Xataka – El gigantesco reto de vender un gama alta que no es un iPhone: Apple se lleva el 75% del pastel

Cada vez es más complicado ganar un trozo en el pastel de la gama alta. El triunfo de Apple en el mercado global se debe exclusivamente a su estrategia con el segmento premium. El plan funciona: pocos pagan por un Android de gama alta y, cada año, esta diferencia se acentúa.

Los últimos datos de Counterpoint apuntan a una fotografía global aún más favorable para Apple. La cuota de mercado en el segmento premium sube hasta el 75% frente al 71% del año pasado. Pese al enorme crecimiento de fabricantes como Google, las diferencias en cuota de mercado son insalvables en el medio plazo.

75% de cuota. La cifra es bárbara. De cada 10 móviles de gama alta que se venden en el mundo, 7,5 son un iPhone. Samsung es la segunda protagonista, llevándose un 16% de cuota. Supone un descenso del 5% respecto al pasado curso, en el que lograron un 17%. Quedará por ver cómo funcionan los Galaxy S23 Ultra y S23+ este año, pero el crecimiento de Apple parece difícil de frenar.

Batacazo chino. Huawei y Xiaomi sufren una caída considerable respecto al pasado curso 2022. En el caso de Huawei hablamos de un 44% de caída, pasando del 5% de cuota al 3% en 2022. Por el lado de Xiaomi, cae un 40%, suponiendo ahora tan solo un 1% en el mercado premium, frente al 2% de 2021.

Ojo a Google y Honor: Google y Honor se están haciendo hueco. El crecimiento ha sido de un 110% para Honor y un 118% en el caso de Google, aunque siguen rondando el 1% de cuota global. Los Pixel de gama media (6a), junto al Pixel 7, están vendiendo de forma considerable en España según nuestras fuentes, con un importante crecimiento internacional en las ventas de los 6 Pro y 7 Pro. Según Counterpoint el crecimiento de Honor se debe a su serie Magic en China.

El mercado premium va a seguir creciendo. Las razones para el crecimiento de la gama alta frente a las gama media y de acceso son multifactoriales. En primer lugar, los consumidores con alto poder adquisitivo no se vieron perjudicados en pandemia. De hecho, aumentó su número. El mercado de móviles de más de 1.000 dólares creció un 38% interanual. Mientras tanto, los consumidores de gama media y gama de entrada, con economías más mermadas, contribuyeron a la caída global del 12% en el mercado de teléfonos.

Otro punto importante aquí es cómo el mercado está girando hacia lo «premium». Los aumentos de precio están logrando que teléfonos de gama media-alta sobrepasen esa factura media de los 600 dólares, barrera a partir de la cual las consultoras incluyen a los teléfonos en el segmento premium. Los datos de Counterpoint reflejan, asimismo, que incluso en economías emergentes las actualizaciones de teléfono por parte de los consumidores tienden a saltar a un segmento superior.

Si no puedes con el enemigo, únete a él. Hay dos estrategias para luchar contra Apple en la gama media. La primera es la de Xiaomi: lanzar terminales premium a un precio similar, para transmitir el mensaje de que ya no eres una compañía que solo vende móviles económicos. El Xiaomi 13 Pro y sus 1.399 euros de ticket final son prueba de ello.

El plan contrario. La otra estrategia es completamente opuesta: limitar la distribución de tus móviles de gama alta a aquellos mercados en los que tienes ciertas garantías. Compañías como Vivo no traen a España sus versiones Pro+, tan solo las Pro. Esto puede deberse, con alta probabilidad, a la dificultar de garantizarse colocar cierta cantidad de unidades tanto en operadores como en retailers.

Imagen | Xataka

En Xataka | iPhone 14 Pro, análisis.


La noticia

El gigantesco reto de vender un gama alta que no es un iPhone: Apple se lleva el 75% del pastel

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Ricardo Aguilar

.