Xataka – Cómo controlan Samsung y Apple que SmartTag y Airtag no se usen para espiar dónde está alguien que no es su dueño

Los dispositivos localizadores, o tag como está usando alguna marca, son una excelente solución para quien precise controlar la ubicación de llaves, un ordenador o cualquier utensilio que quizás se le pueda despistar en algún momento. Pero, como casi siempre, todo tiene su lado aprovechable para el mal uso y ante esto aparece la duda de que alguien pueda usar un localizador para acosar a un individuo.

Algunos fabricantes han contemplado también esta posibilidad. Vemos que tanto Samsung como Apple han incorporado un sistema «anti-acoso» en sus Samsung Galaxy SmartTag y Apple AirTag, pero en cada caso hay particularidades que conviene repasar para ver las posibilidades y las limitaciones en cada caso.


Apple AirTag

La información de Apple sobre los AirTag habla de un «rastreo no deseado» (unwanted tracking) para referirse a esta función. Lo que literalmente dice la información oficial es lo siguiente:

«Tu dispositivo iOS puede detectar que un AirTag no está junto a su dueño y notificártelo si está yendo contigo. Podrás ejecutar un sonido para localizar el AirTag ajeno y tener más información sobre él, como su número de serie y las instrucciones de cómo desactivarlo quitando la batería. Un AirTag separado de su dueño durante un periodo de tiempo podrá además empezar a emitir un sonido cuando se detecte su desplazamiento para avisarte, incluso si no usas un dispositivo iOS.»

Es decir, según esto, el propio AirTag avisa vía notificación de que lo estamos llevando con nosotros si se encuentra fuera del rango del dueño. Además, el propio AirTag nos sonará si pasa «un periodo de tiempo» alejado de su propietario, de modo que si no lo hemos detectado antes lo podremos hacer con esta alarma sonora.

Indagando un poco más, esta función será posible si nuestro iPhone tiene iOS 14.5 o superior. En el smartphone aparecerá esa notificación de que «hay un AirTag moviéndose contigo», a priori sin emitir un sonido. Es decir, si el AirTag empieza a ir con nosotros y estamos en el metro o en cualquier situación en la que el acosador pueda estar cerca, no emitirá nada hasta que no estemos alejados del propietario.

Así, la notificación, aclaran, aparecerá únicamente si el AirTag que va con nosotros no está emparejado con tu Apple ID o algún iPhone de nuestra proximidad. Aparecerá vía la app Find My cuando no estemos cerca de su dueño y es ahí cuando podremos pulsar y que el AirTag emita un sonido para encontrarlo.

Si no se dispone de un iPhone o un smartphone en general, el AirTag emitirá un sonido cuando haya pasado un tiempo alejado del propietario (tres días, si bien esto podría cambiar en el futuro vía actualización). Y, como ya explicamos, en caso de encontrarnos con un AirTag que no es nuestro, basta con disponer de un móvil Android con NFC para poder escanear el localizador y que aparezca una notificación, la cual lleve al sitio web con instrucciones para desactivarlo (es decir, quitar la pila), o bien si no se trata de un posible caso de acoso intentar que el propietario del AirTag lo encuentre.

Sobre este suceso, dijo Kaiann Drance (vicepresidente de marketing de iPhone a nivel global) a Fast Company que si a alguien le preocupa estar siendo rastreado y dispone del AirTag en cuestión «puede contactar con las autoridades» y que se use el número de serie para identificar al propietario si se requiere, asegurando que Apple cooperaría con lo necesario.

Es decir, en el caso de los AirTag el aviso depende de qué móvil llevemos encima, de manera que si no es un iPhone o iPad recibiremos el aviso a los tres días (en realidad, esto ocurre por el mero hecho de que no haya un dispositivo de Apple). Eso sí, para que funcione esto en un iPhone o iPad tendrá que estar actualizado al máximo en estos momentos, es decir, con iOS 14.5.

Por tanto, es un sistema algo limitado sobre todo en el caso de los usuarios de Android, bien porque tres días es bastante tiempo o si se da el caso de que el posible acosador convive o está habitualmente cerca de este usuario (al haber contacto con el AirTag no llegará a avisar al usuario sin iPhone). Apple además tampoco especifica cuándo llega a avisar en el caso de los iPhone (en teoría si tenemos una dirección en nuestro propio contacto o al llegar a las ubicaciones que el dispositivo considera como habituales).

Samsung Galaxy SmartTag

Como vimos en su análisis, para encontrar un SmartTag hay dos opciones. Si está en un rango de 120 metros podremos hacer que emita un sonido dos niveles de intensidad (media y fuerte), o bien podemos iniciar el modo de navegación si estamos más alejados.

En cambio, si la cuestión es que un SmartTag ajeno va con nosotros, Samsung habló de una función llamada «Unknown Tag Research». Concretamente dijo esto:

«Además, la nueva función de «Búsqueda de Tag desconocido» puede detectar un Galaxy SmartTag que no nos pertenece y que se está moviendo con nosotros. Pulsando un botón, «Búsqueda de Tag desconocido» realizará una búsqueda de SmartTag desconocidos y proporcionará una lista para que asegurar que nadie esté rastreando tu localización».

La función «Unknown Tag Search» estará disponible en la app SmartThings, por lo que se requiere tenerla instalada. Depende de la función SmartThings Find, que según la marca está disponible para los smartphones y tablets de la serie Galaxy con Android 8 o posterior, los Galaxy Watch con Tizen 5.5 o posterior y los Galaxy Buds+ y Galaxy Buds Live.

La limitación, más allá de la que funcione con estos dispositivos, es que se trata de un proceso manual. Es decir, en el caso de los AirTags se nos avisa fuera del rango del propietario, y con los SmartTag tendríamos que caer nosotros en rastrear la posible presencia de un localizador ajeno.

Así, en ambos casos existen limitaciones por la dependencia de dispositivos o software, si bien en el caso del AirTag la función es algo más versátil y llega a avisar independientemente del móvil que tengamos (a los tres días, eso sí). La función de los SmartTag aún ha de implementarse y quedan por conocer algunos detalles, así que en cuanto se conozcan los añadiremos a este artículo (y quizás cambie el tú a tú).


La noticia

Cómo controlan Samsung y Apple que SmartTag y Airtag no se usen para espiar dónde está alguien que no es su dueño

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Anna Martí

.