HardZone – Probamos la Nfortec SCUTUM X SemiMod, una fuente barata pero fiable

Siempre decimos que la fuente de alimentación es uno de los elementos de hardware más importantes del PC, pues es la responsable de que la energía llegue limpia y en su justa medida a los demás componentes. Sin embargo, no todo el mundo tiene el presupuesto para adquirir un modelo de gama alta que satisfaga sus necesidades, pero cuando pretendes comprar una fuente barata, no tiene por qué ser mala ni mucho menos. Es el caso de la Nfortec SCUTUM X SemiMod que vamos a analizar en el día de hoy, una fuente de alimentación bastante económica pero que presume de entregar una gran fiabilidad. Vamos a ver si es verdad.

La serie de fuentes SCUTUM X ya existía hace tiempo, pero ahora el fabricante Nfortec ha lanzado al mercado su variante SemiMod que, como su nombre sugiere, añade cableado semi modular. Esto significa que la fuente es modular en los cables de alimentación SATA, PCIe y MOLEX, pero los cables ATX y EPS van unidos a la fuente… de todos modos, estos dos conectores serán utilizados obligatoriamente en cualquier PC y nadie va a prescindir de ellos, así que es un «mal menor».

Nfortec SCUTUM X SemiMod, características técnicas

 Nfortec SCUTUM X SemiMod

Potencia850W

Certificado80 Plus Bronze

Versión ATXN/A

ProteccionesSobrevoltaje (OVP), Cortocircuito (SCP), Bajo voltaje (UVP), Sobretensión (OPP)

Modular o SemimodularSemi modular

Tipo de cablesPlanos excepto ATX

Ventilador auto reguladoSí

Railes de 12V1

Amperios en Railes64A

Dimensiones153mm x 81mm x 160mm

Peso1,65Kg

Conectores SATA7

Conectores PCIe2

Molex2

Conector EPS2

Soporte CrossFire o SLISí

Garantía2 años

Como podéis apreciar en las especificaciones, Nfortec nos ha enviado el modelo tope de gama de esta familia, de 850 vatios (está disponible también en variantes de 750 y 650 vatios). Cuenta con certificación de eficiencia 80 Plus Bronze, lo que significa que nos va a ofrecer eficiencias por encima del 82% cuando el sistema consuma un 20% de su potencia total, del 85% al 50% de carga, y del 82% cuando esté al máximo de sus posibilidades (hablamos de eficiencia como mínimo).

Como decíamos antes, estamos ante un modelo con cableado semi modular, lo que implica que tanto el cable con conector ATX como el EPS están fijados en la fuente y no se pueden quitar, pero el resto de los cables son completamente modulares. Hay que destacar, además, que todo el cableado excepto el del conector ATX es plano, lo cual facilitará en gran medida su canalización y ocultación en la caja.

A destacar también el hecho de que Nfortec ha instalado en esta fuente de alimentación un inmenso ventilador de 140 mm de diámetro, responsable de mantener los componentes internos siempre frescos. Este ventilador tiene funcionamiento PWM, lo que significa que su velocidad aumentará según se vaya calentando el dispositivo para mantener un buen balance entre temperatura y ruido.

Unboxing y análisis externo

La Nfortec Scutum X SemiMod de 850W viene embalada en una caja de cartón duro de colores rojo y negro, en cuya cara principal podemos ver una imagen de la fuente acompañada del logo de su certificación de eficiencia, el nombre y el modelo.

En la parte trasera encontramos toda la información del dispositivo, incluyendo su tabla de potencia, cables y su longitud, conectores, y dimensiones del dispositivo.

En los laterales no encontramos nada más de interés salvo el habitual QR que nos enviará a la página de producto en la web del fabricante, así que vamos a proceder a ver qué es lo que encontramos en el interior. Nfortec incluye una tarjeta con otro QR para su manual de instrucciones, un cable de corriente con enchufe europeo y cuatro tornillos para poder anclar la fuente al PC.

También viene aparte todo el cableado modular, que en este caso consta de un cable con dos conectores MOLEX y un Floppy, dos cables con tres conectores SATA cada uno, y dos cables cada uno con un conector PCIe de 8 pines.

