HardZone – Si actualizas el procesador de tu PC, ¿hay que instalar o configurar algo?

Son muchas las personas que cada año piensan en actualizar su ordenador, mejorando los diferentes componentes que hacen que este se vaya quedando anticuado. Sin embargo, a la hora de hacerlo nos podemos plantear varias cuestiones.

En el día de hoy vamos a responder una de las más populares, y es la duda de si necesitamos realizar algo después de cambiar nuestro procesador por otro diferente. Es todo más sencillo de lo que parece, solo tendremos que tener en cuenta un par de detalles.

¿Qué ocurre si cambio el procesador de mi PC?

Es una pregunta interesante, sobre todo porque mucha gente busca mejorar el rendimiento de su ordenador pero sin crear complicaciones. No tener que perder datos, actualizar el sistema, etc. Y están de suerte porque así es. Al mejorar tu procesador no tendrás que preocuparte de nada. Será como cambiarle las ruedas al coche. Desmontas y montas y listo. Podrás encender tu equipo y disfrutar del nuevo componente.

Eso sí, para ello tendrás que fijarte solamente en que sea compatible. No puedes poner unas ruedas de camión a un Ferrari, ¿verdad? Pues esto es lo mismo.

Para ello deberemos asegurarnos que el procesador que elijamos sea aceptado por la placa base y la BIOS, una información muy fácil de obtener al hacernos con uno, y que normalmente no nos dará problemas, pero está bien asegurarse de ello antes.

Como dato, también habría que decir que el nuevo componente tiene que ser acorde al resto del equipo, y si vamos a mejorar la CPU, tanto la RAM como la gráfica tienen que ser similares en gama, sino tendremos un procesador que no aprovechará su potencia, y será lo mismo que no haberlo cambiado.

Ahora bien, si lo que te daba miedo era el proceso de instalación, una vez sustituido el procesador, la respuesta ya la tienes. No pasará nada. Encenderás tu PC y tendrás lo mismo que antes de cambiarlo. Eso sí, con mucha más potencia.

Para realizar el proceso, recuerda apagar tu ordenador y dejarlo durante unos minutos desconectado, evitando así cualquier tipo de energía estática que quede en él. Una vez frío, solo tienes que abrir la tapa, buscar el procesador y reemplazarlo. Es un método bastante sencillo que podrás hacer tú mismo, aunque si tienes miedo, siempre podrás llevarlo a un profesional, quien te aconsejará qué modelo elegir, que sea compatible y que el mismo te lo sustituya en segundos.

En resumen, no te preocupes si tu procesador no es muy potente o estás pensando en adquirir un equipo de gama media-baja, siempre podrás reemplazar y mejorar la CPU sin necesidad de instalar o configurar nada, y sobre todo y lo más importante, sin perder ningún dato que tuvieras en tu PC, ya que el procesador solo es un componente que nos posibilita que el ordenador funcione, pero no guarda ningún tipo de información, eso estaría en los discos duros y unidades SSD. Por lo que mejorar tu RAM o gráfica tampoco supondría problemas y sería lo mismo que cambiar el procesador.

The post Si actualizas el procesador de tu PC, ¿hay que instalar o configurar algo? appeared first on HardZone.