HardZone – 6 curiosidades del primer disco duro que no sabías

Adquirir un disco duro o un SSD, es algo muy sencillo, solo hay que entrar en Amazon y encontrar una variada oferta. La primera unidad de disco duro se lanzo en septiembre de 1956 por parte de IBM y recibía el nombre de IMB 305 RAMAC. Te vamos a contar algunas curiosidades y mitos al respecto del primer disco duro de la historia.

Lo primero que debes saber es que antes de esta solución, la mayoría de datos se almacenaban en tarjetas perforadas. Tenían muchos problemas, siendo los principales el ocupar muchísimo espacio y ser difícil de encontrar la información que se buscaba. Además, eran de un material bastante delicado y se podrían romper con cierta facilidad, quedando inutilizadas.

Curiosidades y mitos en torno al IBM 305 RAMAC

Siempre es interesante volver al pasado para ver como ha evolucionado y avanzado la tecnología. Una de las que más ha evolucionado es la del almacenamiento, pudiendo llevar en el bolsillo una enorme cantidad de información, pero hubo un tiempo en que esto no era así.

La primera solución de almacenamiento fue el IBM 305 RAMAC. Decir que las siglas RAMAC significan Random Access Memory ACcounting System, que en castellano es Sistema de Contabilidad con Memoria de Acceso Aleatorio. Dicho sistema media 1.52 metros de largo, 1.73 metros de altura y 74 centímetros de profundidad.

La primera unidad fue comercializada en septiembre de 1956. Algo bastante curioso es que se podía adquirir una de estas unidades o alquilarla por una cantidad al mes. Concretamente, la unidad costaba unos 34.500 dólares, unos 300.000 euros actuales, contando la inflación. Se podía alquilar, por unos 3.200 dólares, que sería unos 29.000 euros al mes en la actualidad, aproximadamente.

Aunque pueda parecer caro, fue un gran ahorro de tiempo, espacio y recursos para las instituciones que lo usaron. Ofrecía un almacenamiento equivalente a 64.000 tarjetas perforadas, lo cual suponía enormes ahorros. Podías acceder a la información de manera mucho más sencilla con un coste menor.

Pero que que se suele hablar del IBM 305 RAMAC como un disco duro, en realidad es un ordenador comercial. Se conformaba por una perforadora de tarjetas, una unidad central del procesamiento, una fuente de alimentación, una consola/lector de tarjetas del operador y una impresora.

Además, el 305 RAMAC fue de las últimas computadoras de tubo de vacío fabricadas y construidas por IBM.

El peso, el mayor de sus mitos

Muy posiblemente has visto una fotografía de la unidad siendo trasportada en avión o descargada de un camión por varios operarios. Estas imágenes son reales y es que era un sistema enorme, complejo y muy pesado.

Normalmente se indica que pesaba más de una tonelada el IBM 305 RAMAC y esto no es totalmente cierto. El sistema en si mismo tenía un peso realmente de 907 kilos, que ya es mucho. Entonces, ¿por qué todos dicen que este sistema pesaba más de una tonelada?

Pues el truco esta en el propio disco duro, que requería de un compresor de aire adicional. Este compresor era independiente y rondaba los 200 kilos, de ahí que se diga que es diga que este sistema pesaba más de una tonelada. No es del todo falso, pero es inexacto.

Su capacidad, otro error

La unidad de almacenamiento estaba conformada por 50 discos de 61 centímetros de diámetro que giraban a 1.200 RPM. Esto es todo correcto, no hay errores en esta información, aunque si hay discrepancias en la capacidad. Normalmente se indica una capacidad de entre 4.4 MB y 5 MB, pero estas capacidades que se suelen alegar son incorrectas.

Sabemos que la unidad podía almacenar 5 millones de caracteres. El sistema utilizaba un código de grabación de 8 bits, de los cuales 6 bits representaban los datos, además, de tener un bit de paridad y un bit de espacio. Como la capacidad se expresa en bits de datos, debemos realizar una sencilla operación que es multiplicar los caracteres que podía almacenar por la división entre los bits de datos y de grabación. Queda así: 5 millones de caracteres * (6/8) = 3.75 MB

Por lo tanto, la capacidad útil para almacenar de la unidad es de 3.75 MB. Ahora tenemos la capacidad formateada (útil), nos falta saber la capacidad sin formato, que es la capacidad total de la unidad.

La capacidad de 4.4 MB vendría dada porque el calculo se realiza con 7 bits de los 8 registrados. Para este supuesto se toman en cuenta los 6 bits de datos más el de paridad.

The post 6 curiosidades del primer disco duro que no sabías appeared first on HardZone.