No hay más «accesorios», así que aquí tenéis la Nfortec Scutum X SemiMod ya fuera de la caja. Su aspecto estético es bastante llamativo gracias a la curiosa rejilla metálica que protege el ventilador.

En uno de los laterales tenemos una pegatina con la marca y el modelo, así como unas rejillas de ventilación por debajo. En el lateral opuesto tenemos otra pegatina, esta vez con la tabla de potencia.

En la parte trasera, tenemos la habitual rejilla en forma de panal de abeja, junto con un interruptor mecánico de encendido y apagado y el conector para el cable de corriente de 3 polos.

En la cara opuesta tenemos la salida de los cables fijos, así como los conectores para los cables modulares que vienen perfectamente identificados.

La parte inferior de la fuente está dominada por la enorme rejilla metálica, con el logo de la marca en el centro.

Finalmente, la cara superior está completamente vacía.

Por cierto, antes de terminar con el análisis externo, aquí podéis ver los conectores que van fijos a la fuente. Echamos en falta que hubiera un conector EPS adicional para poder utilizar esta fuente en placas base tope de gama.

Análisis interno

Para acceder al interior de esta fuente de alimentación primero deberemos retirar los cuatro tornillos que fijan la rejilla metálica.

Luego hay que retirar cuatro tornillos adicionales y podremos retirar la carcasa externa que ya nos da acceso al interior, aunque no sin antes sacar el ventilador de encima.

El ventilador es de 140 mm, con 11 aspas relativamente finas pero con bastante inclinación, algo que debería no solo generar un buen flujo de aire, sino también una presión estática bastante imperativa. Podéis ver que el centro de la parte trasera del ventilador, donde se ubica su motor, tiene un «pegote»… no es para tapar la marca, sino para hacer de aislante por precaución, dado que esta zona puede llegar a tocar los componentes internos.

Vamos, ahora sí, a analizar el interior de esta Scutum X SemiMod de Nfortec.

Aquí tenemos el filtro de entrada inicial, donde tenemos dos condensadores Y e incluso un encapsulado con un relé de protección. A pesar de que las soldaduras son buenas aquí, la verdad es que nos parecen un poco insuficientes para sujetar el peso del conjunto, habríamos preferido ver una sisterboard aquí.

La toma de tierra conecta directamente los filtros de entrada a la carcasa de la fuente.

Este modelo de 850W incorpora dos condensadores principales, que aunque no lo parezca son de la marca nipona Teapo, condensadores japoneses de marca Tier 1 que soportan 105ºC y ofrecen una excelente garantía de funcionamiento. Es la misma marca que utilizan otros fabricantes de renombre, como be quiet! por ejemplo.

El panel de conexiones modulares cuenta con un pequeño PCB, donde ahora sí encontramos unas soldaduras de calidad excelente.

En la siguiente imagen podéis apreciar la electrónica responsable de transformar la corriente DC-DC (es decir, de 12V DC a +5V y +3,3V), esta vez sí en una sisterboard.

También podemos ver parte del disipador y el sistema de los MOSFETs y diodos para la corrección del factor de potencia.

Este es el transformador principal, responsable de transformar la corriente alterna en continua para que la pueda utilizar el hardware del PC.

Finalmente, aquí están las bobinas de control para la detección de voltaje, los condensadores C que forman parte del circuito de protección, el transformador secundario para 5Vsb y 12Vc y el filtro de entrada para el raíl de +12V principal.

En líneas generales, el interior de la Scutum X SemiMod es un poco caótico en el sentido de que los componentes no están excesivamente ordenados. Las soldaduras son excelentes en algunos sitios pero quizá insuficientes en los filtros de entrada, y creemos que el fabricante ha abusado un poco de esos «pegotes» aislantes por doquier, denotando que los componentes están quizá demasiado juntos y que deberían haber optado por una fuente de mayor tamaño para esta potencia (fijaos en la primera foto de esta sección, donde se ve claramente que el PCB principal no llega a los extremos de la carcasa).

Con todo, el interior es correcto y no vemos ningún defecto o señal de mala calidad por ninguna parte.

