Xataka – Huawei FreeBuds 4, análisis: la arriesgada apuesta de tener cancelación de ruido siendo auriculares de diseño abierto

Huawei ha hecho un muy buen trabajo en el mundillo del audio. La compañía lanzó hace ya algún tiempo los FreeBuds Pro, que son de los mejores auriculares TWS que podemos comprar ahora mismo, y hace algunas semanas se trajo a España los FreeBuds 4. Sucesores por derecho de los FreeBuds 3, estos auriculares nos prometen una buena calidad de sonido y, algo curioso, cancelación de ruido a pesar de su formato abierto.

En Xataka ya hemos estado probándolos largo y tendido para traeros este, su análisis. ¿Qué tal se comportan estos auriculares de 149 euros? ¿Funciona bien la cancelación de ruido a pesar de no tener unas almohadillas de silicona que sellen el canal auditivo? Salgamos de dudas.


Ficha técnica de los Huawei FreeBuds 4

HUAWEI FREEBUDS 4

DIMENSIONES Y PESO

Auriculares: 41,4 x 16,8 x 18,5 mm – 4,1 gramos
Estuche: 58 x 58 x 21,2 mm – 38 gramos

UNIDAD DE DIRAFRAGMA

14,3 mm

CONEXIÓN

Bluetooth 5.2

COMPATIBILIDAD

iOS, Android

BATERÍA

Auriculares: 30 mAh
Estuche: 410 mAH

AUTONOMÍA

Auriculares: hasta 2,5 horas con ANC
Estuche: hasta 14 horas con ANC

CARGA DEL ESTUCHE

USB tipo C
Opcional: carga inalámbrica

EXTRAS

Cancelación de ruido activa
Control gestual
Resistencia IPX4
Conexión dual
Detección de posición

PRECIO

149,00 euros

HUAWEI FreeBuds 4 + BAND 6 NEGRA – Auriculares inalámbricos, Bluetooth de ajuste semi-interno con cancelación de ruido activa, auriculares con triple micrófono y sonido de alta definición, Plata

Diseño: sin sorpresas

Empezamos por el apartado externo, que lo podemos resumir sin problema con una frase: son unos auriculares completamente inalámbricos más. Su diseño es similar al de los AirPods de Apple y eso no es necesariamente malo, simplemente no aportan nada nuevo.

Cada auricular pesa 4,1 gramos, un poquito menos que los FreeBuds 3 (4,5 gramos) y, en nuestro caso, son de un color plateado brillante que se ensucia con solo mirarlo. No es un problema porque tampoco es un móvil que vayamos a estar usando todo el rato, pero no está de más comentarlo.

Repartidos a lo largo y ancho del cuerpo tenemos los micrófonos, el sensor de posición, el conducto a prueba de viento y la superficie táctil, cuyo uso es intuitivo. El tacto de los auriculares es correcto. Se nota que están hechos de plástico, pero el acabado es bueno, sin más.

En lo que a ergonomía se refiere, yo tengo un mix de sensaciones. Al ser abiertos y no tener almohadillas de silicona siempre estoy alerta, por decirlo de alguna, porque se me vayan a caer. Pero no, no se caen. Los auriculares se quedan bien fijados a nuestra oreja sin problema, aunque no son tan, tan, tan cómodos como los FreeBuds Pro.

Lo que sí son es ligeros. Un montón. Apenas notamos que los llevamos puestos y eso se agradece en el día a día. Esto es algo que ya pudimos apreciar en los FreeBuds 3 y que ahora es todavía mejor en los FreeBuds 4 gracias, como decíamos, a esa reducción de peso (sutil, pero apreciable, eso sí).

El estuche, por su parte, pesa unos 38 gramos y está hecho de un plástico bien trabajado que no es tan brillante como el de los auriculares, por fortuna. Es completamente circular y apenas se siente en el bolsillo, algo positivo de cara a transportarlo por la calle. A diferencia de lo que pasaba con los FreeBuds Pro, que era endiabladamente difícil sacarlos del estuche, los FreeBuds 4 se sacan sin problema.

El estuche tiene un LED en el frontal, el puerto USB tipo C en la parte inferior y, si pagamos los 20 euros extra por la versión con carga inalámbrica, la base en la parte trasera. También tienen un botón en la zona derecha que ya podría tener algún tipo de relieve o delimitación, porque es complicado de encontrar solo con el tacto.

Experiencia: directos al grano

Pasamos así a hablar de la experiencia, que es el apartado en el que contemplamos las funciones adicionales. Pero antes de nada, hablemos de compatibilidad. Los FreeBuds 4 usan Bluetooth 5.2 y son compatibles con iOS y Android a través de la app AI Life (Google Play / App Store). Cuentan con conexión dual, por lo que podemos tenerlos conectados a dos dispositivos y alternar entre ellos sin mayor problema.

AI Life no podría ser más sencilla. Es una app que va directa al grano y que nos permite hacer lo justo y necesario, para lo bueno y para lo malo. Desde la app podemos ver la batería de los auriculares y el estuche, acceder al centro de conexión (para gestionar la conexión dual), activar o desactivar la ANC y las llamadas HD, modificar los gestos, buscar los auriculares, activar o desactivar la detección de posición y actualizar el firmware.

