la revista Contributions to Zoology (CTOZ) en el que detallan de forma pormenorizada sus sorprendentes medidas.


El caparazón del Angustopila psammion se mueve entre 0,6 y 0,68 milímetros de ancho y una altura de 0,46 a 0,57. En cuanto a volumen, el espécimen adulto más pequeño que encontraron era de 0,036 mm3. A modo de referencia, el diámetro de una moneda de 10 céntimos no llega a 20 mm.

De «caza» con un microscopio y un pincel para uñas

El Angustopila psammion es tan diminuto que para localizarlo Barna Páll-Gergely, taxónomo de la Red de Investigación Eötvös Loránd de Budapest, Hungría, y el resto de sus colegas tuvieron que tirar de ingenio. Primero recogieron muestras de las rocas calizas de la cueva, luego las colocaron en un balde con agua, retiraron la escoria que flotaba con restos de plantas y conchas, la secaron, tamizaron y ampliaron con ayuda de un microscopio estereoscópico. “Limpié las conchas con pinceles muy precisos que usan los artistas de uñas”, explica a New Scientist.

Lo que se encontraron no solo les permitió catalogar al Angustopila psammion. En los sedimentos los investigadores localizaron también conchas de gasterópodos que viven en la superficie, lo que les ha llevado a concluir que probablemente los pequeños caracoles no residen en las cuevas, sino en las profundidades de las grietas de piedra caliza o sobre raíces. Con su talla, la especie arrebata a Angustopila pallgergelyi y Acmella nana el récord de menor tamaño entre los caracoles terrestres.

Durante sus pesquisas el equipo localizó también otra especie al norte de Laos, el Angustopila coprologos, que destaca por los pequeños gránulos de barro que cubren su caparazón, posiblemente generados por sus propios excrementos. Los científicos se preguntan ahora qué uso pueden darle los caracoles. Creen que puede ser un sistema de camuflaje, una forma de reconocerse en el apareamiento o incluso un una manera de retener el agua con «mini esponjas».

¿Hay un motivo para que estas especies sean tan pequeñas? En el artículo publicado en la revista CTOZ, los investigadores explican que, “en muchos grupos, la reducción del tamaño corporal puede ser ventajosa y puede convertirse en una fuerza impulsora en los procesos de especiación adaptiva mediante los cuales se reduce la competencia por el mismo recurso”.

Puede ayudarles por ejemplo a parasitar huevos de pequeño tamaño, como ocurre con ciertas avispas, ingerir partículas que de otro modo no consumirían o incluso acceder a grietas inaccesibles con una dimensión mayor. “En los caracoles terrestres, el tamaño pequeño probablemente se deba principalmente a la accesibilidad de espacios pequeños en el subsuelo”, zanjan los expertos.

Imágenes | Cedidas por Barna Páll-Gergely


La noticia

Identifican la especie de caracol terrestre más pequeña del mundo: ronda 0,5 mm de alto y sus descubridores necesitaron pinceles y microscopio

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Carlos Prego

.