Pruebas de rendimiento de la Scutum X

Para probar esta fuente de alimentación hemos hecho uso de nuestra habitual plataforma Intel Alder Lake-S, consistente en el siguiente hardware:

Intel Core i9-12900K.
be quiet! Pure Rock 2 FX
2×16 GB CORSAIR DOMINATOR PLATINUM RGB DDR5 5.200 MHz
ASUS ROG MAXIMUS Z690 Hero.
TeamGroup Cardea A440 Pro 2 TB.
Gigabyte RTX 3070 Ti Gaming.

Este equipo tiene un consumo teórico máximo de unos 600 vatios, por lo que no es para nada descabellado utilizar una fuente de alimentación de 850W para tener margen.

Antes de comenzar con las pruebas propias, vamos a ver como de costumbre los datos oficiales de la entidad de certificación 80 Plus…. y os vais a quedar boquiabiertos. Comenzamos viendo la gráfica de eficiencia, donde la Scutum X SemiMod muestra que es más eficiente cuanto menos sea el consumo del equipo, pero aun así nos muestra unos valores increíbles que superan el 90% de eficiencia… ¡y eso que es 80 Plus Bronze!

En la siguiente gráfica podemos ver la entrega de potencia con respecto a la potencia consumida. Cuanto menor sea el área de color rojo, menos potencia se desperdicia en forma de calor, y mejor para nosotros.

En la siguiente tabla podéis ver las pruebas empíricas de eficiencia a diferentes niveles de carga.

Como podemos apreciar, a un 10% de carga esta fuente de alimentación ya está entregando valores de eficiencia por encima del 87%, que será lo que tendremos con el equipo en reposo. Pero, en cuanto comenzamos a «darle caña» al PC y el consumo empieza a subir, nos topamos con eficiencias incluso por encima del 91% al 20% de carga y de casi el 91% al 50% de carga. Luego, tal y como vimos en la gráfica inicial, la eficiencia va bajando hasta un 86% al 100% de carga.

Estos valores son impresionantes para una fuente 80 Plus Bronze, y fácilmente Nfortec podría haberla certificado con un sello superior.

Vamos ahora sí con las pruebas propias, y para ello hemos utilizado OCCT en su última versión con una carga de 10 minutos al máximo (CPU y GPU). Este ha sido el resultado obtenido.

Como se puede apreciar, esta Scutum X SemiMod ni se inmuta con el PC de pruebas al máximo, y todos los raíles se mantienen completamente estables.

De hecho, podemos ver aquí en los máximos y mínimos, que el raíl de +12V se mantiene entre 11,904V y 12V exactos todo el tiempo, mientras que el de +5V está siempre entre 5,04 y 5V exactos y el de +3,3V oscila entre 3,392 y 3,408V, quizá un poco alto pero desde luego con una estabilidad admirable.

Conclusión y veredicto

Después de estar probando el comportamiento y funcionamiento de esta Nfortec Scutum X SemiMod de 850W, solo podemos decir que nos ha sorprendido hasta casi dejarnos con la boca abierta. Realmente, cuando ves que es una fuente de alimentación de 80 Euros y con certificación de eficiencia 80 Plus Bronze, no te esperas que sea gran cosa, máxime siendo semi modular y con un interior un poco caótico como hemos visto en el análisis.

Pero luego, la conectas al PC y ves que sus raíles son tremendamente estables, y que su eficiencia está muy pero que muy por encima de lo que el sello de certificación de eficiencia que porta sugiere, así que desde luego parece que hayas comprado una fuente de alimentación de mayor gama a lo que pensabas inicialmente… y puede que así sea.

El que sea semi modular no nos molesta para nada, ya que al final tanto el conector ATX como el EPS lo vas a utilizar sí o sí, así que lo tendrás que conectar de todos modos. De lo que sí que le sacamos pegas es que para ser una fuente de 850 vatios tenga tan solo un conector EPS de 4+4 pines, cuando la mayoría de placas modernas ya requieren dos de estos conectores… es una lástima, y realmente no entendemos cómo Nfortec no ha añadido conectores adicionales, pero bueno.

En todo caso, creemos que esta fuente es bastante buena, eficiente y fiable, y por este motivo le otorgamos nuestro galardón de Oro, así como nuestra recomendación por su muy buena relación prestaciones / precio.

The post Probamos la Nfortec SCUTUM X SemiMod, una fuente barata pero fiable appeared first on HardZone.