HardZone – Alphacool Apex Stealth Metal, review: probamos los mejores ventiladores para PC

Construir un buen flujo de aire en cualquier caja de PC es un aspecto primordial para poder crear un buen equilibrio entre rendimiento y ruido, y por este motivo la elección de unos buenos ventiladores es algo primordial, sean para la caja, para el disipador o para el radiador de la refrigeración líquida. A este respecto, Alphacool es uno de los fabricantes más importantes del mercado de PC, y acaban de lanzar al mercado sus nuevos Apex Stealth Metal, unos ventiladores con marco de metal que vienen cargados de tecnología, y que en este artículo probamos de primera mano para mostrárnoslos y contaros qué tal funcionan.

No, no vale cualquier ventilador. Son muchos los usuarios que se quejan de que su PC recién comprado hace mucho ruido, o que en cuanto arrancan un juego los ventiladores se ponen a tope y el PC parece un avión a punto de despegar. Tener unos ventiladores de calidad, capaces de mover grandes cantidades de aire con bajo ruido es una clave fundamental para el buen funcionamiento del PC, tanto a nivel de mejorar la temperatura de los componentes para evitar problemas como para mantener un bajo nivel sonoro.

Alphacool Apex Stealth Metal, especificaciones técnicas

 Alphacool Apex Stealth Metal

Tipo de rodamientoHydro Dynamic Bearing

Dimensiones120 x 120 x 25 mm

Voltaje de funcionamiento6 – 12 V

Velocidad400 – 2000/3000 RPM ±10%
Modo Zero RPM

Ruido máximo24.6 dBA (2.000 RPM)
40.2 dBA (3.000 RPM)

Caudal de aire2.000 RPM: 76.81 CFM
3.000 RPM: 116.89 CFM

Presión estática2.000 RPM: 3.88 mm / H₂O
3.000 RPM: 6.22 mm / H₂O

Consumo2.000 RPM: 2.64 W
3.000 RPM: 6.60 W

IluminaciónNo

ConectorPWM de 4 pines

Como ya os habréis dado cuenta, los nuevos Alphacool Apex Stealth Metal vienen en dos versiones técnicamente hablando, pues hay un modelo que llega hasta las 2.000 RPM y otro que alcanza las 3.000 RPM para un rendimiento máximo, y como se puede ver en la tabla de especificaciones técnicas, la diferencia a máximo rendimiento es más que evidente.

Mientras que el modelo de 2.000 RPM es capaz de mover hasta 76.81 CFM de flujo de aire, los de 3.000 RPM alcanzan los 116.89 CFM, una cifra realmente astronómica que también se ve reflejada en la presión estática que son capaces de generar: hasta 3.88 mm H2O a 2.000 RPM y unos brutales 6.22 mm H2O a 3.000 RPM. El modelo de 3.000 ofrece un rendimiento absolutamente abrumador sobre el papel, aunque a costa de generar bastante más ruido: 40,2 dBA frente a los 24,6 dBA del modelo a 2.000 RPM.

Para lograr tamaño rendimiento, Alphacool ha instalado un motor de 6 polos muy silencioso a la vez que potente, con un sistema de 9 aspas bastante inclinadas y juntas, unidas en la parte exterior (esto evita vibraciones) que empujan una gran cantidad de aire generando un ruido bastante bajo.

Por supuesto, tal y como su nombre indica, una de las características destacadas de estos ventiladores Alphacool Apex Stealth Metal es que cuentan con un marco construido en metal (que por cierto, está disponible en color negro, blanco, cromo (plateado) y color oro), hecho que les otorga una gran robustez y una estética que ningún ventilador tradicional es capaz de emular, aunque eso sí, a coste de que el peso de cada ventilador sea bastante elevado: 320 gramos. Veremos a su vez cómo afecta esta estructura de metal a las vibraciones del ventilador, ya que para ello el plástico suele ser bastante más benigno.

Unboxing y análisis externo

Los Aphacool Apex Stealth Metal vienen embalados en cajas de cartón duro y color neutro en cuya cara frontal podemos ver cómo emula una «tapa» de cartón tras la que se esconde el ventilador. Aparte de esto, tenemos arriba el logo del fabricante y abajo el modelo del ventilador en cuestión.

En la parte trasera tenemos de nuevo este aspecto de que lleva una cubierta (no la lleva) tapando medio croquis con las dimensiones del ventilador en una cota lateral. Una pegatina nos indica el modelo concreto de este ventilador: los dos que nos han enviado son iguales, el modelo en color negro a 3.000 RPM.

Como podéis ver en la siguiente imagen, la caja en realidad se abre en forma de cofre; al hacerlo, nos topamos con un escueto manual de instrucciones, el ventilador perfectamente protegido por un plástico antiestático y enclaustrado entre cartón, y a la derecha una caja alargada que contiene los accesorios.