AI Life en Android.

Es curioso porque la app cambia según usemos la versión de iOS o de Android. La app para Android no nos permite modificar el modo de cancelación de ruido (general o cómodo), mientras que la de iOS sí. Lo mismo pasa con los efectos de ecualizador (amplificación de graves y agudos), que no están en la app para Android, pero sí en la versión de iOS.

AI Life en iOS.

¿Qué nos falta en la app en ambos casos? Un ecualizador. Es cierto que los auriculares vienen bien ecualizados de fábrica, pero sería un detalle darle al usuario la opción de modificar las frecuencias para adaptar la reproducción de música a sus propios gustos.

Dicho esto, hablemos de los gestos. Los auriculares los detectan bien y durante nuestras pruebas no hemos sufrido de toques fantasmas. Ahora bien, las opciones se nos antojan algo escasas, ya que solo podemos modificar el comportamiento de los dos toques y no tenemos acciones con un toque. Los que tenemos disponibles son los siguientes:

MÚSICA

LLAMADAS

PULSAR DOS VECES

Reproducir / pausar
Canción siguiente
Canción anterior
Activar asistente de voz
Nada

Responder / finalizar llamada

MANTENER PULSADO

Habilitar / deshabilitar cancelación de ruido

Rechazar llamada

DESLIZAR

Ajustar volumen

Por defecto, los auriculares no vienen configurados para activar el asistente de voz, pero podemos modificar el gesto de dos toques de uno de los auriculares para poder hacerlo. Así pues, dando dos toques podremos invocar a Google Assistant o Siri y dar órdenes, aunque eso sí, no son compatibles con las hotwords («OK Google», «Oye Siri»).

En cuanto al lag, la experiencia ha sido muy positiva. Apenas hay retardo entre la imagen y el sonido, por lo que podemos ver películas, series o vídeos de YouTube / Twitch sin mayor problema. Tampoco hemos tenido problemas con la detección de posición, que funciona rápido y bien.

Calidad de sonido: pedazo driver tienen los FreeBuds 4

Pero vayamos a lo importante: ¿cómo se escuchan? Para este análisis hemos usado los auriculares conectados a un móvil Android y a un iPhone en el que hemos escuchado música, podcasts y vídeos. La música estaba siempre a 320 Kbps, que es lo máximo que despacha Spotify por ahora. La batería de canciones, por su parte, consta de nuestra biblioteca personal y de algunos temas estándar que puedes encontrar aquí.

Los FreeBuds 4 incorporan un driver enorme en su interior, de nada más y nada menos de 14,3 milímetros, y lo cierto es que sabe comportarse. El sonido de los FreeBuds 4 es realmente bueno, muy equilibrado, de los mejores, si no el mejor, que hemos probado en unos auriculares de formato abierto.

El sonido de los FreeBUds 4 se puede resumir con una palabra: equilibrado

Los graves, que suelen venir algo potenciados de fábrica, en este caso no lo están. Los auriculares tienen pegada, sí, pero sin llegar a ser exagerados. Esto podéis comprobarlo en cualquier género urbano, como el trap. Mi recomendación: ‘Por mi nombre’, de Duki. Podéis comprobar que, a pesar de que los graves están muy marcados, los auriculares consiguen reproducirlos sin reventarnos el tímpano.

En cuanto a las frecuencias medias y graves, que suelen ser las más problemáticas en los auriculares TWS, los FreeBuds 4 también ofrecen una buena experiencia. No es la mejor que hemos probado (en este terreno los Sony WF-1000XM4 son imbatibles), pero sí podemos decir que son muy disfrutables. Podemos apreciar sin problema los matices de la voz de los cantantes y las guitarras en temas como ‘Bloody Valentine’ (Machine Gun Kelly) o ‘I’m just a kid’ (Simple Plan).

Según Huawei, los auriculares tienen un sistema de inteligencia artificial que detecta el tipo de canal auditivo de cada persona y adapta el sonido en concordancia. Es de esas cosas que no se notan y que no podemos controlar desde la app.

En definitiva, son unos auriculares que van a gustar a aquellos que quieran usarlos para escuchar música. El único inconveniente que les puedo sacar es la ya mencionada falta de ecualizador y que el volumen en los niveles más altos no es tan alto como me habría gustado. Pero por lo demás, son unos auriculares bastante completos.

Finalmente, y a quien le interese la calidad de las llamadas, decir que es correcta. Nuestro interlocutor nos escucha bien y nosotros a él también, así que sin problema. Desde la app podemos activar el modo «Llamada HD» que mejora ligeramente la calidad, pero nada del otro mundo. Sea como fuere, quedémonos con la idea de que podremos hacer y recibir llamadas sin problema.

Cancelación de ruido: sentimientos encontrados

Y sin la calidad de sonido nos ha gustado mucho, la cancelación de ruido no tanto. Para entender por qué, antes hay que explicar una cosa. Los auriculares con cancelación de ruido buscan aislarnos del exterior y para ello tienen dos mecanismos: la cancelación pasiva y la cancelación activa.

