HardZone – Portátil, CPU ARM y todo montado por nosotros, ¿es posible hacerlo?

La ISA ARM se ha convertido en una alternativa a la x86, la cual sigue dominando el mundo del PC después de más de cuarenta años. Cada vez más hay gente que se plantea con CPUS que utilizan dicho set de registros e instrucciones para trabajar, en especial ordenadores portátiles. Si te has planteado montar un PC portátil con una CPU ARM, entonces sigue leyendo.

El anuncio hace un año del abandono de los procesadores x86 por parte de Apple y el interés de NVIDIA en comprar ARM Holdings han puesto a ARM en el punto de mira. Pero, ¿sabías que puedes montar a día de hoy un PC basado en una CPU ARM? Y qué mejor que un ordenador portátil para ello. ¿Hasta qué punto es posible hacerlo y qué limitaciones existen?

La situación de las CPU ARM en PC

Lo primero que tienes que tener en cuenta es que un PC basado en ARM no podrás utilizar los programas para x86 debido a la incompatibilidad de los binarios en los que están codificados los programas. Por lo que no vais a poder utilizar vuestras aplicaciones clásicas de Windows en un ordenador de este tipo, por lo que de entrada representa una desventaja.

Si hacemos un rápido vistazo al mercado de las CPU con ISA ARM veremos que hay una mayor cantidad de fabricantes de los mismos. Lo que en teoría hace que los costes sean mucho más bajos a la hora de conseguir nuevas CPUs basadas en esta ISA. Todo ello debido a que no existe un duopolio de precios pactados entre dos fabricantes como es el de Intel y AMD con los x86. Al mismo tiempo no nos podemos olvidar que no podemos comprar CPUs ARM aparte para montar en el socket de una placa base, debido a la naturaleza del mercado PostPC donde el hardware se vende totalmente integrado.

Por lo que las opciones a la hora de montarse un portátil o cualquier otro de PC basado en ARM son realmente escasas y se basan en PCs ya preconstruidos de varios fabricantes que han adoptado este tipo de procesadores. Por lo que a día de hoy es casi imposible construir un PC con una CPU ARM y la mayoría son preconstruidos por parte de diversos fabricantes, lo que nos lleva a que al contrario de lo que ocurre en PC no podemos montar un PC nosotros utilizando una CPU ARM como si que lo hacemos con una x86.

¿Puedo montar un PC portátil con una CPU ARM?

Pues si, so que puedes y para ello solo necesitas adquirir un Single Board Computer con dicha arquitectura, siendo Raspberry Pi la más utilizada de todas para ello. Bueno, en realidad es la única opción disponible y es por ello que hemos centrado este tutorial en convertir una Raspberry Pi en un ordenador portátil.

¿Qué ventajas tiene? Pues en primer lugar que una Raspberry Pi es muy barata y por tanto podrás tener un portátil para tareas generales que será lo suficientemente potente. Al fin y al cabo tenemos el ejemplo de la propia Raspberry Pi 400, el cual se vende cómo un ordenador completo. También se ha de tener en cuenta que existe un ecosistema alrededor de esta Single Board Computer que ha crecido mucho en sus últimos años debido a su popularidad.

Y dado el bajo consumo de las Raspberry Pi, no en vano existen modelos de consolas portátiles retro basadas en el popular SBC, se puede utilizar sin problemas como ordenador portátil. No con la potencia de un PC gaming, pero sí que puede ser un perfecto complemento para estudiar, hacer trabajos de oficina e incluso navegar por internet. Con la ventaja de hacerlo en cualquier lugar.

Los mejores kits para convertir tu Raspberry Pi en un ordenador portátil

En el mercado podéis encontrar varios kits que os permiten transformar vuestra Raspberry Pi en un ordenador portátil, hay que recordar que estos kits no incluyen el SBC y muchos de ellos están enfocados de cara al mercado educativo, por lo que os van a pedir estar un tiempo recién sacados de la caja para montarlos. Por lo que no son para gente con poca paciencia y es por ello que hemos escogido dos kits en los que puedes instalar una Raspberry Pi de manera fácil y sin complicaciones.

Pi-Top 3, kit para tener tu portátil basado en ARM

El primer kit que vamos a tratar es el Pi Top 3, se trata de una carcasa completa de portátil, la cual incluye todos los elementos necesarios para convertir el popular SBC en un ordenador portátil totalmente funcional, incluyendo la pantalla. Y de una forma mucho más fácil que otros kits que veremos en este mismo artículo. ¿Su única limitación? El hecho de que está diseñado para utilizarse con el menos potente Raspberry Pi 3+ en vez del de cuarta generación, por lo que tiene como consecuencia un rendimiento mucho más bajo.

El kit viene con una pantalla de 14 pulgadas a resolución Full HD, y un teclado de portátil que se puede deslizar hacia nosotros para poder interactuar con los componentes que tengamos instalados en el interior. Y como todo buen portátil viene con una batería de polímero de litio que te dará un uso continuado entre 8 y 10 horas con un tiempo de carga completo de 90 minutos.

Su instalación es extremadamente sencilla y es una forma ideal de tener un portátil ARM sin rompernos mucho la cabeza.

CrowPi2, kit enfocado a la educación, pero perfecto cómo portátil low cost

El segundo kit que os traemos para montar vuestro portátil basado en ARM es el CrowPi2, al igual que el Pi-Top 3 se trata de un kit pensado para instalar la Raspberry Pi pero esta vez compatible con Raspberry Pi 4B. Su tamaño es un poco más pequeño, ya que su pantalla pese a ser Full HD es de 11.6 pulgadas. No obstante es mucho más grueso y nos retrotrae a una década hacia atrás en lo que al diseño de los portátiles se refiere, pero el motivo en cuanto a su grosor lo veremos un poco más adelante.

¿Otras diferencias respecto al Pi-Top 3? El hecho de incluir una cámara de 2 Megapíxeles, tener altavoces integrados y tener minijack tanto para micrófono como para auriculares. En cuanto a su teclado, este no es desplazable, sino que es totalmente inalámbrico por lo que vas a necesitar cargarlo, por suerte puedes utilizar el de la propia Raspberry Pi para cargar el teclado y el trackpad que trae integrado.

Si levantamos el teclado nos encontramos con lo que es una Electronic Workshop y es que este portátil está pensado para el mercado educativo realmente y para realizar los clásicos proyectos para los que se utiliza una Raspberry Pi, lo que no significa que no podamos utilizarlo como un kit portátil de uso más general. Pero se trata de una particularidad extra que va a ser valorada para los aficionados al mundo del STEM.

The post Portátil, CPU ARM y todo montado por nosotros, ¿es posible hacerlo? appeared first on HardZone.