Entre los accesorios tenemos bastantes cosas:

Un paño para quitarle las huellas que se pueden quedar en la estructura metálica del ventilador.
Tres juegos de tornillos, todos ellos largos y de distintas roscas para adaptarse a cajas o radiadores según se necesite.
Tuercas «Stealth» para atornillar la parte trasera de los ventiladores cuando sea necesario.
Un cable extensor PWM de 4 pines.

Aquí podéis ver por fin el Alphacool Apex Stealth Metal ya fuera de su caja. De buenas a primeras lo primero que sorprende es el peso al sujetarlo con las manos, haciendo valer el metal con el que se ha construido su estructura. El color negro de la estructura metálica es mate, mientras que el de las aspas tiene un acabado brillante.

Por la parte trasera podemos ver que el motor de seis polos (de tamaño considerable) se sostiene con cinco soportes, y a través de uno de ellos sale el cable de alimentación y control.

A pesar de que por la forma que tiene la estructura pudiera parecer que el ventilador está abombado, en realidad es solo un efecto óptico y es perfectamente recto.

Las perforaciones para atornillar los ventiladores no tienen inserciones de goma, y son cóncavas para que la cabeza del tornillo quede escondida al apretarlo.

Las nueve aspas que conforman el ventilador son relativamente cortas (eso reduce las turbulencias) y bastante giradas para generar mucha presión estática. También podemos ver que están unidas en los extremos (esto también reduce las vibraciones y turbulencias) y tienen una forma irregular, en lugar de ser totalmente redondas.

El cable de conexión es extremadamente corto, y viene con un macho y un conector hembra para poder conectar varios ventiladores en serie (la idea es que luego uses el extensor que os hemos enseñado antes para ya conectar el ventilador final de la cadena donde proceda).

Estéticamente, hay que decir que al menos este modelo en color negro queda muy elegante y, aunado al hecho de que carece de iluminación, quedará bien literalmente en cualquier tipo de caja, radiador o disipador en el que se quieran instalar. Ya sabéis que «el negro pega con todo», pero recordad que también están disponibles en blanco, oro y plata.

Vistos los ventiladores, ha llegado la hora de ponerlos a prueba para poder contaros qué tal funcionan.

¿Qué tal funcionan estos Alphacool Apex Stealth Metal?

Antes de nada, hay que mencionar que el fabricante recomienda tener funcionando los ventiladores unas 6 horas antes de probarlos, de manera que el aceite interno que lleva en el rotor se extienda correctamente por todo el interior del motor, y precisamente eso es lo que hemos hecho: hemos mantenido los ventiladores unas seis horas funcionando sin parar (a velocidad automática) antes de proceder a probarlos.

Como siempre que probamos unos ventiladores, lo hacemos «al aire», sin instalarlos en una caja, radiador o disipador para poder ver su comportamiento sin restricciones externas, ya que de lo contrario su rendimiento dependería mucho de dónde lo estés utilizando. Además, es la mejor manera de poder comparar su funcionamiento con otros ventiladores.

Vamos a comenzar con la sonoridad, y a este respecto hemos de decir que hemos realizado tres mediciones en lugar de las dos habituales:

Dejando los ventiladores en automático por PWM.
Configurando su velocidad a 2.000 RPM.
Configurando su velocidad al máximo (3.000 RPM).

De esta manera, y ya que Alphacool nos ha enviado el modelo de 3.000 RPM que es el que más rendimiento ofrece pero también más ruido emite, podemos hacernos una idea del comportamiento que tendrá el modelo de 2.000 RPM que también vende.

Para medir el ruido hemos utilizado un sonómetro Protmex PPM-SM001 a una distancia exacta de 50 centímetros, de manera que el dato que obtenemos es literalmente dBA. Este ha sido el resultado.

Como podéis apreciar, los Alphacool Apex Stealth Metal no son los ventiladores más silenciosos del mercado, pero hay que decir que hasta que llegan a unas 1.800-2.000 RPM el ruido que emiten es casi inapreciable, y será menos cuando se encuentren dentro de un PC con la caja cerrada. Ahora bien, cuando funcionan a 3.000 RPM la cosa cambia y entonces sí que hacen bastante ruido, si bien es cierto que el ruido que se oye es el del aire siendo empujado a gran velocidad y no un ruido desagradable del rotor o las aspas.

Como los dBA dichos en bruto seguramente no os digan mucho, echad un vistazo a esta tabla para que podáis haceros una idea del nivel de ruido que emiten estos ventiladores.

