Xataka – El trailer de ‘Indiana Jones 5’ es una recopilación de los grandes éxitos de la franquicia. Y ese es precisamente su gran problema

¿De cero a diez, cuánto entusiasmo te ha generado el trailer de la esperadísima nueva entrega de Indiana Jones, que finalmente recibirá el título de ‘Indiana Jones y el Dial del Destino’? Algunos de sus críticos más contundentes afirman que el recuerdo de ‘Indiana Jones y el Reino de la Calavera de Cristal’ se deja notar demasiado aquí: mucho CGI, mucho Indiana Jones de una edad ya directamente impensable para un aventurero y mucho coqueteo directo con el género fantástico, que en la trilogía original era un elemento casi cosmético.

Si hay algo que destaca del trailer es precisamente lo que lo distancia de la saga. Por primera vez, Steven Spielberg no está en la silla de director, aquí sustituido por James Mangold (‘Logan‘), y se nota un estilo visual algo menos relamido, más a ras de suelo. Del mismo modo, la presencia de Phoebe Waller-Bridge es bastante estimulante, y garantiza dinámicas nuevas del doctor Jones con su réplica femenina.

Por supuesto, estamos solo ante un avance y es ridículo sacar conclusiones precipitadas. Aunque hay elementos que reconocemos del Indiana Jones clásico (la búsqueda de un objeto, el traje y los adminículos, los nazis con villano carismático al frente, algunos secundarios habituales), hay otros absolutamente impredecibles, empezando por ese Harrison Ford rejuvenecido y que habrá hecho tragar saliva a los espectadores más CGI-fóbicos.

La cuestión es que, por mucho que se entone el infausto recuerdo de ‘La calavera de cristal’ (claramente la peor película de Indiana Jones, pero muy lejos de ser la atrocidad que muchos fans dijeron en su día) a causa del Indiana Jones anciano y las volteretas animadas por ordenador, este ‘Indiana Jones y el Dial del Destino’ no cuaja del todo por algo más sencillo. Empezamos a estar hartos de que todas las películas sean la copia de la copia de una copia, como diría Chuck Palahniuk.

Las franquicias agotadas y agotadoras

Como comentábamos en relación a ‘Willow’, hay cierto agotamiento en la búsqueda de franquicias que seguir explotando a cuenta de la nostalgia. Indiana Jones es también, curiosa y significativamente, parte del emporio Lucasfilm que adquirió Disney, y la edad provecta de Harrison Ford y el empeño de citar continuamente a las entregas anteriores con el Stetson, el látigo y los inconfundibles requiebros musicales en el trailer dejan bien claro que esta nueva entrega es absolutamente dependiente de las anteriores.

Ese mirar al pasado continuamente es la esencia misma de las franquicias, que tienen que plantar puentes con lo que vino y con lo que vendrá para funcionar como piezas de una narrativa que se estira en el tiempo. En 2022, de las 10 películas más taquilleras del año hasta la fecha (queda por ver cómo funciona ‘Avatar 2‘, también una secuela), todas son secuelas de ‘Top Gun’, ‘Jurassic Mark’, Marvel, ‘Gru’, DC, ‘Harry Potter’ y ‘Sonic’. Hasta la única china de la lista, ‘La batalla del lago Changjin II’, es una secuela.

Obviamente, son las películas más taquilleras del año, así que se puede decir que tienen el indiscutible favor del público. Pero a la vez, presentan un panorama monolítico de lo más visto del año (no olvidemos que estas películas literalmente saturan las salas, la publicidad y la exposición al cine que recibe el espectador) y puede que den la sensación (por falsa que sea esa impresión: en el Top 50 hay aproximadamente una docena de películas que no son franquicias -muchas de ellas, como ‘Smile‘ o ‘Los tipos malos‘, solo de momento) de que el mercado está devorado por las secuelas.

A todo eso se añade una situación especial con este nuevo Indiana Jones: la tendencia de sus responsables a pedir disculpas por lo que están haciendo. Ni Marvel ni Star Wars, por poner otros ejemplos Disney, tienen que andar, antes del estreno, amortiguando un impacto negativo. Tras el rumor de que los pases de prueba habían sido desastrosos, James Mangold salió al paso diciendo que nadie sustituía a Harrison Ford como Indiana Jones en la película (una apuesta que salió regular en ‘El reino de la calavera de cristal’).

Pero hay más: Harrison Ford afirma para Empire que los efectos digitales de rejuvenecimiento son más que decentes y que «esta es la primera vez que lo he visto y me lo he creído’. Hay que tener en cuenta que Disney tiene una relación no muy memorable con el tema, después de los imperfectos rejuvenecimientos de Peter Cushing y Carrie Fisher en ‘Rogue One‘. Pero aquí se ponen la tirita antes de la herida.

También se debe recalcar que las reacciones al trailer han sido mayoritariamente positivas y que nuestros compañeros de Espinof, por ejemplo, lo califican de «genial«. Nosotros, siempre suspicaces, tenemos nuestras reservas, pero si tú también estás en ese plan descreído, no te preocupes: hay razones para ser excéptico. Y no todas están en el trailer.


La noticia

El trailer de ‘Indiana Jones 5’ es una recopilación de los grandes éxitos de la franquicia. Y ese es precisamente su gran problema

fue publicada originalmente en

Xataka

por
John Tones

.