HardZone – «Tambores cuánticos»: un paso adelante hacia más velocidad y seguridad en Internet

Se ha publicado un nuevo artículo de investigación que habla de un dispositivo nuevo que sería imprescindible para el internet del futuro. Este nuevo dispositivo ha sido denominado como tambor cuántico y sería «una pieza crucial en la base misma del internet del futuro con velocidad y seguridad cuánticas». Un elemento necesario para el futuro de la computación cuántica.

Actualmente, esto es un artículo de investigación de Mads Bjerregaard Kristensen, posdoctorado del Instituto Niels Bohr. Esto ya nos da una buena base, ya que es una institución bastante prestigiosa y que es altamente rigurosa en las investigaciones que se realizan.

Solucionando un problema de la computación cuántica

Existe un gran problema en la computación cuántica y es en la transferencia de los datos cuánticos. La transferencia de información de este tipo de datos a larga distancia es complicado por ser muy frágiles. Perder los datos o una falta de coherencia de los mismos se convierte en un gran riesgo.

Los tambores cuánticos, en teoría, deberían de poder solucionar estos problemas de coherencia de los datos cuánticos. Establecer los tambores cuánticos en los pasos de la cadena de transferencia de datos debería eliminar este problema. Además, debería permitir comunicaciones a mayores distancias e incluso, sean globales.

Debes saber que el récord de transferencia da datos en formato qubits está entre China y Rusia, con una distancia alrededor de 3.800 kilómetros. Para esta ocasión únicamente se mandaron claves de cifrado como datos cuánticos.

Hay una limitación técnica de rango de transmisión estándar de qubits por cable de unos 1.000 kilómetros. Después de esta distancia se da la perdida de fotones y, por tanto, los datos se degradan y son inútiles. Estos tambores cuánticos deberían solucionar este problema.

Otra de sus características más importante es la seguridad. Transmitir información entre ordenadores cuánticos mediante el internet convencional, se heredarían las mismas vulnerabilidades de los estándares existentes. El problema es que se deberían convertirlo en bits y bytes estándares. Sería posible decodificarlos en un futuro de computación cuántica.

¿Cómo funciona un tambor cuántico?

Los bits digitales actuales en los que se basa la informática en estos momentos, se pueden convertir en cualquier cosa, como sonido, vídeo, datos, etc. Los qubits, de igual modo, se pueden convertir en cualquier cosa.

El problema de los qubits es que requieren un nivel de precisión literalmente imperceptible para el ojo humano. Por tanto, realizar una conversión de los qubits sin perdidas de datos es bastante complicado. Los tambores cuánticos podrían ser la solución a este problema.

Dichos tambores cuánticos se basan en una membrana de vidrio cerámico que permite mantener los estados cuánticos mientras vibra con la información cuántica que almacenan.

Gracias a tener un medio de almacenamiento cuántico sin perdida de datos y que permite la transferencia de la información, la posibilidad de un «internet cuántico» aumenta en posibilidades reales. Actualmente, esta posibilidad era muy limitada y presentaba enormes dificultades.

Recordar que hablamos de una investigación teórica y no significa que los tambores cuánticos tengan que ser necesariamente una solución real. Sí que, teóricamente, resulta bastante prometedora esta tecnología. Pero, de todos modos, la computación cuántica tiene una enorme cantidad de problemas que solucionar.

The post «Tambores cuánticos»: un paso adelante hacia más velocidad y seguridad en Internet appeared first on HardZone.