Xataka – Elon Musk mandó a tomar viento fresco a los anunciantes de X. La valoración de la empresa ya ha caído un 71%

Hace apenas un mes, el siempre autosuficiente Elon Musk hacía una declaración de intenciones frente a las presiones de sus inversores y anunciantes por los mensajes antisemitas que el magnate había apoyado desde su perfil de X, con un contundente “que os jodan”.

Sorprendentemente, el insulto de su propietario no contribuyó a calmar los ánimos de aquellos que debían invertir su dinero en la red social para frenar la caída en picado en ingresos a la que lleva un año haciendo frente la red social antes conocida como Twitter.

El fondo de cobertura Fidelity Investments es uno de los principales acreedores de X. El inversor prestó 300 millones de dólares para que Elon Musk pudiera hacer frente al pago en efectivo de parte de los 44.000 millones por la compra de Twitter. Ahora, este fondo ha valorado a la compañía por un 71,5% del valor que tenía cuando la compró Elon Musk, según Reuters.

Dado que X no es una empresa pública con participación en bolsa, su valoración no se realiza en función del precio de sus acciones, sino que se aplican otras estimaciones como la rentabilidad o el interés de sus clientes en sus productos y servicios. La caída en las inversiones de publicidad en los últimos meses han hecho que las valoraciones de la compañía caigan con respecto a la última valoración de Fidelity del mes de octubre, cuando el fondo de inversión valoraba a X por el 65% de su valor de compra.

Las inversiones en X caen en picado, pero Musk no cede

Esto supone un 6,5% menos desde que el millonario sudafricano insultara abiertamente a sus inversores desde el escenario de un evento organizado por The New York Times con un sonoro “que les jodan”, indicando que no iba a ceder ante el chantaje y las presiones que le acusaban de antisemitismo. “Si alguien quiere chantajearme con publicidad o con dinero, que se joda”, dijo Musk en Noviembre, y para que no quedara margen de duda, el magnate lo repitió. “Que les jodan. ¿Está claro? Espero que esté claro. Eso es lo que pienso”, sentenció.

Esa caída en la valoración de Fidelity supone que los inversores consideran que la red social estaría valorada en la actualidad en 12.540 millones de dólares, lo que supone un escenario más optimista que el planteado por los analistas de Bloomberg antes de la reunión de inversores en octubre de 2023, cuando el medio estadounidense valoraba la caída de valor en torno al 90% de su precio de compra un año antes.

Fue el propio Elon Musk quien levantó la liebre sobre la pérdida de valor de la red social desde su perfil, estimando que la fuga de anunciantes ante los vaivenes de la plataforma se estimaba en una caída del 60%. Tras mostrar su explicita opinión sobre los inversores, The New York Times hacía una valoración del impacto que las palabras del millonario podrían tener en la valoración de la empresa: 75 millones más. Suma y sigue.

Linda Yaccarino, CEO de X, tuvo que hacer encaje de bolillos en octubre para convencer a los acreedores de los 13.000 millones de dólares en efectivo que Elon Musk necesitó para comprar X de que la compañía podía afrontar sus deudas. Pero el propietario de la red social no se lo ha puesto nada fácil para mantener su credibilidad financiera con constantes ataques a los inversores.

La caída en la valoración de X no se puede extrapolar a una tendencia general de pérdida de inversiones, ya que otras redes sociales han recogido las inversiones que han huido de X. Meta, que recientemente ha extendido el ámbito de su respuesta ante X lanzando Threads en Europa y España, ha subido sus acciones en un 4,9% durante el mes de noviembre, mientras que las acciones de Snap subieron un 38,2% el mismo mes.

En Xataka | Probamos Threads: la nueva red social de Meta lo tiene (casi) todo para hacerle competencia a Twitter
Imagen |Trevor Cokley


La noticia

Elon Musk mandó a tomar viento fresco a los anunciantes de X. La valoración de la empresa ya ha caído un 71%

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Rubén Andrés

.