Fuente de sonidodBEfecto

Avión despegando a 25 metros150Se rompen los tímpanos

Pista de despegue de un aeropuerto140Umbral del dolor

Despegue de un caza militar a 20 metros130Dolor. Es 32 veces más intensidad que 70 dBA.

Bocina de un camión a 1 metro. Concierto en directo.110Media del dolor humano. 16 veces más intensidad que 70 dBA.

Cortadora de césped eléctrica. Helicóptero a 30 metros.100Ocho veces más intensidad que 70 dBA. Mantener este nivel durante 8 horas causa daños en los tímpanos.

Motocicleta a 10 metros904 veces más intensidad que 70 dBA. Puede llegar a dañar los tímpanos si se está expuesto durante más de 8 horas.

Lavavajillas. Fábrica (promedio).80El doble de intensidad que 70 dBA. Umbral de lo que suele resultar molesto.

Audio de la TV70A partir de esta intensidad, ya resulta molesto para muchas personas.

Conversación en un restaurante60La mitad de intensidad que 70 dBA.

Conversación normal en una casa.50Cuatro veces menos intenso que 70 dBA.

Biblioteca40Un octavo de la intensidad de 70 dBA.

Zona rural30Dieciséis veces menos intenso que 70 dBA.

Susurro20Apenas audible si no se está muy cerca.

Respiración10Inaudible para la mayoría. El ser humano normalmente no suele escuchar su propia respiración.

Silencio absoluto0Es literalmente imposible que un ser humano «oiga» el silencio absoluto, pero este es el umbral de la audición.

Veamos ahora qué tal funcionan los Alphacool Apex Stealth Metal a la hora de mover aire, y para ello hemos utilizado un anemómetro Holdpeak HP-866-A. De nuevo, hemos realizado tres mediciones, en este caso a 1.000 RPM, 2.000 RPM y a máxima velocidad (en este caso, 3.000 RPM), con el siguiente resultado medido.

La verdad es que a 1.000 RPM los Alphacool Apex Stealth Metal tampoco es que destaquen demasiado por encima de la competencia, aunque hay que decir que están al nivel de muchos ventiladores de 140 mm del mercado siendo de 120 mm (por cierto, que en el futuro Alphacool lanzará una versión de 140 mm de estos ventiladores), pero a máxima velocidad la cosa cambia y mucho.

Por ejemplo, si los comparamos con los Arctic P12 Max, unos ventiladores capaces de funcionar hasta a 3.300 RPM, más rápido que los de Alphacool, podemos ver que la diferencia de caudal de aire es abrumadora, con más de 36 CFM de diferencia. De hecho, mueven más aire incluso que ventiladores de Corsair de 140 mm, aunque eso sí, a 2.000 RPM.

Para que os hagáis una idea, si cogéis uno de estos Alphacool Apex Stealth Metal y lo ponéis encima de la mesa a 3.000 RPM no solo hará que se vuelen los papeles que tengáis, sino que los mandará al otro lado de la habitación. Y si ponéis la cara delante, os sentiréis como montando en moto sin casco… o casi. En serio, el caudal de aire que mueven es abrumador y, además, bastante dirigido hacia delante, hecho que los convierte en posiblemente los mejores ventiladores del mercado cuando buscas el mejor rendimiento sin parangón.

Conclusión y veredicto

Alphacool es toda una autoridad en el segmento de la refrigeración para PC, y como fabricante especialista en sistemas de refrigeración líquida no podía quedarse atrás con los ventiladores que fabrica para enfriarlos, y estos Alphacool Apex Stealth Metal son la prueba viviente de ello.

Da igual si los necesitas como ventilador de caja, para radiador o para disipador, con estos ventiladores lo que vas a obtener es la máxima calidad y robustez con esa estructura de metal, con una estética elegante y casi minimalista pero con un rendimiento abrumador. Ya sea que utilices una refrigeración líquida custom o una AIO para mantener a raya la temperatura de los procesadores más calientes del mercado, con estos ventiladores tienes garantizada la mayor eficiencia a la hora de evacuar el calor, pues proporcionan un flujo de aire y una presión estática sin parangón en el mercado actual de refrigeración: no tienen competencia.

Ahora bien, la calidad y el rendimiento tienen en este caso una parte mala, y es que por un lado cada ventilador tiene un precio de unos 30 Euros, y por otro lado, son bastante ruidosos cuando funcionan a pleno rendimiento.

Dependerá de lo que busques y necesites, pero nosotros sin duda no podemos sino recomendar estos ventiladores de Alphacool y otorgarles nuestro galardón de Platino, destacando tanto su enorme rendimiento como su diseño.

The post Alphacool Apex Stealth Metal, review: probamos los mejores ventiladores para PC appeared first on HardZone.