La primera es que la que conseguimos con el propio sellado del canal auditivo gracias a las almohadillas de silicona. Al sellar el canal, el ruido de fuera no puede entrar, fácil y sencillo. La segunda se consiguen con los micrófonos, dos en este caso. El problema con estos auriculares es que la cancelación pasiva se pierde casi por completo porque son abiertos.

Al ser de formato abierto, los auriculares no pueden evitar que el sonido intruso se nos cuele

De acuerdo a Huawei, los auriculares son capaces de cancelar hasta 25 dB y usan uno de los micrófonos para medir el eco del canal auditivo y aplicar uno de los 16 diferentes modos de ANC. Esto lo llaman ajustes adaptativo de cancelación de ruido activa y, según la firma, es algo que los auriculares hacen en cuestión de milisegundos.

¿La realidad? Que no funciona tan bien como nos habría gustado. Es cierto que los micrófonos son capaces de cancelar algo de ruido externo, pero no van a conseguir que no se nos cuele. Yo, por ejemplo, los llevo puestos mientras escribo esto y, aunque lejano, puedo apreciar el ruido de la calle al tener la ventana del despacho abierta.

Quizá sea mi costumbre de usar auriculares TWS con almohadillas de silicona, pero lo cierto es que habiendo probado los FreeBuds Pro y estos, me quedo sin duda con los FreeBuds Pro. La cancelación de ruido es mucho más efectiva cuando tenemos el canal auditivo bien sellado, por más algoritmos y micrófonos que tengan los auriculares.

Batería: muy mejorables

Terminamos esta review hablando del que, probablemente, sea el punto más mejorable de los FreeBuds 4: la batería. Dentro de cada auricular tenemos unos modestos 30 mAh de batería que, con la cancelación activa de ruido activada, nos ofrecen alrededor de dos horas y media de autonomía. Una cifra demasiado baja que hace que tengamos que cargarlos varias veces durante el transcurso de la jornada.

Lo más normal en los auriculares de este tipo es que nos ofrezcan unas cuatro horas de autonomía con la ANC, pero los FreeBuds 4 se quedan demasiado por debajo. Es cierto que si desactivamos esta función podemos rascar hasta cuatro horas, pero cuatro horas tampoco son una autonomía sobresaliente. Desgraciadamente, estos auriculares no nos van a enamorar por su batería.

La batería es, sin duda, uno de los principales puntos de mejora de los FreeBuds 4

El estuche, por su parte, incorpora una batería de 410 mAh que nos permite cargar los auriculares varias veces (por suerte) y bastante rápido. De hecho, el estuche compensa de alguna forma la escasa autonomía de los auriculares, ya que en en 15 minutos carga los auriculares a la mitad.

En cuanto a la carga del propio estuche, hay dos opciones. La versión normal se carga solo por cable USB tipo C, mientras que por 20 euros más podemos hacernos con la versión con carga inalámbrica. En mi opinión, y por una cuestión de comodidad (y en mi caso, costumbre), prefiero la versión con carga inalámbrica, pero a gusto del consumidor.

Huawei FreeBuds 4, la opinión de Xataka

Llegados a este punto, podemos decir que los FreeBuds 4 son unos auriculares muy correctos si hablamos de construcción, compatibilidad y calidad de sonido. Se escuchan realmente bien y harán las delicias de todos aquellos a los que no les guste tener unos auriculares encajados en el canal auditivo con unas gomillas de silicona.

Sin embargo, su formato abierto impide que la cancelación de ruido termine de brillar. Se nota, sí, pero no tanto, ni de lejos, como se nota en otros productos de la firma, véanse los FreeBuds Pro. Por otro lado, la batería nos ha dejado con un sabor de boca algo amargo, porque dos horas y media se quedan muy por debajo de la media.

Si la cancelación de ruido y la batería no nos suponen un problema y simplemente queremos unos auriculares abiertos que se escuchen bien, estos se escuchan mejor que todos los que auriculares abiertos que hemos probado hasta el momento. Sin embargo, si buscamos aislarnos por completo del mundo exterior y tener más autonomía, mejor contemplar otras opciones.

7,3

Diseño7,75
Calidad de sonido8
Cancelación de ruido6,5
Ergonomía7,5
Experiencia de uso8
Autonomía6

A favor

Se escuchan muy, muy bien. Son pequeños y ligeros. A pesar de ser de formato abierto, no se caen.

En contra

La cancelación de ruido no convence en este formato. La autonomía es demasiado baja. Hay que pagar 20 euros más si queremos la versión con carga inalámbrica.

HUAWEI FreeBuds 4 + BAND 6 NEGRA – Auriculares inalámbricos, Bluetooth de ajuste semi-interno con cancelación de ruido activa, auriculares con triple micrófono y sonido de alta definición, Plata

Estos auriculares han sido cedidos para la prueba por parte de Huawei. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas.


La noticia

Huawei FreeBuds 4, análisis: la arriesgada apuesta de tener cancelación de ruido siendo auriculares de diseño abierto

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Jose García

.