HardZone – Windows 11 provoca que los especuladores agoten el stock de módulos TPM

La mayoría de las plataformas de PC modernas incluyen un fTPM (módulo de plataforma confiable de firmware) de alguna manera, pero aquellos sistemas que no son compatibles de manera nativa con TPM 2.0, tienen la opción de adquirir un módulo TPM de hardware que se puede conectar a la placa base. Esto es importante, ya que uno de los requisitos del nuevo sistema operativo de Microsoft, Windows 11, es precisamente el contar con TPM 2.0 (o 1.2), y conscientes de ello los especuladores ya han comenzado a hacer acopio de estos dispositivos en las tiendas online, agotando su stock.

Shen Ye, un ejecutivo senior de HTC Vive, ha realizado un seguimiento de los precios de los módulos TPM y lo ha ido publicando en su cuenta de Twitter. Inicialmente, el precio de estos productos rondaba los 10 euros, pero desde el anuncio de los requisitos de sistema para Windows 11 el precio se duplicó y actualmente ya se ha colocado hasta en 100 euros, y eso en los sitios donde hay stock.

Sin stock de módulos TPM por culpa de los especuladores

Thanks to Windows 11, people are scalping TPM2.0 modules as well now.

$24.90 $99.90 in just 12 hours pic.twitter.com/9TTHC2c47w

— Shen Ye (@shen) June 25, 2021

Como siempre, los revendedores y especuladores buscan hacer su agosto cada vez que sale a la palestra una noticia como esta, en la que algo es «requisito obligatorio» y especialmente cuando se trata de algo tan «raro» como un módulo TPM, al respecto del cual seguramente muchos compradores estén mal informados y pretendan comprarlo aunque no lo necesiten ya que con una breve investigación de la configuración de su UEFI podrán encontrar alternativas mediante firmware.

En todo caso, a continuación se muestra una captura de pantalla de una máquina basada en un procesador Ryzen 7 2700X, emparejada con una placa base con chipset AMD B450 (una plataforma de 2018) con su fTPM activado, por lo que cumple con los requisitos de Windows 11 a pesar de que con la información que algunos medios están distribuyendo, los usuarios puedan pensar que no.

Windows 11 utiliza TPM de hardware para el almacenamiento seguro de credenciales, ni más ni menos, y este hecho nos lleva a la siguiente cuestión: ¿es razonable imponer un requisito como este en medio de una crisis de escasez de chips?

¿Debería Microsoft quitar el requisito de TPM para Windows 11?

Como acabamos de mencionar, no son pocos los que se están quejando de que Microsoft imponga un requisito como este en plena escasez de chips. Estamos hablando del sistema operativo más utilizado del mundo (Windows en general) y con este requisito, para empezar, se limita su uso solo a plataformas modernas, lo que significa que habrá literalmente millones de PCs que se verán obligados a quedarse en Windows 10 y no podrán actualizar.

Por otro lado, no parece muy inteligente el imponer un requisito de hardware en plena escasez de chips, y así ha quedado demostrado porque los especuladores ya están tratando de hacer acopio de módulos TPM con el objetivo de venderlos más caros después, en cuanto no haya stock y a los usuarios ansiosos por actualizar a Windows 11 les entren las prisas.

En cualquier caso, ya veremos en qué desemboca todo esto, ya que al fin y al cabo los módulos TPM son muy baratos de fabricar y es normal que se haya agotado en seguida el stock precisamente porque como no era un componente demasiado demandado, no había mucho stock. Ahora que sí que habrá demanda de este producto es de esperar que los fabricantes comiencen a fabricarlos como churros y que se reponga el stock (y el precio) a no mucho tardar, así que sinceramente, creemos que no es algo por lo que preocuparse en este momento.

The post Windows 11 provoca que los especuladores agoten el stock de módulos TPM appeared first on HardZone.