HardZone – La GPU dedicada de Intel podría estar a la vuelta de la esquina… o no

Las GPU dedicadas Intel Xe DG2 llevan ya bastante tiempo «flotando» en el horizonte; ahora, mientras la demanda de tarjetas gráficas parece insaciable y se ve acrecentada por la escasez de chips, parece el momento óptimo para que Intel lance sus primeras GPUs dedicadas para escritorio, máxime cuando ni NVIDIA ni AMD tienen (en teoría) ningún lanzamiento más en la recámara.

A finales de la semana pasada, Pete Brubaker de Intel dijo que «DG2 está a la vuelta de la esquina» en un anuncio tuiteado para una nueva incorporación en el equipo de desarrollo de Intel. El anuncio es para un «ingeniero sénior de relaciones con desarrolladores de juegos» que podrá ayudar a éstos a optimizar sus títulos para el nuevo hardware de Intel, un trabajo que debe iniciarse meses antes del lanzamiento de una nueva arquitectura, por lo que coloca el comentario de Brubaker en conflicto con la realidad.

Intel: o lanzas ya las gráficas Xe DG2 o será demasiado tarde

Igor Walloseek de Igor’s Lab dice que Intel ya está en negociaciones con ASUS y MSI por lo menos, pero también ha afirmado que según fuentes confiables, Intel comenzará a fabricar los chips de las gráficas DG2 de gama básica en noviembre o diciembre, y las de gama alta en enero o febrero de 2022. Una línea de tiempo como esa desde luego no concuerda con la promesa de la compañía de que sus GPUs dedicadas para escritorio estarían en el mercado este año, pero Walloseek tiene un mejor historial de precisión que los infames pronósticos de varios años de Intel.

El hecho es que en este momento hay un tremendo agujero en el mercado: ni AMD ni NVIDIA tienen stock de sus tarjetas gráficas y además no se prevén nuevos lanzamientos en el horizonte, por lo que sería un momento inmejorable para que Intel apareciera en el mercado con sus GPUs dedicadas, pues aunque su rendimiento estuviera por debajo de la competencia desde luego es de prever que venderían todas las unidades que fueran capaces de fabricar debido a la alta de manda de GPUs y al bajo stock de éstas.

Si al final estos vaticinios se hacen realidad e Intel no comenzará con la fabricación de estas GPUs Xe DG2 hasta finales de año o principios del que viene, su lanzamiento podría postergarse hasta por lo menos el verano de 2022, momento en el que ya podría ser demasiado tarde como para que sus productos tuvieran cierto éxito.

¿Qué podemos esperar de las gráficas dedicadas de Intel?

Intel ha confirmado repetidamente que están usando modelos de 512, 384, 256, 196 y 128 EUs donde cada una tiene un rendimiento similar a ocho núcleos (shaders). Faltan dos meses para el segundo aniversario de la filtración que reveló por primera vez las configuraciones de 512, 256 y 128 EUs de DG2, y ya por aquel entonces se suponía que el modelo de 512 EUs a 1800 MHz debería alcanzar los 14,7 TFLOPs, un poco más que una RTX 2080 Ti.

Como bien sabéis, Intel Xe es una arquitectura totalmente nueva cuyo rendimiento no se puede predecir fácilmente. No obstante, a menos que pudiera alcanzar velocidades de reloj absurdamente altas una GPU con 512 EU y memoria GDDR6 de gama media no podría competir con la gama alta de AMD o NVIDIA (como con la RTX 3090), lo que significa que Intel no competiría en la gama alta de tarjetas gráficas pero sí que podía entrar en la media-alta, siempre y cuando no siga retrasando mucho el lanzamiento porque como espere al verano de 2022 como hemos mencionado antes, es potencialmente posible que tanto NVIDIA como AMD tengan ya su siguiente generación en la recámara.

Intel tiene por lo tanto ahora una ocasión irrepetible para entrar y sacudir el mercado de las GPUs, pero como no se den prisa en aprovecharla puede que para cuando sus GPUs de escritorio lleguen al mercado ya se hayan quedado atrás incluso antes de llegar.

The post La GPU dedicada de Intel podría estar a la vuelta de la esquina… o no appeared first on HardZone.