HardZone – ¿Vale la pena activar tu PC con una cuenta de Microsoft?

Muchos son los usuarios que cuando instalan Windows o compran un equipo nuevo con este sistema operativo, independientemente de si hablamos de Windows 10 o de Windows 11, crean una cuenta de usuario local en lugar utilizar una cuenta de Microsoft, pero ¿merece la pena?

Muchos son los usuarios que optan por utilizar una cuenta de forma local para evitar que Microsoft recopile datos sobre el uso que hacemos de Windows, cuando realmente no es así. Microsoft recopila datos de uso de los usuarios de Windows, datos que no están asociados a ningún identificativo, por lo que podríamos decir que son anónimos al poder asociar esos datos a una cuenta de usuario.

La compañía con sede en Redmond nos la única ya que esta misma práctica también la hace Apple y Google. Recopilar los datos de uso, les permite a estar empresas trabajar en mejorar determinadas funciones o añadir nuevas funciones para facilitar la interacción de los usuarios, con el único objetivo de mejorar su sistema operativo.

Si no queremos contribuir a mejorar ningún sistema operativo, la única opción que nos queda es utilizar una de las innumerables distribuciones Linux disponibles y que no recopilan ningún tipo de dato.

No utilizar una cuenta de Microsoft con Windows para lo único que sirve para limitar las posibilidades de interacción con el sistema y las aplicaciones y, a continuación, os vamos a explicar los motivos.

Si merece la pena utilizar Windows con una cuenta de Microsoft

No solo merece la pena, sino que, podríamos decir que es necesario. Cuando compramos un equipo con Windows preactivado, al introducir los datos de nuestra de Microsoft, el número de licencia se asocia automáticamente a nuestra cuenta, por lo que, si formateamos el equipo, no será necesario averiguar previamente cuál es el número de licencia para introducirlo durante la instalación.

Utilizar Windows con una cuenta de Microsoft, nos permite acceder al amplio número de aplicaciones disponibles en la Microsoft Store aplicaciones totalmente seguras y que no incluye ningún tipo software malicioso. Si pagamos por una suscripción a Microsoft 365, y queremos disfrutar de una integración total con Windows, solo lo conseguiremos asociado ambas cuentas.

Pero, el principal motivo de peso para utilizar una cuenta de Microsoft asociada a un PC con Windows, la encontramos en la sincronización con la nube. A través de la cuenta de Microsoft, se almacenan todos los datos relacionados con la configuración de nuestro dispositivo y se descarga automáticamente cuando formateamos el equipo. Entre estos datos, se incluyen todas las redes inalámbricas a las que nos hemos conectado, todos los marcadores y contraseñas del navegador Edge junto con las todas las extensiones que tengamos instaladas.

No podemos olvidarnos de la seguridad. Las cuentas locales no requieren de una contraseña para acceder al equipo, por lo que, si perdemos o nos roban el equipo, cualquier persona que tenga acceso a este, podrá acceder a todo el contenido que tengamos almacenados. Si, utilizamos una contraseña como método de protección, si la olvidamos, la única forma de recuperar el acceso es a través de aplicaciones de terceros (y no siempre) o formateando nuevamente el equipo. Si olvidamos el PIN de acceso a nuestra cuenta de Windows, utilizando los datos de la cuenta de Microsoft asociada al equipo, podemos recuperar en menos de un minuto el acceso a nuestro PC para crear un nuevo PIN.

Si únicamente utilizamos el ordenador para descargar alguna que otra película, descargar las fotos de nuestro móvil y responder a algún que otro correo, realmente no es necesario utilizar una cuenta, pero, teniendo en cuenta que todo son ventajas, realmente no hay ningún motivo de peso para no utilizar Windows con una cuenta de Microsoft.

The post ¿Vale la pena activar tu PC con una cuenta de Microsoft? appeared first on HardZone.