HardZone – Microsoft pone fecha a la escasez de Xbox Series X, ¿demasiado tarde?

Xbox Series X y S out of stock

El problema del stock de las consolas (y las tarjetas gráficas) de nueva generación está siendo un problema desde hace ya meses, y todo apunta a que va a seguir siéndolo durante bastante más tiempo. En lo relativo al stock de las consolas Xbox Series X el problema parece todavía más agravado ya que Microsoft ha confirmado que todo su stock está ya vendido, y que no esperan que la situación se empiece a normalizar hasta «por lo menos junio«.

Los grandes fabricantes de chips como TSMC, GlobalFoundries y Samsung están teniendo graves problemas para poder satisfacer la demanda; no es que tengan problemas reales en sus fábricas, sino que su ritmo de fabricación es el que es y no dan abasto para poder cumplir con los pedidos que les hacen, dando como resultado una escasez de chips que está retrasando la producción de todos los productos que se basan en ellos, como las consolas y las tarjetas gráficas sin ir más lejos.

Sin stock de Xbox Series X hasta «por lo menos» junio

Microsoft ha confirmado que ha vendido hasta la última Xbox Series X y S que tenía en stock durante el último trimestre; poco a poco van saliendo algunos envíos de consolas, pero éstas llegan a cuentagotas a las tiendas y tendrás suerte si en algún momento ves alguna en stock y tienes la oportunidad de comprarla. Lo grave de la situación es que Microsoft prevé que vamos a seguir en esta misma situación durante unos cuantos meses más, y si inicialmente la compañía dijo que esperaba que en el mes de abril la situación se normalizara, ahora han dicho que hasta «por lo menos» junio seguiremos igual.

Xbox Series X salón

Es importante destacar que, además de los problemas de existencias para las consolas de nueva generación y las nuevas GPUs de AMD y NVIDIA, los consumidores también se enfrentan a los llamados scalpers (revendedores), que utilizan herramientas automáticas para hacerse con stock de consolas y tarjetas gráficas con el objetivo de venderlos luego más caros en el mercado de segunda mano, un problema que se está acrecentando cada vez más y para el que las compañías no están poniendo soluciones tajantes.

Mike Spencer, el «jefazo» de la división Xbox de la compañía, dijo que Microsoft se embolsó 5.000 millones de dólares en juegos durante el último trimestre, una cifra de récord a la que nunca habían llegado en toda su historia. La venta de todas las unidades de Xbox Series X es una de las principales razones para justificar este ingente nivel de ingresos, y no podemos sino preguntarnos cuánto habrían ganado de haber tenido consolas suficientes como para satisfacer la demanda.

¿Cuándo terminará esta escasez?

He aquí el quid de la cuestión. Este no es un problema que afecte únicamente a las consolas de Microsoft, sino que Sony con su PS5 y tanto AMD como NVIDIA con sus gráficas de nueva generación están sufriéndolo, y el problema no es que haya problemas reales o que falten materias primas, sino que el motivo de la escasez es, simplemente y como ya explicó el CEO de NVIDIA, que la demanda supera con creces la oferta.

Esto obviamente es por culpa de una mala planificación por parte de todos los contendientes de esta historia, ya que si no tenían stock inicial para realizar una campaña de lanzamiento satisfactoria lo mejor para todos habría sido retrasar el lanzamiento hasta tener stock suficiente para poder cubrir con la demanda, pero como siempre las ansias de ganar dinero cuanto antes y así recuperar la inversión de desarrollo les ha podido a todos y es lo que nos ha llevado a la situación de escasez que vivimos ahora.

Efectivamente, lo estamos diciendo así de claro: la culpa no es de TSMC, Samsung o GloFo porque su producción es la que es y no tienen capacidad para fabricar chips más rápido, sino que es una falta de previsión por parte de Microsoft, Sony, NVIDIA y AMD de este hecho. Y precisamente porque los fabricantes de chips no pueden mejorar su ritmo de producción es por lo que esta situación de escasez va a seguir latente o bien hasta que la oferta consiga igualar a la demanda (que, al ritmo que va, llevará muchos meses todavía) o hasta que se encuentre una solución alternativa, como por ejemplo buscar otros fabricantes de chips que puedan hacerse cargo de los diseños de los fabricantes en sus nodos de fabricación.

Esta segunda opción es complicada, porque si fabricantes gigantescos como son TSMC o Samsung no dan para más, otros fabricantes más pequeños difícilmente podrán hacerse cargo. En definitiva y lamentablemente, solo nos queda seguir esperando a que estos productos vayan llegando a cuentagotas y que, por fin, la oferta se iguale poco a poco a la demanda. Eventualmente la escasez terminará, pero es imposible saber cuándo, y la interrogante que nos queda es qué va a pasar con las próximas generaciones de tarjetas gráficas en este caso, ya que las próximas generaciones de consolas están obviamente muy lejos todavía.

The post Microsoft pone fecha a la escasez de Xbox Series X, ¿demasiado tarde? appeared first on HardZone.